CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

¿Cuántas personas tienen coronavirus? A veces solo son estimaciones

Por Maggie Fox

(CNN) — Un joven ingresado en el hospital Newton-Wellesley estaba claramente muy enfermo, tan enfermo que necesitaba la ayuda de un ventilador. Los médicos que lo trataron estaban seguros de que estaba infectado con el nuevo coronavirus. Fue a mediados de abril, el pico del brote en el área de Boston. El paciente tenía problemas para respirar y otros síntomas.

Pero la primera prueba de hisopo para coronavirus resultó negativa. Una segunda prueba, 24 horas después, también resultó negativa. Entonces intentaron un enfoque diferente.

“El equipo clínico me pidió ayuda para probar un aspirado traqueal”, dijo a CNN el Dr. Michael Misialek, patólogo del Hospital Newton-Wellesley, en las afueras de Boston.

Esa es una prueba que toma una muestra de las profundidades del sistema respiratorio. Utiliza una técnica diferente, pero los médicos informan cada vez más que no pueden encontrar evidencia de infección por covid-19 hasta que realicen tales pruebas.

Esta secreción traqueal resultó positiva. “Eso permitió que el equipo inscribiera al paciente en un ensayo clínico”, dijo Misialek. Fue tratado con uno de varios medicamentos inmunes que se probaron en pacientes con coronavirus. “El paciente se recuperó y fue dado de alta”, dijo Misialek.

LEE: La mayoría de las personas se recuperan de covid-19. ¿Por qué es difícil determinar exactamente cuántos son?

Los niños dan negativo para coronavirus

En Londres, el Dr. Michael Levin ha estado viendo casos similares. Levin ha estado tratando a niños con síndrome inflamatorio multisistémico en niños o MIS-C, una condición rara pero preocupante que parece ser una respuesta posviral a las infecciones por coronavirus.

Los niños llegaban a hospitales gravemente enfermos, pero no daban positivo por coronavirus. “Solo un tercio de los niños fueron PCR positivos para SARS-CoV-2”, dijo Levin en una sesión informativa organizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés). La reacción en cadena de la polimerasa o las pruebas de PCR son las pruebas más lentas pero más confiables para una infección viral.

Solo después de que a veces se repitieran las pruebas de muestras bronquiales o incluso de heces, muchos de los niños fueron diagnosticados con coronavirus. Otros solo dieron positivo después de recibir pruebas de anticuerpos, que solo funcionan después de que el cuerpo ha comenzado una respuesta sostenida a la infección.

En Nueva York, el Dr. James Schneider estaba teniendo problemas similares con los pacientes con MIS-C. “Todos los niños con este síndrome los estamos testando al menos dos veces”, dijo Schneider durante la sesión informativa de los CDC. “Las pruebas de PCR no siempre son precisas”.

Todos estos médicos estaban muy motivados para asegurarse de que sus pacientes fueran diagnosticados correctamente, para que pudieran obtener el mejor tratamiento posible. Pero a la mayoría de las personas con sospecha de coronavirus se les está haciendo la prueba solo una vez, y esos resultados se registran como si fueran la última palabra.

A menudo no lo son, dice Mike Osterholm, jefe del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas (CIDRAP) de la Universidad de Minnesota. “Es un desastre”, dijo a CNN. “Realmente se ha metido la pata con los datos”.

Docenas de pruebas están en el mercado, pero su confiabilidad varía mucho. Las pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), que buscan evidencia del virus, generalmente son confiables, dijo Osterholm. Pero no siempre.

LEE: Cómo un síndrome similar al de Kawasaki dejó a este niño de seis años luchando por su vida conectado a un respirador

Profundizando

Algunos estudios están comenzando a indicar que cuando los pacientes están gravemente enfermos, el virus se replica más profundamente en el sistema respiratorio, más allá del alcance de los hisopos utilizados para la mayoría de las pruebas, dijo Misialek.

“La forma tradicional en que diagnosticamos el virus generalmente es a través de un hisopo nasofaríngeo que sube a la parte posterior del conducto nasal”, dijo. Pero, ¿qué pasa si el virus no se replica allí? Una prueba de hisopo indicará que alguien está libre de virus, incluso cuando el coronavirus está ocupado replicando en los pulmones o incluso en los intestinos. “A medida que la enfermedad progresa, la probabilidad de un resultado positivo disminuye”, dijo Misialek.

