CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Opiniones

OPINIÓN Coronavirus: el reto de crear conexiones profesionales fuera del mundo físico

Por Vanessa Marzán Toro

Nota del editor: Vanessa Marzán Toro es experta en comunicación estratégica, especialista el lenguaje no verbal, consultora y conferencista.Las opiniones expresadas en este comentario pertenecen exclusivamente a la autora. Ver más artículo de opinión en CNNe.com/opinion.

(CNN Español) — Semanas después de comenzar la crisis mundial por la pandemia del covid-19 comencé a recibir mensajes de ejecutivos que basaban mayormente sus estrategias para generar nuevos clientes en pertenecer a asociaciones profesionales y asistir a sus eventos de “networking” con el fin de darse a conocer.

Este tipo de dinámica, muy efectiva en el mundo corporativo, ya no es viable en nuestra nueva realidad. Posiblemente no lo será hasta encontrar una vacuna contra el virus. La pregunta que me han hecho en repetidas ocasiones es cómo conectar de manera efectiva a través de las redes sociales para generar a su vez credibilidad y autoridad, cualidades que la mayoría de los profesionales disfrutaban en el mundo físico y que ahora deben comenzar a construir -desde 0- en el mundo virtual.

La buena noticia, si te identificas con esta situación, es que tus talentos y experiencia no se han ido a ninguna parte. Siguen ahí. Tus prospectos de clientes o clientes potenciales y/o conexiones tampoco han desaparecido. Simplemente, cambia el canal y la estrategia de comunicación para comenzar a generar nuevas conexiones.

A continuación, comparto algunas estrategias prácticas, sencillas y efectivas que he recomendado a mis clientes.

Como en cualquier evento de “networking” físico debes presentarte correctamente. En el mundo en línea la clave está en ser claro. Comunicar quién eres y qué servicios ofreces. Si no puedes comunicarlo de forma escrita en una línea no vas a ser exitoso en tu posicionamiento de marca y será más complicado que los clientes potenciales deseen conectarse contigo, pues no estarán claros sobre tu valor referente.

Tu oficina física ahora será tu página de seguidores en Facebook y tu perfil en LinkedIn. Esta plataforma te permitirá compartir información de valor para tus prospectos de clientes a la vez que te dará la gran ventaja de invertir dinero en tus publicaciones para que sean visibles solo para las personas que te interesan.

Los negocios ya no se concretan en el salón de reuniones sino en tu portal de Internet. Las redes sociales funcionan muy bien para generar interés sobre tu producto o servicio. Sin embargo, a un prospecto de cliente que le interese suficiente lo que ofreces querrá investigar cuán formal es tu empresa buscando tu portal. Navegará para evaluar. Aunque sea sencillo, contar con un portal de Internet te permite colocar fotos que comuniquen tu experiencia laboral y logros. Así también, redactar blogs especializados y publicar tu biografía. Igualmente importante es programar tu nueva página para que funcione como un canal de ventas.

Haz un recuento de tus talentos y comunícalo con estrategia para generar credibilidad y autoridad con tus nuevas conexiones. Un ejemplo podría ser: los años de experiencia en el campo profesional, certificaciones, licencias, premios y/o galardones recibidos. Selecciona 5 testimoniales de clientes satisfechos con tus servicios y publícalas en tus “nuevas oficinas virtuales”.

Déjate ver: Las personas necesitan ver una cara para sentir confianza e inclinarse a conectar. Recuerda que la calidad y apariencia que proyectes en esas fotografías comunican la experiencia profesional que ofreces.

Sé proactivo. Crea eventos educativos que culminen con dinámicas de conexión. Hay programas de teleconferencias que te permiten hoy organizar eventos educativos libre de costo que puedes realizar de forma virtual. Finaliza el evento promoviendo el intercambio de credenciales entre los asistentes.
Ante la “nueva normalidad” mundial no es opción esperar a que la forma de hacer negocios vuelva a ser como antes. Es un riesgo que ningún profesional debe darse el lujo correr. ¡Continuemos conectando con estrategia!