CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Grupos conservadores impulsan protestas contra las medidas de quedarse en casa en EE.UU.

Por CNN

(CNN) — La escena frente a la casa del estado de Pensilvania este lunes fue cualquier cosa menos algo acorde con las medidas de distanciamiento social. Cientos de manifestantes se reunieron en los escalones del edificio del Capitolio en Harrisburg cuando las barricadas policiales bloquearon el avance de las personas hacia las puertas.

Los autos que rodeaban el edificio se sumaron a la manifestación. Un auto con un letrero con las palabras «Jesús es mi vacuna» pintada con aerosol sobre su guardabarros delantero condujo por 3rd Street, con el claxon sonando.

Las protestas continuaron a pesar de, o más exactamente, debido a las órdenes estatales de Pensilvania de quedarse en casa diseñadas para limitar la propagación del coronavirus. Los manifestantes pidieron el fin rápido de los cierres de negocios regulares impuestos por el gobierno y la «apertura» de Estados Unidos.

MIRA: Las protestas vuelven a estallar en EE.UU. por las órdenes de confinamiento. Pero los gobernadores mantienen medidas

Eventos similares han tenido lugar en las capitales estatales de todo el país, incluidos los estados de Michigan, Texas, Marylan y Washington, y se esperan más protestas en otros estados.

Los organizadores tienen un aliado en el presidente Donald Trump, quien durante el fin de semana defendió a los manifestantes como «buenas personas» y pidió a los ciudadanos en varios estados con gobernadores demócratas que «LIBEREN» sus estados. En términos más generales, el presidente ha estado hablando pública y privadamente sobre la reapertura de la economía estadounidense durante semanas. Lanzó el plan de su administración para hacerlo realidad este jueves pasado y desde entonces se ha sentido frustrado por lo que percibió como una respuesta negativa a la propuesta.

Las protestas representan los esfuerzos de un mosaico de grupos e individuos conservadores. Gran parte de la organización se realiza dentro de grupos de Facebook, incluidos varios conectados con activistas de derecha que tienen huellas organizacionales en Ohio, Pensilvania, Minnesota, Iowa, Missouri y otros estados. Al menos en un mitín se vieron banderas confederadas.

Sin embargo, a medida que la noticia de las protestas contra la cuarentena ha ganado popularidad en los shows de radio y en otros medios conservadores, más figuras conservadoras y grupos conservadores se han centrado en el fenómeno, amplificando las manifestaciones y prestando apoyo organizacional a los eventos.

Uno de los organizadores de la protesta de la «Operación Gridlock» de este lunes en Harrisburg es Chris Dorr, un activista por los derechos de las armas que elogió a Trump por ser la voz de las frustraciones del pueblo estadounidense.

«Creo que el presidente quiere que este país vuelva a trabajar», dijo Dorr a CNN. «Creo que el presidente está del lado del pueblo estadounidense y no quiere que este país sufra más de lo que es humanamente posible».

EE.UU.: Protestan para levantar la cuarentena 0:52

Las encuestas cuentan una historia ligeramente diferente sobre la voluntad del pueblo estadounidense de soportar el cierre.

Según una encuesta reciente de NBC News / Wall Street Journal, el 58% de los votantes estadounidenses dicen que les preocupa que Estados Unidos se mueva demasiado rápido para aflojar las restricciones, mientras que solo el 32% piensa que las medidas tomarán mucho tiempo. Una encuesta de Pew de unos días antes vio un porcentaje aún mayor: el 66% estaba preocupado por aliviar las restricciones demasiado pronto.

Y a pesar de los llamamientos del presidente para comenzar a reabrir el país, su equipo de expertos sobre el virus había seguido advirtiendo que hacerlo antes de que mejore la capacidad de realizar pruebas de coronavirus podría causar un revés en la lucha contra la pandemia.

Incluso los gobernadores republicanos no están contentos con que Trump avive las llamas de la agitación contra las órdenes de quedarse en casa. El gobernador Larry Hogan de Maryland, el jefe de la Asociación Nacional de Gobernadores que vio protestas en su capital estatal, Annapolis, le dijo a Jake Tapper en el «Estado de la Unión» de CNN el domingo que el hecho de que el presidente alentara las protestas «no ayudó».

Los conservadores profesionales se involucran

Una voz prominente que apoya las protestas es Stephen Moore, fundador del Club for Growth y asesor económico no oficial del presidente Trump. Moore le dijo a CNN que ha estado tratando de organizar algunas protestas, pero los eventos locales en el terreno los han superado.

«Estábamos tratando de ayudar a organizar y también asesorar a algunos de estos grupos para que puedan tener el máximo impacto y encender a las personas en lugar de apagarlas», dijo Moore.

Moore dijo que estaba asesorando a un grupo en Wisconsin para una protesta que se suponía que tendría lugar más adelante esta semana, pero se enteró de que hubo una protesta durante el fin de semana, aunque no está seguro de quién estuvo detrás de eso.

«Puede que la hayan adelantado. Originalmente fue planeada para finales de esta semana, pero creo que se creó espontáneamente», dijo Moore.

Moore le dijo a CNN que ha estado trabajando en la organización de estas movilizaciones con FreedomWorks, un grupo de defensa conservador que ganó prominencia durante la era del Tea Party. Hace unas semanas, FreedomWorks dejó de pedirles a sus seguidores que donaran sangre y llevaran comida a las despensas públicas bajo el hashtag #loveamerica para comenzar a tener conversaciones sobre la reapertura de la economía.

«Hay dos pacientes, el virus covid y la economía», dijo Adam Brandon, presidente del grupo. Dijo que los activistas locales en el terreno comenzaron a pedir ayuda y asistencia a su organización, sobre desde con quién hablar hasta cómo organizar eventos.

Brandon dice que FreedomWorks ha tenido alrededor de 5.000 conversaciones y han ayudado a conectar personas de ideas afines.

«No nos estamos organizando, pero estamos ayudando a las personas en nuestras redes», dijo Brandon. Sus miembros están motivados por inquietudes similares y están hablando entre ellos, razón por la cual, dijo, hay muchos mensajes similares en diferentes grupos en todo el país. Dijo que FreedomWorks no está organizando ni financiando ningún evento.

Otras organizaciones conservadoras están tomando el mismo rumbo. La Convención de Acción de los Estados, que está presionando a los gobierno estatales a buscar una convención constitucional para controlar el gasto federal, ha promocionado los eventos de protesta en línea y planea actualizar su sitio web para ayudar a publicitar más protestas a medida que Facebook elimina las páginas de eventos de su plataforma, dijo el líder del grupo Mark Meckler.

Meckler, quien también cofundó el grupo Tea Party Patriots hace más de una década, dijo que las manifestaciones representan un «levantamiento orgánico en desarrollo entre la gente» frustrada con los bloqueos, y no un esfuerzo orquestado por su organización o cualquier donante conservador. El sitio web de la Convención de Acción de los Estados enlaza con varios de los grupos de Facebook creados por Chris Dorr y sus hermanos.

«No los estamos aprobando ni juzgando», dijo Meckler cuando se le preguntó sobre las páginas de Facebook.