CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Los temores de contagiarse de covid-19 alejan de los hospitales a las personas con ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares

Por Jacqueline Howard

(CNN) — A medida que el mundo continúa luchando contra la pandemia de coronavirus, el mensaje de los funcionarios de salud ha sido consistente y claro: quédense en casa.

Sin embargo, en el caso de una emergencia médica que ponga en peligro la vida, como un ataque cardíaco o un derrame cerebral, la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA), el Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia y varios otros grupos médicos están instando a las personas a que sigan llamando al 911 y que vayan a un hospital.

MÁS: Covid-19 causa accidentes cerebrovasculares repentinos en adultos jóvenes, dicen los médicos

En esas emergencias, según los médicos, está bien salir de casa.

En una declaración conjunta este miércoles, ocho grupos médicos señalaron preocupaciones de que algunas personas con síntomas de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y paro cardíaco están evitando el hospital debido a los temores de coronavirus. Pero dijeron que hacerlo podría ser mortal.

«Lo que hemos visto en el transcurso de las últimas seis u ocho semanas es que hay un número decreciente de casos de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares en hospitales de Estados Unidos. Esto también se ha reportado en otros lugares del mundo donde se ha experimentado la epidemia de covid-19», dijo el doctor Robert Harrington, cardiólogo intervencionista y presidente de la AHA, quien fue uno de los autores de la declaración conjunta. La declaración describe que los hospitales están siguiendo protocolos para desinfectar las instalaciones y mantener a los pacientes de covid-19 lejos de otros pacientes.

«Queremos asegurarnos ahora de que a medida que estamos viendo esos números reducidos de pacientes con ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, llamamos la atención del público sobre esto que es realmente importante desde una perspectiva general de salud pública», dijo Harrington.

Incluso cuando el coronavirus abruma el sistema de atención médica, se alienta a los pacientes a que llamen al 911 si experimentan síntomas de accidente cerebrovascular, como debilidad repentina, entumecimiento o confusión, o síntomas de un ataque cardíaco, como dolor en el pecho, falta de aliento o náuseas, según el comunicado.

Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener síntomas adicionales, como cansancio inexplicable y náuseas o vómitos. Cada 40 segundos, alguien en Estados Unidos sufre un ataque cardíaco, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Fuera de tales emergencias, la orientación para quedarse en casa y la distancia social aún se mantiene.

«No queremos que vengan pacientes al hospital que no están gravemente enfermos», dijo Harrington. «Muchas afecciones cardíacas se pueden manejar con una llamada telefónica, con una videollamada a tu proveedor médico. De lo que realmente estamos hablando es de la aparición de síntomas severos no provocados que aparecen y son incesantes».

Vivir con insuficiencia cardíaca durante una pandemia

Los médicos en algunos hospitales del condado de Los Ángeles dicen que la gente espera demasiado para buscar tratamiento médico, incluso aquellos infectados con el coronavirus, por temor a contraer covid-19.

Por ejemplo, el Hospital Cedars-Sinai ha visto caer significativamente el volumen de sus pacientes y ahora está a la mitad de su capacidad. Su volumen de pacientes con covid-19 ha sido estable durante dos semanas con aproximadamente 120 a 130 pacientes que luchan contra la enfermedad. Pero incluso con los pacientes con coronavirus, la sala de emergencias de Cedars-Sinai está viendo aproximadamente la mitad los volúmenes de pacientes que normalmente vería.

«En este momento, nos ocupamos de unos 400 pacientes que no tienen covid», dijo el doctor Jeff Smith, director de operaciones del Hospital Cedars-Sinai. «Seguimos atendiendo de tres a cuatro veces más pacientes que tienen covid que pacientes con covid, pero aún tenemos mucha capacidad porque los pacientes han optado por evitar ir al hospital».

Las personas que tienen afecciones cardíacas graves se encuentran entre las personas con mayor riesgo de contraer una enfermedad grave debido a las afecciones médicas subyacentes.

«Sé que ha habido una disminución dramática en la cantidad de pacientes cardíacos y pacientes con accidente cerebrovascular porque las personas tienen demasiado miedo de ir al hospital, y no puedo decir que no sea un miedo justificado. Creo que sí», dijo Stayc Simpson, una sobreviviente de insuficiencia cardíaca que vive en Miami.

«Simplemente no sé dónde está la línea, en qué momento es hora de ir al hospital», dijo. «Si sientes que vas a tener un ataque cardíaco, sabrás la sensación, sabrás la diferencia entre ellos. Llama al 911. Si el peor de los casos, al menos los servicios de emergencias médicas pueden decirte: sí, esto es una razón para ir al hospital o no, no lo es».

Simpson, de 53 años, tenía sus propios problemas de salud a mediados de marzo y su esposo la llevó al hospital para que la atendieran. Lo que experimentó cuando llegó no fue lo que esperaba.

Simpson, fundadora y directora del centro de gimnasia GYMagination, de repente se despertó esa mañana de marzo con un ritmo cardíaco inusualmente rápido. Habiendo tenido insuficiencia cardíaca desde 2010 como un efecto secundario de la quimioterapia, ella conocía esta sensación.

