CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Cambio climático

La calidad del aire en EE.UU. es dramáticamente peor que en años anteriores, dice el nuevo informe «Estado del aire»

Por Sandee LaMotte

(CNN) — La calidad del aire en Estados Unidos está disminuyendo drásticamente, lo que deja a unos 150 millones de personas, casi la mitad de la población del país, respirando aire insalubre y muy contaminado, según el informe «Estado del aire» 2020, recientemente publicado por la Asociación Estadounidense del Pulmón.

«Nos estamos moviendo en la dirección equivocada, con casi 21 millones de personas más respirando aire sucio que en el informe del año pasado», dijo Paul Billings, vicepresidente nacional de Políticas Públicas de la Asociación Estadounidense del Pulmón.

Esa es una noticia particularmente mala para personas como Tim Seib, un director de teatro regional de la ciudad de Nueva York, de 37 años, que ha sufrido asma toda su vida.

«Saber que hemos dejado que nuestro aire empeore me vuelve loco porque la calidad del aire afecta directamente mi salud cotidiana», dijo Seib. «No es como una postura política, no es una cuestión de ideología».

«Cuando comienzan los síntomas de asma, no sabes cuándo vendrá tu próxima bocanada de aire. Casi parece que te estás ahogando», continuó Seib.

«No creo que hasta que te pongas en los zapatos de alguien con problemas respiratorios realmente entiendas lo aterrador que puede ser».

LEE: Opinión | ¿Qué tiene que ver la contaminación del aire con covid-19?

50 aniversario de la Ley de Aire Limpio

Este año se cumple el 50 aniversario de la Ley de Aire Limpio, que llevó a la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) a regular todas las fuentes de emisiones al aire. El objetivo era reducir la contaminación del aire y la lluvia ácida, aumentar la calidad y visibilidad del aire, frenar el cambio climático y proteger la capa de ozono.

Según la EPA, la ley es responsable de una disminución del 50% en las emisiones de contaminantes atmosféricos clave desde 1990, año en que se aprobó una nueva serie de enmiendas.

Sin embargo, bajo la administración Trump, varias de esas protecciones se han revertido o no se han regulado. Es esa falta de aplicación, junto con el empeoramiento del cambio climático, lo que ha llevado a la reciente reversión de las ganancias en la calidad del aire, según el informe.

«Si no hay un policía ambiental patrullando, sabemos que los contaminadores eludirán las reglas de la ley, engañarán y aumentarán las emisiones», dijo Billings. «Y la contaminación aumentará. Ha aumentado».

Los grupos de defensa ambiental fueron igualmente críticos.

«En todo el mundo, el aire tóxico mata a 5 millones de personas cada año y, como lo deja en claro este informe, Estados Unidos tiene un largo camino por recorrer para proteger mejor a las comunidades», dijo Sarah Vogel, vicepresidenta de Salud del Fondo de Defensa Ambiental.

«Desafortunadamente, la administración Trump todavía está tratando de debilitar las salvaguardas existentes y permitir una contaminación aún más peligrosa de nuestro aire», dijo Vogel.

CNN contactó a la EPA para obtener comentarios, pero no recibió una respuesta.

LEE: La tasa de mortalidad por el covid-19 en EE.UU. es más alta en los condados con más contaminación del aire, según un estudio

Aumentos en los tipos de contaminación

El vigesimoprimero informe anual «Estado del aire» analizó datos de 2016, 2017 y 2018, tres de los cinco años más calurosos en la historia registrada en el mundo, según el informe.

Esas temperaturas más cálidas contribuyeron al aumento de los niveles de ozono en muchos lugares de EE.UU., según el informe, que afectaron a más de 137 millones de personas. Respirar ozono, o smog, puede causar ataques de asma, dificultad para respirar y provocar tos, según el informe.

El calor por el aumento del cambio climático también contribuyó a los incendios forestales, especialmente en los estados occidentales, que aumentaron los niveles de contaminación de partículas a niveles peligrosos, según el informe.

La materia particulada es una mezcla de materia sólida y líquida que se encuentra en el aire. El polvo, la suciedad y las partículas de humo son más grandes, pero también hay partículas inhalables extremadamente pequeñas que no se pueden ver a simple vista. Esos se llaman PM 2,5 porque su tamaño es generalmente de 2,5 micrómetros o menos.

Eso es muy pequeño. Como comparación, un cabello humano promedio es 30 veces más grande que una partícula PM 2,5. Debido a que son tan pequeños, estas partículas pueden penetrar profundamente en nuestras vías respiratorias y causar estragos en nuestros pulmones y funciones corporales.

El informe encontró que nueve ciudades occidentales alcanzaron sus peores niveles de contaminación por partículas jamás registrados: Fairbanks, Alaska; Yakima, Washington; Las Vegas, Nevada; Phoenix, Arizona; Spokane, Washington; y las siguientes ciudades en California: Chico, Salinas, Redding y Santa María.

LEE: Las partículas de contaminación del aire pueden llegar al feto en el útero, según un estudio (2019)

En contraste, las ciudades con el aire más limpio, definidas las que tienen días sin alto ozono o alta contaminación de partículas durante un período de tres años del estudio, fueron Bangor, Maine; Honolulu, Hawai; Wilmington, Carolina del Norte; y Burlington, Vermont.

«El informe encuentra que la calidad del aire en algunas comunidades ha mejorado, pero el ‘Estado del aire’ encuentra que demasiadas personas aún respiran aire no saludable», dijo el presidente y director ejecutivo de la Asociación Estadounidense del Pulmón, Harold Wimmer, en un comunicado.

«El cambio climático continúa degradando la calidad del aire y aumenta el riesgo de que la contaminación del aire perjudique la salud», dijo Wimmer.

Impactos significativos en la salud

Incluso la exposición a corto plazo a la contaminación por partículas puede desencadenar problemas cardiovasculares, derrames cerebrales y ataques de asma, así como contribuir al desarrollo de la demencia, según muestran los estudios.

La contaminación del aire también aumenta el riesgo de morir por covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Un estudio reciente de Harvard encontró que los condados de EE. UU. con los niveles más altos de contaminación del aire tenían tasas de mortalidad significativamente más altas por covid-19 que los condados con niveles mucho más bajos.

Seib vive en el distrito de Harlem de la ciudad de Nueva York, que ha sido extremadamente afectado por covid-19. Se contagió del virus hace unas semanas, aunque con síntomas leves, e incluso eso fue aterrador para él.

«Toda mi vida, mis síntomas de asma han empeorado por la noche», dijo. «Así que los síntomas de covid seguían intensificándose y me daba miedo ir a la cama por la noche sin saber si me iba a despertar en medio de un ataque de asma o si estaba más en peligro de lo que estaba cuando me fui a dormir».

MIRA: ¿Deben tener los diabéticos y asmáticos mayor precaución ante el coronavirus?

Sabiendo lo que es luchar por respirar, a Seib le resulta difícil entender por qué cualquier regulación para proteger la calidad del aire de EE.UU. se reduciría o relajaría.

«Entonces, mi mensaje sería, por favor, solo trata de verlo a través de los ojos de alguien como yo o, que Dios no lo permita, alguien que tiene síntomas o problemas de salud aún peores», dijo Seib. «Porque no tenemos un montón de opciones, y es muy aterrador y muy real despertarse todos los días».