CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Los astrónomos encuentran asteroides ‘extranjeros’ que viven en nuestro sistema solar

Por Ashley Strickland

(CNN) — En los últimos años los científicos han estudiado los primeros visitantes interestelares que se han visto en nuestro sistema solar. Incluyen un cometa llamado 2I/Borisov, visto en 2019 y que todavía está pasando, y un asteroide llamado Oumuamua, que pasó rápidamente en 2017.

Ahora, los astrónomos han identificado presencias externas más permanentes en nuestro sistema solar. Es un grupo de asteroides interestelares que se registraron hace mucho tiempo y nunca se fueron. Y se han escondido a la vista durante miles de millones de años, según un nuevo estudio publicado esta semana en los boletines mensuales de la Royal Astronomical Society.

Estos asteroides probablemente existían cuando nuestro sistema solar se estaba formando hace 4.500 millones de años. Se originaron en un sistema estelar diferente. Y cuando nuestro sistema solar se estaba formando, probablemente también estaba más cerca de otros sistemas de estrellas bebés.

The European Southern Observatory captured this image of the Lobster Nebula, where gas and dust surround young, forming stars. Stars are closer together in nebulae, meaning they can capture objects from each other.

El Observatorio Europeo Austral capturó esta imagen de la Nebulosa de la Langosta, donde el gas y el polvo envuelven estrellas jóvenes en formación.

«La proximidad de las estrellas significaba que sentían la gravedad de los demás mucho más fuerte en esos primeros días que en la actualidad», dijo Fathi Namouni, investigadora del Observatorio de la Côte d’Azur y autora principal del estudio, en un declaración. «Esto permitió que los asteroides fueran arrastrados de un sistema estelar a otro».

LEE: Tus hijos pueden convertirse en astronautas y explorar el espacio desde casa con la NASA

Namouni y su colega investigadora, Maria Helena Moreira Morais, de la Universidad Estatal Paulista, en Brasil, utilizaron modelos numéricos para simular la infancia de nuestro sistema solar y determinar la ubicación de los asteroides hace miles de millones de años.

publicidad

La simulación ubicó a los asteroides moviéndose en una órbita perpendicular al plano donde los planetas y asteroides del sistema solar orbitan alrededor del Sol. Los asteroides también estaban muy distantes del disco original donde se formaron los planetas alrededor del Sol.

Esto sugirió que los asteroides fueron capturados de otro sistema estelar a medida que los planetas se formaban en nuestro sistema solar.

We don't have images of the newly discovered asteroids, but the researchers imagine they look similar to this one, called Mathilde, imaged by NASA's NEAR Shoemaker mission in 1997.

No hay imágenes de los asteroides recién descubiertos, pero los investigadores imaginan que se ven parecidos a este, llamado Matilde, captado por la misión NEAR Shoemaker, de la NASA, en 1997.

Los 19 asteroides se han escondido a plena vista desde entonces, orbitando el Sol junto con los asteroides llamados centauros que se pueden encontrar entre Júpiter y Neptuno.

Los centauros son inusuales porque se parecen y actúan como asteroides y cometas. Esta naturaleza dual es la razón por la que se llaman centauros, las criaturas mitad caballo y mitad humano en la mitología. Según las estimaciones de la NASA, dos tercios de los centauros provenían de las congeladas afueras del sistema solar.

Los centauros también tienen órbitas que son difíciles de entender o predecir.

«El descubrimiento de una población completa de asteroides de origen interestelar es un paso importante para comprender las similitudes y diferencias físicas y químicas entre los asteroides interestelares y los nacidos en el sistema solar», dijo Morais en un comunicado.

«Esta población nos dará pistas sobre el cúmulo de nacimiento temprano del Sol, cómo se produjo la captura de asteroides interestelares y el papel que tuvo la materia interestelar en el enriquecimiento químico del sistema solar y en la configuración de su evolución».

Residentes alienígenas

Morais también identificó a un «inmigrante» interestelar que vivía en nuestro sistema solar en 2018.

Durante miles de millones de años, vivió en nuestro sistema solar sin que nosotros supiéramos que estaba allí. Pero este objeto no podía permanecer escondido alrededor de Júpiter para siempre. Era lo suficientemente peculiar como para no ser notado por los investigadores.

Los investigadores llaman a este exoasteroide 2015 BZ509. Es conocido como un exoasteroide porque se originó fuera de nuestro sistema solar.

LEE: El asteroide gigante que pasará cerca de la Tierra la próxima semana parece como si llevara una máscara facial

A primera vista, 2015 BZ509 es solo uno de los muchos objetos que orbitan alrededor del gigante gaseoso, Júpiter, en una configuración estable llamada resonancia. Aunque todos los planetas y la mayoría de los objetos en nuestro sistema solar orbitan alrededor del Sol moviéndose en la misma dirección, el exoasteroide sigue su propio camino. Con su órbita retrógrada, 2015 BZ509 se mueve en la dirección opuesta.

«El asteroide y Júpiter tardan la misma cantidad de tiempo en completar una órbita alrededor del Sol, pero uno se mueve en el sentido de las agujas del reloj y el otro en el sentido contrario a las agujas del reloj, de modo que se cruzan dos veces por cada órbita completa», escribió Morais en 2018. «Este patrón se repite para siempre, es una configuración estable, en un modelo simplificado con solo el Sol, Júpiter y el asteroide. Vimos que cuando incluimos los otros planetas todavía es muy estable, sobre la edad del sistema solar».

Esa órbita es el mismo camino que el objeto siempre ha seguido, lo que significa que no podría haberse formado en nuestro sistema solar. Si fuera nativo de nuestro sistema solar, habría heredado la dirección del gas y el polvo que formaron todos los demás planetas y objetos. Morais creía que, al igual que los asteroides alienígenas recién descubiertos, este también fue capturado durante las primeras etapas de nuestro sistema solar.

El exoasteroide sirve como advertencia para los objetos que pueden ingresar a nuestro sistema solar.

«Si pasan, entonces también pueden ser capturados en una órbita estable, como es el caso de 2015 BZ509», dijo Morais.