CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

El gobernador de Georgia reabrirá algunas empresas tan pronto como el viernes; otros estados contemplan planes similares

Por Paul LeBlanc

(CNN) — El gobernador de Georgia, el republicano Brian Kemp, anunció el lunes que ciertas empresas reabrirán esta semana, en una medida que rompe con la mayoría de gobiernos estatales y desafía las advertencias de muchos funcionarios de salud pública.

Kemp dijo específicamente que los centros de acondicionamiento físico, los locales de boliche, los estudios de arte corporal, los peluqueros, los salones de belleza y de uñas y los negocios de terapia de masajes pueden reabrir el viernes 24 de abril. Los teatros y restaurantes podrán abrir el lunes 27 de abril, mientras bares y clubes nocturnos permanecerán cerrados por ahora.

La decisión sigue la nueva orientación presentada por el presidente Donald Trump la semana pasada para ayudar a los estados a aliviar sus restricciones de distanciamiento social.

Según un modelo influyente citado a menudo por la Casa Blanca, del Instituto de Medición y Evaluación de la Salud, Georgia alcanzó su «pico» proyectado para muertes diarias hace 13 días, el 7 de abril.

Pero ese mismo modelo predice que docenas de personas morirá cada día en la próxima semana. Y para limitar el resurgimiento del virus, el modelo dice que Georgia no debería comenzar a relajar el distanciamiento social hasta después del 15 de junio, cuando el estado puede comenzar a considerar otras medidas para contener el virus, como el rastreo de contactos y el aislamiento.

En forma notable, Kemp dijo el lunes que ninguna ordenanza local puede restringir las aperturas, que se implementarán en todo el estado. «De la misma manera que cerramos cuidadosamente las empresas e instamos al cese de las operaciones para mitigar la propagación del virus, hoy anunciamos planes para reabrir de manera progresiva y segura algunos sectores de nuestra economía», dijo a periodistas.

Cuando se le presionó acerca del momento en que anuncia la medida, Kemp admitió que «probablemente tendremos que ver que nuestros casos continúen subiendo», pero dijo que el estado está más preparado para manejarlo. «Si tenemos una situación en la que una comunidad comienza a convertirse en un punto crítico, entonces tomaré más medidas. Pero en este momento (yo) siento que estamos en un buen lugar para avanzar», dijo.

Los estados del sur deliberan sobre el alivio de las restricciones

Los gobernadores republicanos de Tennessee y Carolina del Sur consideraron el lunes reaperturas por etapas similares, a pesar de que Carolina del Sur no cumple con los criterios sugeridos por la Casa Blanca.

El gobernador de Tennessee, Bill Lee, anunció que su orden de quedarse en casa en todo el estado expirará el 30 de abril, y la gran mayoría de las empresas en 89 condados podrán reabrir el 1 de mayo. Las empresas podrán abrir incluso antes, dijo.

«Nuestro Grupo de Recuperación Económica está trabajando con líderes de la industria durante todo el día para que algunas empresas puedan abrir tan pronto como el lunes 27 de abril», dijo Lee. «Estas empresas abrirán de acuerdo con la orientación específica que proporcionaremos de acuerdo con expertos estatales y nacionales en medicina y negocios».

El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, anunció que las tiendas minoristas que venden muebles, libros, música, flores, ropa y accesorios, así como los grandes almacenes, tiendas de artículos deportivos y mercados de pulgas, podían abrir al 20% de su capacidad o cinco personas por 1.000 pies cuadrados. Las playas, dijo, reabrirán el martes al mediodía.

¿Por qué Trump llama a desobediencia civil? 2:27

Los gobernadores demócratas de Illinois y Louisiana también dijeron que diferentes partes de sus estados podrían reabrir en el futuro cercano.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, dijo a periodistas que espera que el estado llegue a la fase 1 del plan de reapertura «más temprano que tarde». Esa fase limitaría las visitas a instalaciones para personas de la tercera edad y hospitales, pero se permitiría que grandes lugares así como gimnasios, cines y lugares de culto operen bajo protocolos de distanciamiento social. Las escuelas, bares y clubes permanecerían cerrados.

El gobernador de Illinois, JB Pritzker, dijo a periodistas que podría considerar diferentes pautas para reabrir distintas partes del estado, ya que considera que los cambios a la orden estatal de quedarse en casa expirarán a fin de mes. «Creo que lo importante es que queremos mantener a las personas seguras y también darles la capacidad de hacer todo lo posible sin propagar el virus. Y esas son las complicaciones», dijo. «Nada de esto se hace por capricho».

