CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Trump ordena a Chevron que detenga la producción de petróleo en Venezuela

Por Matt Egan

Nueva York (CNN Business) — La administración Trump ordenó a la compañía Chevron que detenga la producción de petróleo en Venezuela, dando otro golpe a la relación de un siglo del gigante petrolero estadounidense con la nación de la OPEP devastada por la crisis.

La directiva, que se emitió el martes por la noche, exige que Chevron «cierre» su operación en Venezuela antes del 1 de diciembre.

Chevron, el último productor de petróleo estadounidense restante en Venezuela, había recibido previamente licencias del Departamento del Tesoro para mantener vivas las actividades de producción con la compañía petrolera nacional PDVSA, que fue sancionada por el presidente Donald Trump.

Trump quiere suspender la inmigración 2:48

La orden tendrá un impacto limitado en las finanzas de Chevron, pero representa un revés para una compañía que ha pasado décadas derramando recursos en Venezuela. Y solo acelerará el colapso histórico de la industria petrolera de Venezuela.

A pesar de tener más reservas de petróleo que cualquier otra nación en el planeta, la producción de Venezuela ha explotado debido a la mala gestión de los cortes de energía, una crisis humanitaria y las duras sanciones impuestas por Estados Unidos.

«Seguimos comprometidos con la integridad de nuestros activos de empresa conjunta, la seguridad y el bienestar de nuestros empleados y sus familias, y los programas sociales y humanitarios de la compañía durante estos tiempos difíciles», dijo el portavoz de Chevron, Ray Fohr, en un comunicado.

Los lazos de Chevron con Venezuela datan de 1921

La administración Trump no está obligando a Chevron a abandonar Venezuela, al menos no de inmediato. Como parte del anuncio del martes, el Departamento del Tesoro renovó una licencia que le da permiso a la compañía para mantener una presencia más limitada en el país.

Chevron dijo que aún se le permitirá «realizar un mantenimiento limitado de las operaciones esenciales en el país».
«Chevron continuará cumpliendo con las leyes y regulaciones aplicables en relación con las actividades que está autorizado a realizar en Venezuela», dijo Fohr.

Además de Chevron, la orden de liquidación de la administración Trump se aplica a cuatro proveedores de servicios petroleros: Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford International.

MIRA: Además del coronavirus, Venezuela enfrenta otra crisis: la escasez de gasolina

Chevron, que inició actividades de exploración petrolera en Venezuela en 1921, emplea a unas 8.000 personas en el país junto con sus socios de empresas conjuntas. La compañía tiene cinco proyectos de producción en tierra y en altamar allí.
«Nuestro legado en Venezuela se remonta a la década de 1920 y desde entonces, nos enorgullece ser parte de las comunidades locales, contribuyendo a su desarrollo económico y social», dijo Fohr.

La compañía no podrá exportar petróleo ni producir petróleo desde Venezuela bajo la orden de la administración Trump. Chevron produjo solo unos 35.000 barriles de petróleo en Venezuela por día en 2019, menos del 2% de la producción total de petróleo de Chevron, de 1,9 millones de barriles diarios.

«Venezuela ha sido un apéndice inútil de la base de activos de Chevron durante muchos años debido a la crisis allí», dijo Paul Molchanov, analista de energía en Raymond James.

Chevron y otras compañías petroleras han reducido recientemente sus gastos y producción en todo el mundo para combatir la caída histórica de los precios. La demanda de petróleo se ha evaporado durante la pandemia de coronavirus, causando un exceso de suministro épico que hizo que los precios del petróleo en Estados Unidos fueran negativos esta semana por primera vez en su historia.

Chevron y los cuatro proveedores de servicios petroleros probablemente solicitarán una renovación de licencia después del 1 de diciembre que les permita mantener su presencia limitada en Venezuela.

MIRA: Los precios del petróleo cayeron a negativo; cientos de compañías petroleras de EE.UU. podrían ir a la quiebra

Las empresas estadounidenses han huido de Venezuela durante años a medida que la nación ha caído en el caos, tanto político como económico.

ExxonMobil y ConocoPhillips abandonaron Venezuela hace más de una década, después de que el presidente Hugo Chávez nacionalizara los campos petroleros administrados por extranjeros.

Pepsi canceló su negocio en Venezuela en 2015 y sufrió una pérdida de 1.400 millones de dólares. Mondelez, Bridgestone, Colgate y Kimberly-Clark también cerraron sus operaciones en Venezuela.