CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Lo que necesitas para tener un parto seguro en casa

Por Kristen Rogers

(CNN) — Para las mujeres embarazadas que consideran un parto en su hogar, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) ha actualizado sus pautas con todo lo que deben tener listo para garantizar la seguridad y el bienestar de la madre y el bebé.

La AAP generalmente no recomienda partos en casa planificados, citando un mayor riesgo de complicaciones y mortalidad infantil.

López-Gatell: Es importante cuidar a embarazadas del covid-19 2:12

Sin embargo, la organización dice que depende de los padres decidir, y para aquellos que saben que preferirían un parto en el hogar, la AAP dice que es mejor para las mujeres que no tienen enfermedades preexistentes o maternas y que pueden planear tener dos proveedores médicos presentes que tengan las habilidades y equipos necesarios.

Algunas mujeres optan por partos en el hogar por varias razones, desde el control de su entorno hasta su comodidad e inclusión de la familia.

Las parteras también informan que, durante la pandemia, han recibido un aumento en las consultas de las madres sobre los partos en el hogar, dijo la Dra. Kristi Watterberg, profesora emérita de pediatría con un enfoque en neonatalogía en la Universidad de Nuevo México, y la autora principal de las pautas actualizadas de la AAP.

«Creo que nosotros, como profesionales médicos, debemos hacer un mejor trabajo para reconocer que el parto no necesariamente necesita ser medicalizado», dijo Watterberg. «Muchas mujeres no quieren ir al hospital donde automáticamente se les pone una vía intravenosa y hacen esto y aquello y ponerlas en un monitor. [En los partos en casa], hay menos intervención y la tasa de cesáreas es mucho más bajo».

MIRA: ¿Afecta el coronavirus el embarazo?

Si bien estudios recientes han encontrado que las mujeres embarazadas no tienen un mayor riesgo de enfermedad grave y muerte por covid-19, algunas pueden estar preocupadas por entrar en contacto con personas enfermas dentro de un hospital. El Dr. Joshua Copel, profesor de obstetricia, ginecología y ciencias de la reproducción en la Universidad de Yale que no participó en el informe, sugiere que las madres no dejen que el miedo sea el factor determinante en su decisión.

«Creo que es realmente importante para las mujeres no tener miedo a los hospitales en este momento», dijo Copel. «Los hospitales son totalmente conscientes y hacen todo lo posible para minimizar los riesgos de que las mujeres se enfermen con covid-19 y otras cosas».

Para aquellos que desean tener un parto en el hogar, esto es lo que recomiendan las pautas actualizadas de la AAP.

Candidatas para partos en casa

Las mujeres se consideran elegibles para partos en el hogar si no tienen una enfermedad preexistente o una enfermedad que surge durante el embarazo. Eso incluye diabetes o preeclampsia, que es una complicación caracterizada por la presión arterial alta que puede causar posibles daños a órganos como el hígado o los riñones.

La AAP también recomienda que las mejores candidatos para el parto en el hogar tengan un solo feto y tengan al menos 37 semanas de embarazo.

El parto en casa que es espontáneo o inducido como paciente externo es ideal. Si las mujeres tienen un bebé que viene de nalgas, llevan más de un feto o han tenido partos por cesárea anteriores, no se les aconseja que tengan un parto en casa planificado.

Según lo recomendado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, según el informe, todas las mujeres embarazadas deben someterse a pruebas de detección de estreptococos del grupo B a las 35 a 37 semanas de gestación. Las mujeres con estreptococo que están teniendo partos en el hogar deben recibir un antibiótico en el hogar al menos cuatro horas antes del parto.

Los bebés que tienen restricción del crecimiento intrauterino o cuyas madres tienen diabetes deben nacer en un hospital o centro de maternidad debido al mayor riesgo de hipoglucemia y otras complicaciones.

MIRA: Así están cambiando los embarazos por causa de la pandemia del coronavirus

Preparación de parto en casa

Si estás planeando dar a luz en tu hogar, hay varios sistemas que debes tener para apoyarte a ti y a tu bebé.

Para empezar, asegúrate de tener un transporte seguro y oportuno en caso de que experimente complicaciones imprevistas antes del nacimiento, según el informe.

También ten a mano un médico o una partera certificada por la Junta de Certificación de Partería Estadounidense, o cuya educación y licencia cumplan con los Estándares Globales de Educación de la Partera de la Confederación Internacional de Parteras para practicar dentro de un sistema de salud regulado.

Los partos en el hogar deben ser atendidos por al menos dos proveedores de atención, uno de los cuales tiene la capacitación y las habilidades para atender las necesidades del bebé, mientras que el otro atiende a la madre, según lo recomendado por la AAP y la American Heart Association.

MIRA: Anestesia general en cesáreas aumentaría riesgo de depresión postparto, según estudio

Los proveedores deben tener la capacitación, las habilidades y el equipo necesarios para la reanimación infantil, ya que algunos bebés tienen dificultad para respirar cuando nacen o simplemente necesitan un poco de «ayuda para ponerse en marcha», dijo Watterberg.

Para garantizar que la madre y el bebé puedan recibir asistencia de emergencia adicional si es necesario, los proveedores deben asegurarse de que los teléfonos o cualquier otro método de comunicación funcionen antes del nacimiento. También controle el clima de antemano, ya que no querrá tener problemas para obtener ayuda médica de emergencia.