Esas deliberaciones se producen mientras se profundiza la tensión entre los líderes estatales y la Casa Blanca sobre quién es responsable de la tan necesaria expansión de la capacidad de realizar pruebas para detectar covid-19. En total, ha habido al menos 42.000 muertes y alrededor de 785.000 casos de coronavirus en EE. UU., según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Trump discutió la flexibilización de las restricciones con los gobernadores en una conferencia telefónica la semana pasada, y les dijo a los líderes estatales: «Van a tomar sus propias decisiones», según una persona familiarizada con la conversación. «He llegado a conocer a casi todos ustedes, a la mayoría de ustedes los he conocido y a algunos muy bien. Todos ustedes son personas muy capaces, creo que en todos los casos, personas muy capaces. Y van a tomar sus propias decisiones», dijo el presidente el jueves.

Citando la orientación de la Casa Blanca, Kemp dijo el lunes que «apreciamos su liderazgo y compartimos el deseo del presidente de reabrir la economía y lograr que los estadounidenses vuelvan a trabajar». Y agregó: «Como persona de pequeñas empresas por más de 30 años, conozco el impacto de esta pandemia en los georgianos trabajadores en cada código postal y en cada comunidad».

Cuando se le preguntó sobre las implicaciones políticas de su decisión, Kemp dijo intencionadamente: «En este momento no me importa nada la política». Aún así, el gobernador recibió una crítica violenta de los políticos en su estado.

‘Esto es imprudente’

Hablando con Chris Cuomo de CNN en «PrimeTime» el lunes por la noche, la alcaldesa de Atlanta Keisha Lance Bottoms dijo que la decisión de Kemp la preocupaba tanto como «madre como alcaldesa de nuestra ciudad capital».

«Estoy perpleja de que nos hayamos abierto de esta manera, y nuevamente no puedo subrayar lo suficiente que trabajo muy bien con nuestro gobernador y espero tener una mejor comprensión de cuál es su razonamiento», dijo. «Pero cuando miro los datos y hablo con nuestros funcionarios de salud pública, no veo que se base en nada que sea lógico».

Van Johnson, el alcalde demócrata de Savannah, Georgia, le dijo a Erin Burnett de CNN en el programa «OutFront» el lunes más temprano que estaba «más que perturbado» por la acción de Kemp. «En mi opinión, esto es imprudente», dijo Johnson. «Nos sorprende que aquí, en Georgia, se levante este tipo de reglas en un momento en que la gente todavía está sufriendo».

El plan del presidente Trump para reabrir la economía 4:22

La decisión de Kemp también generó la condena de Shirley Sessions, alcalde de Tybee Island, una pequeña comunidad costera cerca de Savannah.

«Cuando las personas entren, ¿con qué se van a ir y con qué nos van a dejar?», se preguntó ella en CNN.

Stacey Abrams, la candidata demócrata a gobernadora en 2018 que compitió contra Kemp, también criticó la medida, calificándola de «peligrosamente incompetente» en un tuit.

Si bien las reaperturas progresivas se alinean con el impulso del presidente, expertos en salud pública han subrayado repetidamente los peligros de relajar las medidas de distanciamiento social demasiado pronto.

El principal corresponsal médico de CNN, el Dr. Sanjay Gupta, dijo el lunes por la noche que estaba «muy preocupado» por la decisión del gobernador.

«Esta no es una decisión difícil», dijo. «No cumple con las pautas más básicas».

Esos comentarios hacen eco de las repetidas advertencias del Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, quien le dijo a CNN el mes pasado: «Uno no hace la línea de tiempo, el virus hace la línea de tiempo».

Como resultado, otros líderes estatales en todo el país han formado pactos regionales para trabajar juntos sobre cómo reabrir las órdenes de quedarse en casa que cada uno ha emitido con la promesa de que sus decisiones serán impulsadas por los hechos, la ciencia y los profesionales de la salud pública, no por la política.

El gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, dijo la semana pasada que era importante reabrir a la nación con un «plan inteligente» paso a paso, evaluando los datos en cada coyuntura. Nueva York sigue siendo uno de los estados más afectados por el coronavirus en el país.

«Lo que vamos a hacer aquí … es hacerlo de manera inteligente y hacerlo de manera productiva, y hacerlo de manera coordinada, hacerlo en coordinación con los otros estados que están en el área, y hacerlo como un esfuerzo cooperativo, donde aprendemos unos de otros».

Arman Azad y Kevin Conlon de CNN contribuyeron a este informe.