CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Ministro de Justicia de Brasil renuncia tras desacuerdo con el presidente Bolsonaro

Por Shasta Darlington

(CNN) — El ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, un conocido funcionario anticorrupción, anunció su renuncia este viernes citando «interferencia política» del presidente Jair Bolsonaro.

La partida de Moro fue provocada por la decisión de Bolsonaro de reemplazar al jefe de la Policía Federal, alguien que fue designado por Moro y que, según dijo, debería tener «autonomía absoluta» en relación con el presidente. Si bien la decisión podría permitir a Bolsonaro rodearse de ministros que muestran un apoyo incondicional, también se espera que frustre parte de la base anticrimen y anticorrupción que votó por él.

Como juez regional, Moro encabezó la investigación de corrupción de Car Wash que descubrió una extensa red de sobornos que involucraba a líderes empresariales y políticos y llevó a muchos de ellos a la cárcel, incluido el expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva. En ese momento, Da Silva lideraba las encuestas para ganar un tercer mandato presidencial.

El presidente Jair Bolsonaro y Sergio Moro
durante un partido de fútbol. Crédito: Buda Mendes/Getty Images

La elección fue ganada posteriormente por Bolsonaro, un legislador de extrema derecha que se presentó como el candidato ideal para terminar con la corrupción política y la violencia criminal generalizada. Moro aceptó el primer puesto en el Ministerio de Justicia, lo que generó críticas de que las investigaciones de Car Wash tenían motivaciones políticas.

Es el segundo gran cambio de gabinete en poco más de una semana y esto tal vez deje a Bolsonaro más expuesto a las críticas mientras su gobierno lucha contra las crisis de salud y económicas provocadas por la propagación de covid-19. Bolsonaro despidió a su ministro de Salud la semana pasada e insistió en que las medidas de cuarentena impulsadas por el ministro de Salud podrían causar estragos económicos peores que el virus mismo.