El hospital más cercano debe estar a 20 minutos como máximo. Y en caso de que tengas que ser trasladado a un hospital cercano, trata de hacer un acuerdo para que el personal médico esté familiarizado con tu situación con anticipación para reducir o eliminar un período de espera.

No es necesario decir que este nivel de planificación puede volverse más complicado debido a la pandemia, y es probable que las madres no puedan obtener la ayuda médica que necesitan en caso de emergencia.

Si estás tratando de decidir entre tener un parto en casa e ir a un hospital para el parto, eso es algo a tener en cuenta, dijo Watterberg.

«Un problema con [los nacimientos en el hogar] en este momento es que nuestros primeros respondedores, especialmente en varios puntos críticos y varias ciudades, están abrumados con la cantidad de llamadas que reciben… y puede tomar un tiempo llegar a donde estás», dijo. «Y en segundo lugar, cuando llegas al hospital terminas en la sala de emergencias donde estarías en el foco de  esto… creo que el covid-19 es en realidad un argumento para un parto planificado en el hospital en lugar de una emergencia».

Cuidar a tu bebé

Al tener un parto en casa, también es importante ser cuidadoso en el cuidado de un recién nacido en casa, ya que el bebé estará fuera de las garantías de los protocolos requeridos en los hospitales y centros de maternidad.

En las primeras cuatro a ocho horas después del nacimiento de un bebé, o en el período de transición, debe recibir calor inmediatamente. El contacto de piel a piel con la madre es el método más efectivo, según las pautas, pero deben estar disponibles almohadillas de calentamiento portátiles si el bebé necesita ser resucitado y no puede colocarse en el pecho de la madre.

Dentro de los primeros uno a cinco minutos de nacimiento, el proveedor de salud también debe comenzar a resucitar adecuadamente al bebé y asignar puntajes de Apgar. El puntaje de Apgar tiene cinco componentes: frecuencia cardíaca; esfuerzo respiratorio; tono muscular; irritabilidad (respuesta refleja) y color, como si están sonrojados o pálidos. Cada una de estas categorías recibe una puntuación de 0 a 2.

MIRA: Sus sueños de tener un bebé con fecundación in vitro se posponen debido al coronavirus

Los bebés que reciben reanimación durante más de 30 a 60 segundos o muestran signos de enfermedad deben ser transferidos a un hospital para un seguimiento y evaluación más cercanos.

El bebé debe ser monitoreado de cerca y recibir un examen físico detallado que incluya la evaluación de la edad gestacional y el estado de crecimiento intrauterino, así como los riesgos de afecciones que requieren atención adicional.

Si el bebé tiene menos de 37 semanas de edad gestacional, debe ser transferido a un hospital para que se lo evalúe en busca de afecciones relacionadas con la prematuridad o la mala alimentación.

La temperatura, la frecuencia cardíaca, el color de la piel, la circulación periférica, la respiración, el nivel de conciencia, el tono y la actividad deben controlarse y registrarse al menos una vez cada 30 minutos hasta que su condición se haya estabilizado durante dos horas.

Si una madre con estreptococo y su bebé permanecen asintomáticos, ambos pueden quedarse en casa. Pero si comienzan a mostrar signos de infección, deben ser llevados a un hospital.

En el hogar, los bebés también deben recibir vitamina K y vacuna contra la hepatitis B dentro de las primeras 24 horas de nacimiento.

Además, necesitan pruebas de glucosa, una prueba de audición, una prueba de detección de enfermedades cardíacas y un análisis de sangre.

La profilaxis ocular, cuando se colocan gotas o ungüento con antibióticos en los ojos de un recién nacido después del nacimiento, debe administrarse para proteger al bebé de una posible infección por gonorrea en el cuerpo de la madre.

Antes de irse, los proveedores deben proveer al menos una sesión de lactancia materna para observar la posición de alimentación, si el bebé se engancha al pecho de su madre y si hay transferencia de leche.

Por último, los proveedores deben proporcionar a las madres detalles sobre las citas de atención de seguimiento, que deben ocurrir dentro de las 48 horas posteriores a la primera evaluación.

Riesgos y beneficios

El informe reconoce el derecho de una mujer a elegir un parto en casa planificado, pero advierte que existen riesgos.

El parto en casa planificado en Estados Unidos se ha asociado con un aumento del riesgo absoluto de aproximadamente una o dos muertes fetales o de recién nacidos por cada 1.000 nacimientos vivos, según el informe. Los bebés nacidos en el hogar en EE. UU. también tienen una mayor incidencia de puntajes bajos de Apgar y convulsiones neonatales.

Aún así, dijo Watterberg, «los beneficios [de un parto en casa] están muy a favor de la madre. Hay tasas más bajas de [inducción] del parto. Hay tasas más bajas de desgarres. Las mamás pueden estar más cómodas; están en su propia situación y la familia puede estar allí».

MIRA: Coronavirus 20 de abril, minuto a minuto: más de 759.500 casos de coronavirus se han registrado en EE. UU.

Algunas mujeres tienen diferentes expectativas culturales sobre quién está involucrado en el parto, incluidos los niños y los parientes extendidos.

La comodidad y la felicidad de la madre pueden conducir a trabajos de parto más cortos y mejores, agregó Watterberg, que pueden beneficiar al bebé.

En general, las mujeres deben saber si son buenas candidatas para dar a luz en casa, dijo Watterberg. Escucha el consejo de tu médico y prepárate.