CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Un lanzamiento espacial ‘salvó’ 1968. Si tan solo pudiera pasar lo mismo en 2020

Por análisis de Stephen Collinson

(CNN) — En 1968, la misión pionera del Apolo 8 de orbitar la Luna levantó la moral de Estados Unidos en un año amargo de asesinatos políticos, disturbios raciales y contra la guerra, la presidencia en decadencia de Lyndon Johnson y una Guerra Fría cada vez más dura.

Este miércoles, los astronautas estadounidenses volverán a despegar del Centro Espacial Kennedy en Florida en otro punto de referencia para la exploración espacial estadounidense. Ahora, como entonces, Estados Unidos está sumido en la tristeza, en medio de una pandemia que probablemente se cobrará su víctima número 100.000 esta semana y la peor crisis económica desde la década de 1930.

MIRA: Histórica misión tripulada de SpaceX y la NASA: todo lo que necesitas saber

La maravilla de los vuelos espaciales y el coraje de los astronautas que vuelan por primera vez como parte de la asociación tardía de la NASA para un lanzamiento con tripulación podría ofrecer un momento de diversión. Regresar a los vuelos espaciales tripulados estadounidenses después de nueve años también aliviará el sonrojo de Estados Unidos por confiar en Rusia para transportar a los miembros de la tripulación a la Estación Espacial Internacional.

Pero es poco probable que resuene como el primer viaje alrededor de la Luna, cuando el astronauta William Anders tomó la icónica fotografía de la salida de la Tierra y le dio a la humanidad una visión de sí misma desde el umbral de otro mundo.

A pesar de todos sus avances tecnológicos, la nueva misión parecerá un paso atrás. Los astronautas estadounidenses están utilizando un vehículo, el SpaceX Falcon 9 reutilizable, que se parecerá mucho a un cohete de la década de 1960 en la plataforma de lanzamiento, después de la retirada del programa del desafortunado transbordador espacial.

Si bien el objetivo final de la NASA es un viaje a Marte, el programa de EE. UU. en los próximos años (viajes hacia y desde la Estación Espacial y luego a la Luna) no será un salto gigante para la humanidad. El progreso constante solo subrayará la maravilla de los hombres que dejaron la Tierra en embarcaciones mucho más desvencijadas, hace medio siglo.

MIRA: La misión tripulada de SpaceX y NASA marca una nueva era espacial

Dada la emergencia por el covid-19, la NASA ha pedido a las multitudes que no se reúnan en Florida para ver a Robert Behnken y Douglas Hurley despegar. Eso no impide que el presidente Donald Trump haga planes para ir de todos modos a disfrutar de la gloria patriótica reflejada, aunque un pronóstico meteorológico dudoso podría retrasar el lanzamiento de este miércoles.

De vuelta en tierra firme después de la odisea del Apolo 8, el comandante de la misión Frank Borman recibió un telegrama que decía: «Salvaste 1968». Si solo lo mismo fuera posible en 2020.

La NASA marca una nueva era en los viajes espaciales 0:56