Otros factores también afectan la precisión de la prueba. “Puede depender de la etapa de la enfermedad”, dijo Misialek. “Lo más probable es que el virus se detecte uno o dos días antes de que sean realmente sintomáticos, y hasta cuatro días después. Eso es aproximadamente una ventana de una semana para detectarlo”.

Además, algunas pruebas requieren soluciones específicas llamadas medios en los que entra el hisopo, para que el virus pueda ser lavado y medido. Otros tienen requisitos específicos para transportar el hisopo de prueba a la máquina que procesa la muestra.

“Puede que no sea culpa de la prueba”, dijo Misialek.

Ese fue el problema con la prueba rápida de Abbott: la prueba anunciada como de 15 minutos o menos, muy utilizada en la Casa Blanca, que ahora está bajo el escrutinio de la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. (FDA) después de que los investigadores cuestionaron su precisión. Un equipo de la Universidad de Nueva York dijo que podría fallar en hasta la mitad de los casos. Abbott acusó a los investigadores de ignorar las instrucciones para usar la prueba.

MIRA: ¿Sirven las pruebas rápidas del coronavirus?

Pero si las personas no pueden usar una prueba correctamente, no importa si es culpa del fabricante, dijo el Dr. Eric Schneider, vicepresidente senior de Políticas e Investigación del Commonwealth Fund.

“La compañía podría realizar pruebas en condiciones ideales y encontrarla razonablemente sensible, pero en el mundo real nunca se acercará a esa sensibilidad porque estas cosas varían”, dijo Eric Schneider. No se puede confiar en los resultados de las pruebas.

Y así como la precisión de las pruebas causa dolores de cabeza a los médicos que trabajan para ayudar a los pacientes en los hospitales, puede hacer que se tomen las decisiones equivocadas cuando se trata de levantar las restricciones destinadas a frenar la propagación de covid-19.

Decidir quién vuelve a trabajar

“Este es el desafío de intentar usar las pruebas para crear una burbuja segura o reabrir un lugar de trabajo”, dijo Eric Schneider. “No se puede confiar solo en las pruebas”.

Las pruebas deben realizarse repetidamente y, en circunstancias perfectas, sería posible verificar cada prueba negativa con una segunda, dijo Eric Schneider.

Sin embargo, los estados están reportando datos de pruebas diariamente en la creencia de que estos números están rastreando con precisión la pandemia. Osterholm y Schneider no creen que así sea.

“Es extremadamente difícil tener una buena idea de la prevalencia”, dijo Eric Schneider. “Sabemos que probablemente sea mayor en algunas ciudades, las que han tenido más muertes. No sabemos mucho sobre algunos de los estados donde se han realizado menos pruebas”.

LEE: Al menos cuatro estados de EE.UU. combinaron los resultados de dos pruebas, dando posiblemente una imagen engañosa de la propagación del coronavirus

Osterholm dice que la precisión de las pruebas que ahora se realizan es mucho menor que su sensibilidad y especificidad anunciadas de 85% a 99%.

Eso se debe a un problema estadístico. Cuanto mayor sea la sensibilidad, menos falsos negativos dará la prueba. Cuanto mayor es la especificidad, menos falsos positivos. En todas las poblaciones, las pruebas dan resultados más precisos si la enfermedad que se prueba es común en la población. Si una infección solo ha afectado a un pequeño porcentaje de personas que se están evaluando, incluso se aumentará un margen de error muy pequeño en una prueba.

Si solo el 5% de la población que se está testando tiene el virus, una prueba con más del 90% de precisión todavía fallará en la mitad de los casos, dijo Osterholm.

Un equipo del Imperial College London dijo que su modelado sugiere que hasta ahora, solo el 4% de los estadounidenses han tenido coronavirus. Eso sugeriría que gran parte de las pruebas que se realizan ahora son inexactas.

Las pruebas no confiables darán falsos positivos y falsos negativos, lo que significa que a alguien se le dice que no está infectado cuando en realidad lo está. Son los falsos negativos los que preocupan a los médicos, porque pueden dar a las personas una falsa sensación de seguridad.

“Esa persona ya está infectando a otras personas sin que usted lo sepa”, dijo Eric Schneider.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) publicaron nuevas estimaciones la semana pasada que indican que el 35% de las personas infectadas con el virus no muestran síntomas, pero es tan probable que lo transmitan a otros como las personas que sí tienen síntomas.

“¿De qué sirven los datos si nadie puede confiar en ellos?”, preguntó Osterholm.