CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

OPINIÓN | Trump está debilitando el sistema inmunológico de Estados Unidos

Por Garry Kasparov

Nota del editor: Garry Kasparov es el presidente de la Iniciativa Renovar la Democracia. Las opiniones expresadas en este comentario son propias del autor. Ver más opinión en CNNe.com/opinion.

(CNN Español) — Cuando, en 2016, me referí a la victoria de Donald Trump en las primarias republicanas como un síntoma de un sistema político estadounidense poco saludable, no podría haber sabido cómo sonarían hoy esas metáforas médicas. Pero más de tres años después de su presidencia, Trump, que enfrenta una crisis sin precedentes en forma de una pandemia mortal, ha demostrado ser un patógeno peligroso.


Trump ha pasado su tiempo en el cargo debilitando el sistema inmunológico de la nación, o las instituciones que lo mantienen bajo control, y preparando a Estados Unidos para un desastre cuando esas instituciones se necesitan más que nunca. Todos los autócratas y autócratas en potencia tienen la superpotencia narcisista de pensar solo en sí mismos. Mientras que las personas normales están preocupadas por el costo en vidas humanas o el impacto económico de una crisis, un autócrata se apresura a explotarlo para su beneficio personal.

MIRA: Trump alienta protestas demandando reanudar la actividad económica

Esta capacidad de enfocarse solo en el poder, de considerar acciones que conmocionan a todos los demás, es como los autócratas se convierten en autócratas reales. Los rusos, incluido yo mismo, subestimamos los extremos a los que Vladimir Putin llegaría para retener el poder. Cuando comenzamos a tocar las campanas de alarma, las palancas para detenerlo habían sido retiradas de la máquina política. La oposición rusa y la comunidad internacional habían perdido tiempo precioso preocupándose por la toma de poder de Putin, sorprendidos a cada paso por su crueldad. Dijimos: «Seguramente él nunca…» y «¿No se da cuenta de lo mal que se ve?». Pero a la gente como Putin no le importan las tradiciones o lo que otros no han hecho antes. No les importa cómo se ve. Solo les importa si funciona, para ellos. No preguntan por qué; solo preguntan por qué no.

Así es como los poderes de emergencia se vuelven permanentes y las desagradables alianzas de conveniencia se convierten en el nuevo status quo. Una crisis como la pandemia de covid-19 es un ejemplo mortal de cómo funciona este proceso y tiene muchos predecesores, incluida la guerra contra el terrorismo. Hay un número creciente de líderes elegidos democráticamente en el mundo que se transforman en autoritarios, solo miren a Viktor Orban de Hungría.

Estos abusos pueden ocurrir en democracias mucho más robustas que las de Rusia, o incluso las de Hungría. En Estados Unidos los republicanos se oponen a la votación por correo en las elecciones presidenciales de 2020 porque ven la participación de los votantes como una amenaza. Esta es una batalla que se ha llevado a cabo en las legislaturas y tribunales estatales durante años, generalmente a través de acusaciones sin fundamento de fraude. Pero una mentalidad autocrática consideraría el método directo de cerrar o sabotear el Servicio Postal de los Estados Unidos.

¿Por qué no? El único cálculo de un autócrata es cómo afectaría sus posibilidades de elección, no quién se ve perjudicado en el proceso.
Y si esperas que los miembros del Partido Republicano rechacen las ilusiones tiránicas de Trump, mira solo su falta de espina mientras reclamaba «autoridad total» el lunes pasado, antes de decir que los gobernadores estatales son responsables de reabrir la economía.
Trump codicia la autoridad sin responsabilidad, el credo de todo hombre fuerte. Para usar el lenguaje de golf que entiende, tales contradicciones son normales para el curso de Trump, como cuando ahora afirma que siempre supo de la pandemia cuando de hecho pasó semanas diciendo que nadie podría haberlo visto venir. Bueno, ¿cuál es? ¿Sabía Trump y no hacía casi nada, o era ajeno a pesar de las muchas advertencias de los expertos?

También parece que Trump está usando suministros médicos cruciales y ayuda federal para pequeñas empresas con fines políticos. Está incitando a una guerra cultural que suena casi como una guerra civil con tuits desquiciados sobre «liberar» estados en cuarentena, solo con gobernadores demócratas, por supuesto. Es algo impactante, pero Trump probablemente consideraría a cualquiera en su posición un idiota por no hacer tales cosas. Ya sobrevivió al juicio político y sabe que solo enfrentará las consecuencias de sus acciones si pierde en noviembre. Si gana, el comportamiento de hoy se verá como los días dorados. Tendrá cuatro años de poderes ejecutivos sin amenazas para expandir sus abusos y cubrir sus huellas. Pero hasta la noche de las elecciones, está desesperado y es capaz de cualquier cosa.

Joe Biden, los demócratas y todos los que quieren evitar el segundo mandato de Trump deben centrarse en los hechos, en lugar de ser arrastrados a un circo donde Trump es el maestro de ceremonias. Él puede y generará un nuevo escándalo todos los días, por lo que es vital proporcionar una alternativa de liderazgo clara y consistente. Es igualmente esencial que los medios cubran esa alternativa en lugar de depender de cada enunciado de Trump.

La oposición también debe evitar errores no forzados, como defender las acciones de China y de la OMS al comienzo del brote de covid-19 solo porque Trump los está atacando. Hay innumerables áreas para criticar a Trump por los méritos, entonces, ¿por qué hacerlo en una de las pocas cosas en las que tiene razón? Por supuesto, Trump solo está atacando a China y a la OMS para distraerse de sus propios fracasos masivos al responder a la pandemia, pero eso no significa que esté equivocado. Los oponentes de Trump no deberían hacerle un favor defendiendo una institución que es disfuncional y comprometida.

¿Por qué Trump llama a desobediencia civil? 2:27

Trump es el peor bombero del mundo, pero China fue el pirómano, y la postura deferente de la OMS hacia la respuesta de China al brote probablemente tuvo consecuencias mortales para el mundo. Debe ejercerse toda presión para que limpien la casa, algo que los principales patrocinadores de la OMS, Estados Unidos y la fundación de Bill Gates, podrían hacer con una estrategia coherente.

Desafortunadamente, Trump no es capaz de tal liderazgo, y Gates parece más interesado en defender a la organización que en limpiarla. Si dejara de escribir cheques y correos electrónicos y exigiera una lista de liderazgo de la OMS libre del control chino, podría salvar muchas más vidas.

Los autócratas son buenos para identificar problemas que les pueden dar poder. Son terribles en las soluciones, no es que realmente se preocupen por ellos de todos modos una vez que están a cargo. Como mostró 2016, un candidato que ofrece malas soluciones todavía tiene una ventaja sobre los candidatos que niegan que haya un problema. Los demócratas deben centrarse en proporcionar mejores soluciones, las reales, antes de que vuelva a suceder.