CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

La Casa Blanca anuncia nuevas restricciones de viaje para Brasil

Por Jason Hoffman

(CNN) — El presidente Trump anunció que suspende la entrada a cualquier persona que haya estado en Brasil dentro de los 14 días inmediatamente anteriores al intento de entrada de la persona en Estados Unidos.

La proclamación dice en parte: «He determinado que es de interés para Estados Unidos tomar medidas para restringir y suspender la entrada al país, tanto de inmigrantes o no inmigrantes, de todos los extranjeros que estuvieron físicamente presentes en el República Federativa de Brasil durante el período de 14 días anterior a su entrada o intento de entrada en Estados Unidos».

La medida tiene como objetivo limitar la propagación del coronavirus que llega a Estados Unidos desde Brasil, el país que ahora tiene la segunda mayor cantidad de casos en todo el mundo, según la Universidad Johns Hopkins. A las 5pm del domingo, Brasil tenía 347.398 casos confirmados de coronavirus.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo que la instrucción del presidente tiene como objetivo ayudar en la prevención para proteger a Estados Unidos.

«Hoy, el presidente ha tomado medidas decisivas para proteger a nuestro país al suspender la entrada de extranjeros que han estado en Brasil durante el período de 14 días antes de solicitar la admisión a Estados Unidos», afirmó McEnany en un comunicado. “La acción de hoy ayudará a garantizar que los ciudadanos extranjeros que han estado en Brasil no se conviertan en una fuente de infecciones adicionales en nuestro territorio. Estas nuevas restricciones no se aplican al flujo de comercio entre Estados Unidos y Brasil».

publicidad

Algún contexto: el coronavirus todavía no ha alcanzado su punto máximo en Sao Paulo, la ciudad grande más grande y más infectada de Brasil, pero el sistema de salud ya está empezando a colapsar.

A medida que la crisis se profundiza y el número de muertes sigue en aumento , el presidente Jair Bolsonaro está instando a las empresas a reabrir. Se opone a muchos gobernadores que están haciendo hincapié en las medidas de distanciamiento social para frenar la propagación.

Lejos de los hospitales, los indígenas de Brasil mueren a un ritmo alarmante. La cifra de muertos es el doble que la del resto de la población de Brasil, según el grupo de defensa Articulación de los pueblos indígenas de Brasil.