CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Manaos, la puerta de entrada al Amazonas brasileño, sufre en su lucha contra el coronavirus

Por Flora Charner, Isa Soares

(CNN) — El abuelo de Esron Torres fue ingresado en un hospital en Manaos, Brasil, con una herida en el dedo. Días después, fue enterrado en uno de los muchos cementerios superpoblados de la ciudad. Un puñado de familiares asistieron a la pequeña ceremonia, mientras que otros escucharon por teléfono mientras el patriarca de la familia descansaba.

Según su certificado de defunción, no fue la herida lo que lo mató, sino covid-19.

La tragedia destaca la crisis de salud masiva que enfrenta esta ciudad, la capital del estado noroccidental de Amazonas, y la tensión en la capacidad de las instituciones locales para contener el coronavirus.

Funcionarios han atribuido solo 532 muertes a covid-19 en Manaos, pero el total real es probablemente mucho mayor. Los datos de la ciudad muestran que 2.435 personas fueron enterradas solo en abril, en comparación con 871 entierros durante el mismo mes hace un año. También han surgido imágenes impactantes de excavadoras cavando fosas comunes en el cementerio de Parque Taruma, para enfrentar el repunte en los entierros.

El alcalde de Manaos, Arthur Virgilio Neto, le dijo a CNN Brasil que siente que la ciudad ha sido «abandonada» durante la crisis de salud. «Me gustaría crear conciencia en todo el mundo porque parece que no puedo lograr que Brasil despierte ante la importancia estratégica de mi estado y mi región», dijo Neto.

MIRA: Brasil podría convertirse en el nuevo epicentro de la pandemia

publicidad

Hospitales sobrepoblados

La pandemia ha dejado a muchos de los hospitales públicos de la ciudad sobrepoblados sin ningún lugar para tratar a los pacientes, dijeron los médicos en Manaos a CNN Brasil. También dijeron que el hacinamiento hacía difícil aislar a quienes presentaban síntomas de covid-19.

Torres dice que su abuelo de 69 años fue puesto en la misma habitación del hospital con al menos dos personas que parecían estar sufriendo síntomas de coronavirus, después de que su presión arterial se disparó durante un procedimiento quirúrgico menor.

Su certificado de defunción luego confirmó que había muerto por complicaciones de covid-19, según Torres. Aunque no fue examinado antes de la hospitalización, Torres dijo que su abuelo no había mostrado síntomas consistentes de coronavirus antes de ingresar al hospital y cree que contrajo el virus mientras estaba en cuidados intensivos.

Ahora, su principal preocupación es mantener a salvo a su abuela. «Mi abuela también es parte de este grupo de riesgo, por lo que ahora es nuestra principal preocupación», dijo Esron.

Sandra, otra residente de Manaos, compartió una historia similar. CNN acordó usar solo su primer nombre debido a los detalles confidenciales que compartió.

Sentada afuera de un hospital público distinto, dijo que su madre había sido registrada después de sufrir un derrame cerebral. Cuando su madre comenzó a mostrar algunos síntomas consistentes con covid-19, la trasladaron a una habitación con personas que habían dado positivo por el virus.

«Ella está acostada allí rodeada de personas que padecen esa enfermedad de covid. Están todos mezclados en la sala de emergencias», dijo Sandra, mientras gritaba fuera del hospital y luchaba contra las lágrimas. «Hay personas con el virus que están contaminando a otros».

Las pruebas posteriores mostraron que había contraído coronavirus. Sandra cree que fue infectada mientras estaba hospitalizada, aunque esto no pudo ser confirmado por CNN.

MIRA: Muerte y desesperación por el coronavirus en Manaos, Brasil

Manaos, la ciudad de entrada al Amazonas está luchando para combatir el coronavirus

«No hay reglas ni normas»

El Dr. Mário Vianna, presidente de la Unión de Doctores de Amazonas, dijo que las salas de maternidad de los hospitales se han convertido en áreas de alto riesgo para la propagación de las infecciones por coronavirus.

«Las salas de maternidad se convirtieron en una de las principales áreas de infección porque no hay un plan de aislamiento», dijo Vianna a CNN Brasil. «No hay reglas o normas para el aislamiento».

Vianna también dijo que los médicos están expuestos al coronavirus, debido a los bajos niveles de personal y la falta de equipos de protección personal (EPP), y que muchos van a trabajar por temor a morir o perder colegas.

«Se están perdiendo vidas debido a la incompetencia de varias autoridades», dijo Vianna. «Culpo de la muerte de los profesionales de la salud al Gobierno, que no proporcionó ninguna protección. Es una situación criminal».

El Ministerio de Salud no respondió a las preguntas de CNN sobre si los médicos estaban mal equipados para manejar la pandemia.

El propio Vianna dio positivo por coronavirus el 21 de abril, y el 1 de mayo apareció en un video en apoyo a otros trabajadores médicos desde una cama de hospital, con tubos de respiración en las fosas nasales.

MIRA: La emoción de un alcalde brasileño pidiéndole a Bolsonaro que tome precauciones por el covid-19

«Quédense en casa»

La gravedad de la pandemia no siempre ha sido reconocida públicamente por los principales líderes de Brasil.

El presidente Jair Bolsonaro, comparó el coronavirus con una «pequeña gripe», presionó a los gobernadores y alcaldes para que levantaran las medidas de cuarentena con el fin de impulsar la economía y asistió a manifestaciones y protestas en Brasilia con multitudes de simpatizantes.

El martes, Bolsonaro predijo que los datos del Ministerio de Salud mostrarían que «lo peor había pasado». En realidad, la cifra nacional de muertos anunciada más tarde ese día fue la más alta registrada hasta entonces. El miércoles volvió a subir.

El alcalde Neto dijo que cree que lo peor aún está por llegar y pronosticó que las infecciones podrían alcanzar su punto máximo en Manaos en mayo.

Manaos es conocido mundialmente como la puerta de entrada a la región de la selva amazónica y Neto ha pedido ayuda a los líderes mundiales y activistas climáticos, incluida Greta Thunberg. En un video publicado en su cuenta personal de Twitter, Neto le pidió a Thunberg que lo ayudara a crear conciencia sobre la situación en Manaos. Thunberg retuiteó una foto el 5 de mayo que muestra fosas comunes en Manaos a sus 4,1 millones de seguidores con el hashtag #SOSAMAZONIA.

El ministro de Salud, Nelson Teich, viajó a Manaos el lunes, donde visitó varios hospitales y se reunió con las autoridades locales, incluido Neto. El Ministerio de Salud dijo el lunes que contrató y trajo a 267 profesionales médicos para apoyar a los equipos de salud de la ciudad. El ministerio también proporcionó EPP adicional, incluidas máscaras N95, gafas y desinfectantes para manos.

Hasta la fecha, Brasil ha confirmado más de 125.000 casos de coronavirus y al menos 8.536 muertes. Al menos 9.243 de estos casos se han registrado en el estado de Amazonas, con más de la mitad de esos casos en Manaos, según los últimos datos publicados por la secretaria de Salud del estado.

Alessandra Castelli de CNN en Atlanta y Shasta Darlington de CNN en São Paulo contribuyeron a este informe.