CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Más de 100.000 empresas en EE.UU. obtuvieron préstamos de emergencia en el primer día, pero siguen los problemas

Por Lauren Fox

(CNN) – Exasperación. Eso fue lo que vivieron este lunes prestamistas y dueños de pequeñas empresas que esperaban que los problemas con el programa de préstamos del gobierno para negocios pequeños finalmente estuvieran resueltos. No fue el caso: las caídas generalizadas en todo el sistema provocaron una ola de quejas.

Los propietario de empresas que han aguardado durante semanas por los préstamos del Programa de Protección de Pago de Cheques (PPP, por sus siglas en inglés) –originalmente diseñado para asegurar que los empleadores pudieran mantener a sus trabajadores en la nómina durante los cierres ocasionados por el coronavirus– aún pueden estar en fila para una nueva ronda de 310.000 millones de dólares en efectivo, después de que algunos prestamistas pequeños no pudieran si quiera cargar al sistema unas pocas decenas de solicitudes.

A solo minutos del relanzamiento del programa este lunes, las personas empezaron a enviar capturas de pantalla de los errores que aparecían cuando los prestamistas intentaban subir en línea las solicitudes.

“Parece que el ritmo de esto es más lento que la última vez”, aseguró una fuente de la industria.

El dolor de este lunes fue agudo porque la realidad sombría del programa, que funciona por orden de llegada de las solicitudes, se ha decantado: no todas las empresas que necesitan un préstamo lo van a obtener.

“No sé qué se hará”, sostuvo otra fuente de la industria que trabaja con dueños de empresas. “La demanda está por las nubes. Existe una comprensión de que no hay suficientes préstamos para todos”, añadió.

Legisladores y asistentes del Capitolio han dicho que los problemas representan el precio de actuar rápidamente, porque las empresas tienen una necesidad urgente.

EE.UU.: Senado aprueba paquete de estímulo a pequeñas empresas 1:22

Pero el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, prometió este martes una supervisión más estricta sobre cómo se distribuyen los préstamos, tras nuevas revelaciones acerca de grandes empresas que han obtenido el dinero en la primera ronda, incluyendo a los Lakers de Los Ángeles.

“Nunca esperé en un millón de años que los Lakers de Los Ángeles… de los que soy un gran fanático, pero no soy admirador del hecho de que tomaran un préstamo de 4,6 millones de dólares. Creo que eso es indignante y me alegra que lo hayan devuelto o habrían tenido que ser responsables”, dijo Mnuchin durante una aparición en CNBC.

El secretario sostuvo que la Agencia Federal de Pequeños Negocios (SBA, por sus en inglés) comenzará a revisar cualquier préstamo por encima de 2 millones de dólares antes de que sean condonados. “Así que nos aseguraremos de que se cumpla la intención de los contribuyentes aquí”, indicó.

Posteriormente, Mnuchin describió esa revisión como una “auditoría completa de cada préstamo por encima de 2 millones de dólares”, y destacó que la condición “fue muy clara al decir que si las personas tienen otras fuentes de liquidez no podrían tomar este préstamo”.

Por qué algunos en EE.UU. aún no reciben ayuda por el covid-19 3:06

Mnuchin añadió que resultó “desafortunado” que un “pequeño número de compañías”, incluidas Shake Shack y Chris Steak House de Ruth, “hayan creado un montón de publicidad”.

“Creo que fue inapropiado para la mayoría de estas compañías tomar los préstamos. Estaba claro que había una certificación”, dijo, y señaló que las empresas que han devuelto esos préstamos “alientan” al Departamento del Tesoro.

Los números

La SBA informó en la tarde de este lunes que había procesado con éxito más de 100.000 préstamos de más de 4.000 prestamistas.

La agencia explicó que la “demanda sin precedentes” fue responsable de las fallas en el sistema que los prestamistas deben usar para cargar las solicitudes. La SBA también destacó que, a diferencia de la primera ronda de préstamos, esta vez estableció un mecanismo de moderación en el sistema para garantizar que ningún prestamista –especialmente las instituciones más grandes– pudiera ingresar miles de solicitudes y afectar a los bancos más pequeños. Por el contrario, si un banco intentaba ingresar más de 350 solicitudes en una hora, el sistema expiraría.

Sin embargo, los bancos más pequeños aseguraron que tuvieron problemas para ingresar muchas solicitudes.

Una fuente que representa a los bancos comunitarios señaló que escuchó de banqueros de todo el país que habían pasado semanas preparando sus archivos para el relanzamiento solo para quedarse estancados al principio.

