CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Ya nadie compra pantalones, pero la venta de pijamas se ha disparado

Por Chauncey Alcorn

(CNN Business) – El coronavirus ha cambiado drásticamente la manera en que las personas compran: lo que ha provocado importantes ofertas para algunos productos y fuertes incrementos de precio en otros.

Las compras en línea se dispararon el mes pasado, según un estudio de Adobe Analytics publicado el jueves. Y no es una sorpresa: muchas personas no pueden o no quieren salir de casa para ir de compras en medio de la pandemia.

El aumento masivo de las compras en línea puso a abril al nivel de una venta gigante de Black Friday (o Viernes Negro, en español), sostuvo Adobe Analytics. Para algunos minoristas, el tráfico en línea durante ese mes le hizo competencia a las cifras registradas durante el Black Friday. Otras compañías dejaron grandes descuentos en artículos que no se vendieron bien durante la pandemia, ofreciendo así a los clientes ofertas similares a las del Viernes Negro.

Ropa

Trabajar desde casa en la era del coronavirus significa que los estadounidenses están comprando en línea muchos más comestibles y muchos menos pantalones.

Pérdidas económicas vs. prevención de contagios por covid-19 2:27

Ahora, para convencer a los clientes de comprar, las tiendas de ropa en línea bajaron sus precios. Estos almacenes se vieron obligados a reducir el valor de las prendas en un 12% en promedio, entre marzo y abril. Es la mayor disminución de precios en un mes registrada por Adobe Analytics.

Eso ayudó a impulsar las ventas de ropa, que aumentaron un 34% durante el mismo periodo.

“Nunca hemos visto algo así en el negocio de la ropa”, señaló Vivek Pandya, analista principal del grupo de información digital de Adobe. “En este momento [las compañías de ropa] están experimentando el tipo de precios que normalmente tendrían durante el Black Friday”, añadió.

Muchos de los principales minoristas de ropa se vieron obligados a cerrar sus tiendas físicas debido a las órdenes de confinamiento. Además, los estadounidenses que no deben ir al trabajo tampoco necesitan comprar prendas para usar en la oficina, el gimnasio u otras salidas sociales.

Eso ayudó a aumentar las ventas de pijamas en un 143%, pero también llevó una disminución del 13% en las de pantalones, indicó Adobe Analytics. Igualmente, el precio de los sostenes o brasieres cayó un 12%.

Foto del exterior de una tienda H&M en la ciudad de Nueva York. (Crédito: John Lamparski/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

H&M, Adidas y muchos otros minoristas informaron una disminución devastadora de las ventas durante los últimos meses. S&P Global Market Intelligence también citó un tercio menos de exportaciones de prendas de vestir desde China durante la pandemia.

Ventas al alza

En términos generales, las ventas de comercio electrónico aumentaron un 49% el mes pasado, y las categorías como comestibles en línea, productos electrónicos y libros se duplicaron.

Adobe Analytics, que agrupa y analiza más de un billón de puntos de datos de minoristas en línea que utilizan su software –incluidos 80 de los 100 principales sitios de comercio electrónico– descubrió que las ventas de supermercados en línea aumentaron un 110% entre marzo y abril, según los datos proporcionados. a CNN Business.

Los vendedores de alcohol y de equipos para la creación de audio también experimentaron un auge del comercio electrónico el mes pasado, señaló Adobe Analytics.

El grupo de investigación encontró que las ventas en línea de vino, cerveza y licores, sumadas, aumentaron un 74% entre el 11 de marzo y el 21 de abril. La venta de equipos para la creación de audio como micrófonos y mezcladores de sonido aumentó un 459% en abril, según Pandya, el principal analista de Adobe Analytics.

Así impactó la crisis de coronavirus en Amazon 1:57

“Lo atribuiría a las personas que desean expresar su creatividad en este momento”, consideró Pandya. “Cuando las personas se dan cuenta de que van a estar en cuarentena durante un período prolongado, piensan en eso”, completó.

La creciente demanda también ha llevado a un considerable aumento en los precios de algunos artículos en línea. Los valores de los dispositivos electrónicos, en especial, han incrementado: los precios de las computadoras se dispararon un 3,1% el mes pasado. Los juguetes también resultaron un 1,5% más caros en abril que en marzo. Esa tendencia cambia años de precedentes los que se encontraban las mejores ofertas en plataformas de comercio electrónico como Amazon.

Sin embargo, esas ganancias en las ventas no fueron suficientes para borrar las pérdidas generales que los principales minoristas han experimentado debido a una recesión económica que hace que los estadounidenses compren menos, señaló Sucharita Kodali, analista minorista de Forrester.

“Las ventas tardarán mucho en volver a la normalidad y las personas en sentirse cómodas al regresar a las tiendas”, explicó Kodali. “Estamos en medio de una recesión, posiblemente una depresión. Si hay un minorista no esencial que puede prosperar en ese entorno, quiero saber quién es”, añadió.