CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Coronavirus

Gobierno de Trump monitorea las condiciones en América Latina por preocupaciones sobre migración

Por Priscilla Alvarez, Geneva Sands

(CNN) — La administración Trump está rastreando las condiciones del coronavirus en México y América Latina en medio de preocupaciones de que la situación puede deteriorarse y conducir a la migración hacia el norte a medida que aumentan los casos en la región.

A medida que el virus se extiende por América Latina, el Departamento de Seguridad Nacional ha centrado su atención en la capacidad hospitalaria de la región y en si la infraestructura de salud está equipada para evaluar y tratar adecuadamente a los pacientes.

«Al igual que con cualquier otra cosa, hay que planificar escenarios de ‘qué pasaría si'», dijo un funcionario del departamento a CNN.

La administración ha sellado en gran medida las fronteras de Estados Unidos desde el comienzo del brote, apoyándose en las restricciones de viaje para detener la propagación. Al igual que Estados Unidos, los países vecinos del sur también están luchando con el covid-19. Durante el fin de semana, Brasil superó los 100.000 casos del virus.

Manzanillo, México, el 2 de mayo (Crédito: Leoanrdo Montecillo/Agencia Press South/Getty Images)

El virus ha dado paso a algunos de los esfuerzos de larga data de la administración para reducir la inmigración, incluido el cierre de la frontera. El asesor principal de políticas de la Casa Blanca, Stephen Miller, el arquitecto de muchas de las políticas de inmigración de la administración, ha tratado previamente de utilizar enfermedades, incluidas la gripe y las paperas, como motivos para restringir el paso en la frontera.

En los últimos días, el presidente Trump ha comentado en repetidas ocasiones las condiciones en América Latina, sugiriendo en un tuit que California «no quiere que la gente venga a la frontera sur» ahora que hay casos de coronavirus en aumento en México. También se burló de imponer restricciones a Brasil la semana pasada.

publicidad

Durante el fin de semana, Trump también habló con la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, y con el presidente Mario Abdo Benítez de Paraguay para discutir la respuesta a la pandemia, ofreciendo asistencia a ambos países.

A principios de año, la administración restringió los viajes desde China e Irán. Más tarde amplió esas restricciones a la mayoría de los extranjeros que se encontraban en el Área Schengen de Europa (26 países que se extienden desde Islandia hasta Grecia) y el Reino Unido e Irlanda. Trump ha anunciado esos esfuerzos en su defensa de la respuesta de la administración al coronavirus.

EE.UU. redujo los viajes a sus fronteras e invocó la ley de salud pública para implementar medidas estrictas en la frontera entre EE.UU. y México, que también llevaron a la rápida expulsión de miles de migrantes, incluidos niños y personas que buscan asilo.

Estados Unidos tiene, por mucha diferencia, el mayor número de personas infectadas con coronavirus en el mundo.