CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Al menos cuatro estados de EE.UU. combinaron los resultados de dos pruebas, dando posiblemente una imagen engañosa de la propagación del coronavirus

Por Faith Karimi, Steve Almasy

(CNN) — Al menos cuatro estados combinaron los resultados de dos pruebas diferentes, posiblemente dando una imagen engañosa de cuándo y dónde se propagó el coronavirus.

Más de 1,5 millones de personas en Estados Unidos han dado positivo por coronavirus y más de 93.000 han muerto, según la Universidad Johns Hopkins.

Virginia, Texas, Georgia y Vermont han dicho que han agregado dos números a sus totales diarios: resultados de pruebas virales y resultados de pruebas de anticuerpos.

Las pruebas virales se toman con un hisopo nasal o una muestra de saliva y buscan evidencia directa de que alguien tenga covid-19 actualmente. En tanto, las pruebas de anticuerpos usan muestras de sangre para buscar señales biológicas de que una persona ha estado expuesta al virus en el pasado.

La combinación de los dos tipos de pruebas exagera la capacidad de realizar tests de un estado, una métrica crucial a medida que casi todos los estados del país están relajando las restricciones de coronavirus. Los expertos han enfatizado consistentemente que para que los estados se vuelvan a abrir, debe haber pruebas y rastreo adecuados. La combinación de los dos resultados en uno también podría proporcionar una imagen inexacta de dónde y cuándo se propagó el virus y confundir a los funcionarios y a la gente en general.

“Los funcionarios de salud pública necesitan saber cuántas personas en mi estado o en mi comunidad tienen actualmente covid-19. También necesitan saber cuántas personas lo tuvieron en el pasado y son potencialmente inmunes a él”, dijo Elizabeth Cohen, corresponsal médica de CNN. “Esas son dos cosas completamente diferentes”.

Texas, Virginia y Vermont han dicho que reconocieron el problema de datos y tomaron medidas para solucionarlo en los últimos días. En Georgia, los funcionarios de salud dijeron que han estado agregando ambas pruebas a sus totales diarios desde abril en línea con la metodología de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los CDC no han respondido a la solicitud de CNN de comentarios sobre si su guía incluye agregar pruebas de anticuerpos al número total de pruebas. En su sitio web, la base de datos proporciona resultados de pruebas diarias sin un desglose de si son virales o de anticuerpos.

LEE: Dos estados que reabrieron rápido han sido cuestionados por sus datos públicos sobre el covid-19

Con los datos de las pruebas de EE.UU. “se ha metido la pata”, dicen expertos

Las pruebas actualmente no son lo suficientemente precisas como para ser utilizadas para tomar la mayoría de las decisiones sobre quién debe volver al trabajo o la escuela, dijo el equipo de la Universidad de Minnesota.

“Es un desastre”, dijo Mike Osterholm, jefe del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la universidad, que emitió el informe. “Las pruebas son muy, muy importantes, pero no estamos haciendo las pruebas correctas”.

La cantidad de pruebas que se han completado, números ampliamente informados por los estados y por la Casa Blanca, muestra solo una parte de la imagen, se lee en el informe.

“Realmente se ha metido un poco la pata con los datos”, dijo Osterholm. “Es porque el sistema de salud pública está abrumado”.

Justo este mes, los investigadores describieron que las pruebas de anticuerpos en Estados Unidos tienen una “precisión terrible” con altas tasas de falsos positivos.

Y en los últimos días, Georgia y Florida se han enfrentado a preguntas sobre la transparencia de sus informes de datos de coronavirus.

Estados reabren lugares públicos a su propio ritmo

Desde el miércoles, los 50 estados del país han reabierto, al menos parcialmente.

Los estados se han movido a diferentes ritmos a medida que los gobernadores equilibran la reapertura de sus economías con la seguridad de los residentes. Algunos estados, incluidos Georgia y Texas, lanzaron planes agresivos de reapertura, mientras que otros adoptaron un enfoque más medido.

Los gobernadores de Alaska e Iowa dijeron que sus estados están listos para reabrir la mayoría de las empresas el viernes.

