CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Encuesta CNN: La mayoría de los estadounidenses dice que se sentirían incómodos volviendo a las rutinas habituales en este momento

Por Jennifer Agiesta, directora de encuestas de CNN

(CNN) — La mayoría de los estadounidenses dice que se sentirían incómodos volviendo a sus rutinas habituales hoy, incluso mientras salen de sus hogares para visitar a otros, según una nueva encuesta de CNN realizada por SSRS.

El 58% que dice que no se siente cómodo volviendo a sus rutinas hoy es similar al 60% que dijo, el mes pasado, que se sentiría incómodo si las pautas sobre distanciamiento social expiraran el 30 de abril. Por otro lado, el 41% dice que se sentiría cómodo reanudando sus rutinas habituales ahora.

Mira los resultados completos de la encuesta (en inglés)

En el mes transcurrido desde la encuesta de abril, la mayoría de los estados ha comenzado a reabrir sus economías a diferentes niveles, a pesar de que relativamente pocos han visto una disminución en la tasa de casos de coronavirus. Al mismo tiempo, el presidente Donald Trump ha estado alentando la reapertura.

La evolución del discurso de Trump y el coronavirus 6:52

Aquellos en el partido del presidente expresan mucho más consuelo en regresar a sus rutinas ahora (63% de los republicanos dicen que se sienten cómodos hoy) que los demócratas (16%) o independientes (48%). Y también existe una división racial en el nivel de comodidad de regresar a las actividades diarias: los blancos (45% cómodos) se sienten mucho más cómodos de regresar a sus rutinas anteriores que los latinos (37%) o los negros (22%).

Incluso con la incomodidad generalizada de volver completamente a la vida tal como era, la encuesta encuentra aumentos modestos en la proporción de estadounidenses que dicen que abandonaron sus hogares en la última semana para comprar comestibles u otras necesidades (86%, 3 puntos), ir a trabajar (61% entre aquellos con trabajos, hasta 4 puntos), ver a un médico (17%, hasta 4 puntos) y hacer ejercicio (50%, hasta 7 puntos). Al mismo tiempo, sin embargo, ha habido un aumento de 13 puntos en el porcentaje de personas que dicen que dejaron su hogar para visitar a familiares o amigos en la última semana.

La encuesta no preguntó si esas visitas cumplían con las pautas de distanciamiento social, pero el hallazgo sugiere que las interacciones generalmente están en aumento. El aumento de las visitas sociales se encuentra en las líneas partidarias, pero está más concentrado entre los republicanos (hasta 18 puntos) e independientes (hasta 15 puntos) que entre los demócratas (hasta 5 puntos).

La existencia potencial de una vacuna sería el mayor de cuatro puntos de referencia en la lucha contra el virus para que los estadounidenses se sientan más cómodos volviendo a sus rutinas habituales.

Encuesta CNN: 49% aprueba gestión de Trump ante covid-19 0:47

Dos tercios dicen que tratarían personalmente de vacunarse si hubiera una vacuna ampliamente disponible a bajo costo. La mayoría de los que actualmente se sienten incómodos llevando a cabo sus rutinas regulares dice que una vacuna los haría estar mucho más cómodos, aproximadamente la mitad dice que la disponibilidad de tratamientos efectivos para el virus aumentaría considerablemente su nivel de comodidad y el 43% de los que están incómodos dice que sería mucho más cómodo si las pruebas estuvieran disponibles para todos los que las quisieran. Menos personas (29%) piensan que una disminución sostenida en los casos de coronavirus donde viven los haría estar mucho más cómodos.

Las mayorías de todos los partidos dicen que intentarían vacunarse si existiera la vacuna, pero los demócratas (81%) e independientes (64%) tienen más probabilidades de ir a buscar una vacuna que los republicanos (51%).

Los estadounidenses están divididos sobre si las ligas deportivas profesionales deberían continuar algún juego este año: el 48% dice que debería, el 47% que no debería. Y solo el 21% dice que esos juegos deberían jugarse con fanáticos presentes. Los resultados de la encuesta se producen cuando surgen noticias sobre el plan propuesto por la Liga Profesional de Béisbol (MLB) para jugar este año sin fanáticos en las gradas.

A medida que algunas áreas del país comienzan a reabrir sus tiendas y restaurantes, la percepción de los estadounidenses sobre la economía ha seguido empeorando. Solo el 34% dice que las condiciones económicas en el país hoy son buenas, por debajo del 39% del mes pasado y 35 puntos por debajo de una encuesta realizada en marzo antes de que los efectos del brote cerraran gran parte de la vida económica de la nación. La calificación actual de la economía es la peor en las encuestas de CNN desde 2013.

La mayoría de los estadounidenses continúa diciendo que los problemas económicos causados por el coronavirus son un obstáculo temporal (57% lo dice), pero eso ha bajado 10 puntos desde abril.

Aproximadamente la mitad dice que ha experimentado dificultades financieras como resultado del brote, incluido el 14% que dice que las dificultades han sido graves. El dolor financiero que ha provocado el virus ha llegado con mayor frecuencia a los jóvenes (las mayorías menores de 50 años dicen que enfrentan dificultades frente al 34% de los adultos mayores), los estadounidenses negros (60%) y latinos (63%) y aquellos con ingresos familiares más bajos. (57% de aquellos con ingresos por debajo de US$ 50.000 contra 40% entre aquellos con ingresos más altos).

El índice de aprobación de Trump para manejar la economía es del 50% en la nueva encuesta, con un 46% de desaprobación. Sus calificaciones están bajo el agua por manejar la relación con China (49% desaprueba, 42% aprueba) y la política de atención médica (53% desaprueba y 42% aprueba).

Se estrecha la intención de voto entre Trump y Biden 1:39

La encuesta de CNN fue realizada por SSRS del 7 al 10 de mayo entre una muestra nacional aleatoria de 1.112 adultos a los que un entrevistador real contactó con teléfonos fijos o celulares. Los resultados para la muestra completa tienen un margen de error de muestreo de más o menos 3,7 puntos porcentuales.