CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Principales medios de Brasil dejan de cubrir el exterior de la residencia presidencial por miedo a agresiones

Por Marcos Moreno

(CNN Español) — Los grandes grupos de comunicación brasileños Globo y Folha decidieron este lunes que sus periodistas no cubrirán la puerta del Palacio de la Alvorada, residencia oficial del presidente Jair Bolsonaro.

La decisión fue tomada para garantizar la seguridad de los profesionales de la prensa, según dicen los comunicados de ambas empresas. Este lunes en la puerta del Palacio de la Alvorada, más de una decena de ciudadanos congregados con ropas con mensaje de apoyo a Jair Bolsonaro, gritaron e insultaron a los periodistas que hacían su cobertura diaria.

Poco antes de las agresiones verbales, el presidente Jair Bolsonaro criticó a la prensa al saludar a dichos congregados “cuando tengan compromiso con la verdad, vuelvo a hablar con ustedes”, dijo el mandatario dirigiéndose a la prensa, según el comunicado de Folha.

Para el Grupo Globo “la animosidad de los militantes se muestra creciente, sin que se tomen medidas por parte de las autoridades para proteger a los periodistas”. La empresa dirigió una carta al ministro Jefe de Seguridad Institucional, Augusto Heleno, comunicando su decisión.

Diariamente seguidores de Jair Bolsonaro se congregan en la puerta del Palacio de la Alvorada separados por una valla de los periodistas. El presidente de Brasil suele dirigirse a ellos y critica el trato de las noticias diarias por parte de los medios de comunicación. Es habitual que las personas allí congregadas insulten e instiguen a los periodistas delante de Jair Bolsonaro, como se puede comprobar en los videos colgados en la cuenta de Twitter del presidente.

El 5 de mayo Bolsonaro tachó de “canalla” a la prensa por las noticias publicadas acerca de las declaraciones del exministro de Justicia, Sérgio Moro, que le acusaba de interferencia política en la Policía Federal. Bolsonaro esgrimió que se trataba de “una mentira que la prensa repite todo el tiempo». Al ser cuestionado por un periodista, Bolsonaro le espetó “cállate la boca, no te pregunté nada”, lo que fue celebrado por los ciudadanos presentes.