En Alaska, eso significa que todas las casas de culto, bibliotecas, museos y actividades deportivas pueden reanudarse a las 8 am, dijo la oficina del gobernador, Mike Dunleavy. Alaska tiene la menor cantidad de casos de todos los estados y ha reportado casos nuevos de un solo dígito desde mediados de abril.

Se sigue alentando a los habitantes de Alaska a tomar precauciones, tales como distanciarse y usar máscaras en las multitudes, y las visitas a las cárceles y centros para personas mayores serán limitadas.

El gobernador de Iowa, Kim Reynolds, tiene la intención de permitir que los cines, zoológicos, acuarios, museos y lugares para bodas se reabran el viernes, dijo. Las piscinas también se abrirán para dar vueltas y lecciones de natación. Los bares pueden reabrir el 28 de mayo y las actividades patrocinadas por la escuela, como los deportes, pueden reanudarse el 1 de junio, dijo.

LEE: Todos los estados de EE.UU. reabrieron parcialmente, dejándoles a los estadounidenses la decisión de tomar el riesgo de salir nuevamente

Indiana también planea avanzar con la apertura de una gran parte de su economía el viernes, pero con restricciones como limitar las reuniones sociales a 100 personas y comedores al 50% de su capacidad, y omitir los juegos de contacto de la lista de deportes permitidos para reanudar.

Nueva York, California y Pensilvania se encuentran entre los estados que permiten la reapertura de áreas locales que reportan disminuciones en nuevos casos.

Más de la mitad de todos los condados de California están avanzando con planes para reabrir aún más sus economías a pesar de los datos que muestran que el estado registró 102 muertes el martes, su segundo mayor número de muertes diarias por coronavirus. La última vez que California reportó las muertes más altas en un día fue 115 el 21 de abril.

Muchas ciudades también permanecen bajo órdenes de confinamiento. En Baltimore, las reuniones de más de 10 personas aún están prohibidas y las tiendas minoristas permanecen cerradas.

Los expertos han advertido que levantar las restricciones prematuramente puede significar que miles de estadounidenses más morirán en una segunda ola.

Se podrían haber evitado más muertes, según el informe

Si Estados Unidos hubiera alentado a las personas a quedarse en casa y hubiera implementado políticas de distanciamiento social solo una semana antes, más de la mitad del número de muertes e infecciones podrían haberse evitado, según nueva investigación de la Universidad de Columbia.

Si Estados Unidos hubiera cerrado el país dos semanas antes, el 84% de las muertes y el 82% de los casos podrían haberse evitado, dijo el equipo de investigación dirigido por el epidemiólogo Jeffrey Shaman.

“Nuestros hallazgos subrayan la importancia de una intervención temprana y una respuesta agresiva para controlar la pandemia de covid-19”, escribieron en el informe, publicado en línea en el servidor de preimpresión MedRxiv. Los hallazgos no han sido revisados por otros expertos para determinar su precisión.

LEE: El peligro de la decisión de Trump de automedicarse para supuestamente evitar contagiarse de coronavirus

El primer caso de EE. UU. se informó a fines de enero. No fue hasta mediados de marzo que la administración de Trump instó a los estadounidenses a evitar grupos y limitar los viajes. También fue entonces cuando ciudades como Nueva York comenzaron a cerrar escuelas. El estudio utilizó modelos epidemiológicos para medir las tasas de transmisión del 15 de marzo al 3 de mayo y determinar el impacto que el distanciamiento social podría tener en la transmisión de la enfermedad.

Los primeros días fueron importantes, notaron. “Durante el crecimiento inicial de una pandemia, las infecciones aumentan exponencialmente. Como consecuencia, la intervención temprana y la respuesta rápida son críticas”, escribieron.

Sin embargo, dijeron, también es cierto que no podían explicar cómo habría respondido la gente.

“El cumplimiento público de las reglas de distanciamiento social también puede retrasarse debido a una conciencia subóptima del riesgo de infección”, anotaron.

Eric Levenson, Ed Lavandera, Ashley Killough, Jen Christensen, Maggie Fox, Jamiel Lynch y Rebekah Riess de CNN contribuyeron a este informe.