CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

“El chino ántrax”, prófugo de la justicia estadounidense, aparece asesinado en Culiacán

Por Belén Zapata

(CNN Español) — Este sábado fue asesinado en Culiacán, Sinaloa, en el norte de México, el exdirigente del cártel de Sinaloa José Rodrigo “A”, conocido como “el chino ántrax”, según confirmó la Fiscalía de Sinaloa. El cadáver fue localizado en una camioneta de lujo de reciente modelo. Allí también estaban otras dos personas asesinadas.

Los tres cuerpos hallados por las autoridades fueron trasladados al Servicio Médico Forense de Culiacán. CNN constató que las instalaciones forenses son custodiadas desde el sábado por agentes de Seguridad Federal, una acción común cuando se trata de personas o cadáveres de interés para las autoridades.

La identificación de José Rodrigo “A” conocido como “el chino ántrax”, se realizó con la colaboración de las autoridades diplomáticas de Estados Unidos y del gobierno federal de México, según un comunicado de la fiscalía de Sinaloa.

“Parte de estos protocolos derivan de la posibilidad de que una de las víctimas es la misma que estaba en custodia del gobierno de Estados Unidos, y que incumplió medidas cautelares derivadas de un proceso penal”, se lee en el comunicado del gobierno de Sinaloa.

“El chino ántrax” permanecía en arresto domiciliario en San Diego, California de donde se fugó a principios de mayo, según un comunicado del ocho de mayo de la Corte del Distrito Sur de San Diego.

En Estados Unidos estaba acusado de conspiración para importar cocaína y marihuana, así como de trabajar para el cártel de Sinaloa como guardaespaldas y de ser líder de un grupo llamado “los ántrax”.

Atendiendo a una orden del gobierno de Estados Unidos fue detenido en Ámsterdam en diciembre de 2013 cuando viajaba con un pasaporte falso de México a Holanda.

Durante su detención, el gobierno holandés usó técnicas forenses para determinar su identidad debido a que “el chino ántrax” se había sometido a cirugías para modificar su rostro y había intentado alterar su huellas digitales.

“El chino ántrax” fue trasladado a Estados Unidos y en mayo de 2015 fue declarado culpable por delitos vinculados al narcotráfico.

En marzo, un juez le concedió arresto domiciliario por su buena conducta y porque accedió a colaborar con las autoridades. Sin embargo escapó hace un par de semanas de este arresto donde permanecía bajo vigilancia supervisada.