CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

OPINIÓN | Gracias por su servicio, Jared Kushner

Por Peter Bergen

Nota del editor: Peter Bergen es analista de seguridad nacional de CNN, vicepresidente de Nueva América y profesor de práctica en la Universidad Estatal de Arizona. Es editor del Coronavirus Daily Brief y autor del nuevo libro «Trump and His Generals: The Cost of Chaos». Las opiniones expresadas en este comentario son suyas. Ver más artículos de opinión en CNNe.com/opinión.

(CNN) — Lo más irritante a medida que la nación enfrenta su peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial es cómo la familia Trump sigue exigiendo reconocimiento por su brillante trabajo y también nuestro agradecimiento por el desastre catastrófico que estamos viviendo.

Un ejemplo es el caso de Jared Kushner, quien ha caído desde arriba a lo largo de su vida, heredando un vasto imperio inmobiliario y luego haciendo una de las peores compras en la historia de Manhattan, al adquirir el edificio de oficinas del 666 de la Quinta Avenida por una cifra récord de US$ 1.800 millones en 2007, un limón que finalmente se le quitó de las manos después de que su suegro se convirtió en presidente.

Entonces, tal vez era apropiado que le concedieran el trabajo de secretario de Estado en la sombra al comienzo de la administración Trump.

Kushner estaba a cargo de administrar la cartera entre EE.UU. y China, una responsabilidad que generó críticas, dados los propios intereses comerciales de Kushner con China.

También destruyó cualquier vestigio del liderazgo estadounidense en el Medio Oriente con su promoción del imprudente príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman y su sabotaje de la solución de dos estados en Israel.

Según los funcionarios citados por The New York Times, al principio de la crisis de covid-19, Kushner estuvo de acuerdo en privado con su suegro en que todo esto del coronavirus estaba siendo exagerado por los medios de comunicación.

Kushner luego defendió un nuevo sitio de Google donde podría ir y hacer que se evalúen sus síntomas de virus. Su suegro promocionó a 1.700 ingenieros de Google que trabajaban en el sitio en una conferencia de prensa de la Casa Blanca en marzo. Si eso suena como una fantasía, lo fue.

Y ahora, Kushner llega a Fox News, la Pravda de la administración Trump, para maravillarse el miércoles de que la respuesta de la administración Trump al coronavirus es «una gran historia de éxito», afirmando que «tenemos todas las pruebas que necesitamos para empezar a abrir el país» y declarando su esperanza de que «para julio, el país se esté moviendo de nuevo».

La realidad es que hay más de 60.000 estadounidenses muertos, cifra que supera el número de muertos de la Guerra de Vietnam, y se ha confirmado que más de 1 millón de personas han sido infectadas con el virus, sin un final a la vista. Existe un acuerdo generalizado entre los expertos de que no tenemos la capacidad de hacer las pruebas para volver a cualquier apariencia de vida normal, y existe la advertencia de segunda ola de infecciones podría afectar más adelante gravemente al país.

Durante la Segunda Guerra Mundial, EE.UU. tuvo a Franklin Delano Roosevelt y George Marshall para guiarnos en medio de una crisis en la que EE.UU. gastó más de un tercio de su PIB y en la que más de 12 millones de estadounidenses se pusieron uniformes militares.

Hoy, tenemos un presidente completamente poco confiable –cualquiera puede hacerse una prueba de coronavirus, el virus desaparecerá cuando llegue el clima cálido, la lista de los engaños de Trump sigue y sigue y sigue y sigue- y su irresponsable yerno, como el zar del coronavirus, continúa parloteando sobre cómo traer más eficiencia del sector privado al gobierno. Mientras tanto, Trump exige el agradecimiento de los gobernadores cuando apenas está haciendo su trabajo como presidente.

Este es el tipo de cosas que esperamos en una república bananera: la incompetencia nepotista y las demandas del público de prodigar elogios a la brillante familia gobernante.

Sería risible si no se hubieran perdido tantas vidas y muchas más en nuestro futuro.

Entonces, Jared Kushner, nosotros, el público estadounidense, queremos agradecerles su servicio.