Múltiples fuentes de la industria rechazaron la idea de que el mecanismo de moderación fue la única razón por la que el sistema no resultó confiable. Por el contrario, argumentaron que el problema era que el sistema de la SBA simplemente no estaba equipado para manejar el volumen, a pesar de las múltiples promesas al Congreso y la industria de que el sistema estaría listo para funcionar esta vez.

Así se repartirá el paquete de estímulo por pandemia en EE.UU. 2:32

Ahora, la escala y la velocidad de la distribución es un problema. La SBA nunca en su historia ha prestado la cantidad de dinero que es responsable de repartir en este momento. Normalmente le tomaría años a la agencia prestar los más de 660.000 millones de dólares que está entregando en este momento.

Cambios de último minuto en el programa

Las fuentes también señalaron que, una vez, más los problemas con el proceso de este lunes se debieron en parte a la falta de claridad del Departamento del Tesoro y de la SBA sobre cómo sería el relanzamiento.

Solo hasta la tarde de este domingo los prestamistas supieron que el sistema tendría un ritmo de funcionamiento por hora. Ese día también se enteraron de que la SBA permitiría a los banqueros con 15.000 solicitudes o más presentarlas en masa. Incluso, después de que se anunciara la guía, la SBA la actualizó nuevamente el lunes para informar que había reducido el límite de solicitudes masivas a 5.000.

De manera que los bancos se vieron forzados a decidir si sería más rápido intentar cargar las solicitudes por su cuenta o pasarlas a la SBA para su procesamiento en masa. Según las fuentes, pocos bancos terminaron entregando sus solicitudes masivas por temor a que a la SBA le tomara semanas procesarlas, lo que dejaría a sus clientes en la fila después de que se acabe el dinero.

Los banqueros comunitarios argumentaron que las opciones de solicitudes masivas los pusieron en desventaja. Asistentes del Congreso y las personas que participan en el programa han luchado durante todo el proceso para obtener claridad sobre quién califica para los préstamos y cuáles son las responsabilidades de los bancos cuando se trata de los requisitos sobre conocer a sus clientes.

Solo hasta que numerosas empresas de alto perfil –y en algunos casos compañías que cotizan en bolsa– admitieron haber recibido los préstamos de emergencia, el Departamento Tesoro intervino para recordarles a las empresas que solo deben presentar una solicitud si tienen una necesidad extrema.

El FMI anuncia peor recesión económica mundial 2:47

¿Qué esperar ahora?

El presidente Donald Trump hablará en la Casa Blanca: se espera que el mandatario aborde el programa de préstamos, en compañía de propietarios de pequeñas empresas, durante la tarde de este martes. Sin duda, Trump ha visto algunas de las frustraciones con el programa, pero hasta ahora no ha habido cambios importantes en su funcionamiento o en quién es elegible.

¿Podrán los banqueros cargar las solicitudes más rápidamente este martes? La desaceleración podría significar que el dinero se demore más en acabarse de lo que se había anticipado. Pero, si la primera ronda fue una señal, las demoras en el proceso de solicitud se resolvieron a medida que transcurría la semana.

¿Quién recibe el dinero esta vez? Este lunes, los Lakers se unieron a la lista de compañías de alto perfil que obtuvieron –y devolvieron– préstamos. El Departamento del Tesoro ha tratado de emitir advertencias urgentes para que las empresas solo apliquen si tienen una necesidad extrema. Es posible que durante la primera ronda, las empresas no hayan sido conscientes del escrutinio público al que se enfrentarían. Esta vez, vale la pena vigilar de cerca quién recibe el dinero.

El Congreso regresará: el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y los líderes demócratas en la Cámara anunciaron este lunes que el Congreso volverá la próxima semana. Ya están empezando a competir por cómo los legisladores van a llenar su tiempo una vez que regresen. Se puede esperar que los demócratas quieran comenzar a investigar programas como la SBA, según el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, que hizo esta de advertencia el lunes.

“Ahora que el líder McConnell ha decidido que el Senado se volverá a reunir la próxima semana, él debe indicar a los presidentes de sus comisiones que comiencen de inmediato la supervisión vigorosa y desesperadamente necesaria de la respuesta del gobierno Trump a la pandemia de covid-19 y su implementación de la Ley CARES”, escribió Schumer. “Debe haber audiencias públicas en el Senado, como mínimo, para examinar por qué Estados Unidos todavía no tiene pruebas adecuadas y por qué algunos prestamistas en el Programa de Protección de Pago de Cheques de la SBA han priorizado las solicitudes de sus clientes más grandes y más ricos en detrimento de las empresas más pequeñas que a menudo han sufrido mayores dificultades”, añadió.

Betsy Klein de CNN contribuyó a este informe.