CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

¿Por qué no se puso en cuarentena Mike Pence?

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, fue visto mientras llegaba a la Casa Blanca este lunes poco antes de las 11 am. Ni él ni los dos asistentes que caminaban cerca utilizaban mascarillas, de acuerdo a la periodista de CNN Betsy Klein.

La situación es extraña, considerando que una de sus asistentes cercanas —la secretaria de prensa Katie Miller— dio positivo al test de covid-19 el viernes y varios integrantes del grupo de trabajo de coronavirus de la Casa Blanca, que Pence preside, están haciendo cuarentena debido a su exposición potencial al virus.

LEE: Tensión en la Casa Blanca por el caso positivo de coronavirus de secretaria de Pence

De acuerdo a un portavoz, Pence «continuará siguiendo el consejo de la Unidad Médica de la Casa blanca y no está en cuarentena». El asistente agregó que el vicepresidente «dio negativo todos los días» al realizarse el examen.

¡Lo cual es bueno! Pero no indica nada más que el hecho de que en este momento no tiene el virus. Tomemos en cuenta que Miller dio negativo el jueves y positivo el viernes. ¡Esto sucede! Que el examen de negativo un día no es garantía de que también dará negativo al día siguiente, particularmente cuando estuviste expuesto a alguien que tiene el virs.

¿Entonces por qué Pence no está haciendo la cuarentena? A diferencia, por ejemplo, del comisionado de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU., Stephen Hahn, el director de los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), Robert Redfield, y el doctor Anthony Fauci, que en gran medida la están haciendo.

LEE MÁS: El Dr. Anthony Fauci comenzará ‘cuarentena modificada’

La respuesta más corta es que no lo sé. Porque basados en lo que sabemos sobre el virus, cualquier persona expuesta debería ponerse en cuarentena durante 14 días para asegurar que no está transmitiendo el covid-19 a otras personas.

De acuerdo a los lineamientos del CDC, si te sientes bien pero «recientemente tuviste contacto cercano con una persona con covid-19» deberías «permanecer en casa y monitorear tu salud (cuarentena)» durante 14 días «después de tu última exposición». Está muy claro. Y Pence claramente coincide con esa descripción.

Así que, nuevamente, ¿por qué Pence no se puso en cuarentena? Como mínimo enviaría una señal fuerte sobre la seriedad con la que la Casa Blanca toma sus directrices para limitar la propagación del coronavirus y lo comprometidos que están en aplicar a sí mismos los principios que le exigen a otras personas.

Obsérvese que no es la primera ve que Pence se salta las indicaciones que su grupo de trabajo impulsa. En un viaje a la Clínica Mayo el mes pasado, el vicepresidente fue fotografiado sin mascarilla aunque la política del hospital es que todos los visitantes deben usarla. En un primer momento la oficina de Pence lo defendió diciendo que en numerosas ocasiones había dado negativo para el virus (¿suena conocido?), pero eventualmente él admitió que que debió haber usado un barbijo.

Sí, Pence es el vicepresidente. Y el coordinador del grupo de trabajo sobre coronavirus. Pero como hemos aprendidos todos en las últimas ocho semanas, el teletrabajo es una cosa fantástica. Dada la tecnología disponible en la Casa Blanca, Pence presumiblemente podría participar por Zoom de casi todas -si no todas- las reuniones en las que necesite estar. Claro, tendría que restringir sus viajes por 14 días, pero no es el fin del mundo dado que no mucha gente está viajando en la actualidad. En corto: Pence podría hacerlo.

Pero no lo está haciendo. Y aunque es imposible saber por qué, mi suposición es que hacer cuarentena por la preocupación frente al coronavirus va directamente en contra del mensaje que el presidente Donald Trump ha estado impulsando en las últimas semanas: las cosas están mejorando.

«Las cifras de coronavirus están MUCHO mejor, bajando en casi todos lados», tuiteó Trump el lunes. «¡Se está haciendo un gran progreso!», insistió.

Trump, un maestro de los medios modernos —y del poder de los símbolos y las imágenes— sabe que incluso si la cantidad de casos está cayendo (y hay razones para creer que esto está sucediendo), un vicepresidente haciendo cuarentena hace que sea difícil vender la idea de que el gobierno está manejando de manera efectiva el virus y que como país ya pasamos lo peor.

¿Le pidió Trump a Pence que no hiciera cuarentena? Lo dudo. Pero Pence tendría que ser un idiota, que no es, para no entender que ponerse en cuarentena mandaría un mensaje opuesto directamente al que el presidente quiere enviar al país en este momento. Y Pence es muy consciente de otras dos cosas: Trump perfectamente lo pondría en cuarentena con respecto a él y sus perspectivas políticas para el 2020, y mantener contento a Trump es absolutamente esencial si Pence quiere ser el heredero ungido por el actual presidente cuando deje el cargo.

Y así es que, de nuevo, nos dejan con uno de los dos principales políticos del país haciendo lo contrario a lo que nos dicen que hagamos. Supongo que la conclusión es: haz lo que te dicen y no lo que hacen.