¿Se parece el covid-19 a otras enfermedades? 2:24

«Me desperté y le dije a mi esposo que llamara al 911», dijo Simpson. «Verifiqué mi ritmo cardíaco. Era 145».

Una frecuencia cardíaca normal en reposo suele ser de 60 a 100 latidos por minuto. Su presión arterial también era alta.

Cuando Simpson y su esposo llegaron al hospital, Simpson dijo que le hicieron las preguntas estándar para evaluar si tenía covid-19. ¿Tenía tos? Sí, pero se debió a su insuficiencia cardíaca. ¿Había viajado fuera del país? No. ¿Había estado expuesta a alguien sospechoso de tener covid-19? Simpson vaciló.

«El alcalde de Miami fue la primera persona diagnosticada en Miami. Mi mejor amigo trabaja en su oficina. Entonces la respuesta que tuve que dar fue sí … he estado en contacto con alguien que ha estado expuesto pero no lo tiene», dijo Simpson. «Inmediatamente me alejaron de mi esposo y me llevaron al área de covid del hospital».

Simpson fue puesta en una habitación con otros pacientes pero una cortina los separaba.

Mientras estaba en esa habitación, un equipo de atención médica evaluó a Simpson para covid-19. Seis días después, los resultados de su prueba fueron negativos.

En el hospital, cuando la mañana se convirtió en noche, «en total fueron ocho horas cuando la médico de la sala de emergencias regresó. Ella dijo: ‘Escucha, voy a darte de alta para que te vayas a casa porque creo que sería mejor para ti misma hacer la cuarentena en casa que aquí'», dijo Simpson, y agregó que sus síntomas habían disminuido.

«Dijo que el cardiólogo de guardia no vendrá a verte y que no te admitirá porque temen que lo tengas y expongas a la gente», dijo Simpson. «En ese momento, mis signos vitales volvieron a la normalidad y pensaron que podría ser una reacción porque había comenzado un antibiótico el día anterior».

Después de llegar a la sala de emergencias alrededor de las 10:30 a.m., Simpson dijo que fue dada de alta a las 8 p.m.

Desde entonces, Simpson dijo que ha tenido tres incidentes similares pero que ha hablado con su cardiólogo en lugar de ir al hospital, y que esa experiencia la ha mantenido aún más vigilante con el seguimiento de su salud que antes.

Una aplicación de salud en su teléfono inteligente la ayuda a rastrear su ritmo cardíaco. Ella regularmente controla su presión arterial. Ha tenido chequeos de video con su cardiólogo desde su casa.

«Rastrearte a ti mismo, tener una manera de poder hacer un seguimiento de tu salud, tener una buena comunicación con tu médico; esas son las tres cosas esenciales en este momento para poder ayudarte a ti mismo», dijo Simpson. «Y luego conocer también los signos de un ataque cardíaco y luego conocer los signos de un derrame cerebral».

Por qué la pandemia afecta más a los latinos en EE.UU. 1:18

Las preocupaciones por dar a luz

Los pacientes con síntomas de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular no son los únicos que parecen estar evitando el hospital debido a la preocupación de estar expuestos al nuevo coronavirus.

Algunas mujeres embarazadas podrían estar cuestionando sus planes originales para dar a luz en un hospital y ha habido informes de consultas cada vez mayores de las futuras mamás que están considerando dar a luz en casa debido a los temores de coronavirus.

En respuesta, el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecología (ACOG) emitió un comunicado el lunes para tranquilizar a las mujeres embarazadas.

«Los obstetras-ginecólogos ven de primera mano el estrés y la incertidumbre que enfrentan las mujeres embarazadas, las familias y sus redes de apoyo durante la pandemia de covid-19, y esto incluye cuestionar los entornos en los que dar a luz», dijo la presidenta del ACOG, la doctora Maureen Phipps en la declaración.

MIRA: Aprovecha que estás en casa y cuida tu cuerpo

«Sin embargo, incluso durante esta pandemia, los hospitales y los centros de parto acreditados siguen siendo los lugares más seguros para dar a luz», dijo Phipps. «Los médicos, las enfermeras parteras certificadas y las parteras certificadas, y todo el equipo de atención médica trabajarán para garantizar que se tomen precauciones para que el trabajo de parto y el parto sean seguros, de apoyo y acogedores para sus pacientes».

Muchos hospitales han hecho un esfuerzo por separar a los pacientes de covid-19 de otros que buscan atención.

«Los hospitales han hecho un muy buen trabajo al poder segregar a los grupos de pacientes en varias unidades de atención», dijo Harrington de la Asociación Estadounidense del Corazón.

En Los Ángeles, tanto el Centro Médico del Hospital Centinela como el hospital Cedars-Sinai tienen áreas separadas de sus instalaciones dedicadas al tratamiento de pacientes con covid-19 y ambos hospitales quieren que las personas busquen atención médica antes de que su salud se deteriore.

«Realmente solo se trata de si si tiene una necesidad urgente o emergente, podemos atenderlo de manera segura en el hospital», dijo Smith, de Cedars-Sinai. «Y deberías venir».

 

— Stephanie Elam y Madeline Holcombe de CNN contribuyeron con este reporte.