CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Trump firma decreto para regular las redes sociales y afirma que “defenderá la libertad de expresión de uno de los peligros más graves”

Por Brian Fung, Nikki Carvajal

(CNN) — El presidente Donald Trump presentó el jueves un decreto dirigido a las empresas de redes sociales, días después de que Twitter calificara dos de sus tuits como “potencialmente engañosos”.

En declaraciones desde la Oficina Oval antes de firmar el decreto, Trump dijo que la medida es para “defender la libertad de expresión de uno de los peligros más graves que ha enfrentado en la historia de Estados Unidos“.

LEE: Los límites legales del decreto de Trump sobre las redes sociales

“Un pequeño puñado de monopolios de redes sociales controla una gran parte de todas las comunicaciones públicas y privadas en Estados Unidos”, alegó. “Han tenido un poder sin control para censurar, restringir, editar, dar forma, ocultar, alterar, prácticamente cualquier forma de comunicación entre ciudadanos privados y grandes audiencias públicas”.

EE.UU.: Trump pelea con Twitter por la desinformación 2:03

El decreto prueba los límites de la autoridad de la Casa Blanca. En lo que es una apuesta legal complicada, busca reducir el poder de las grandes plataformas de redes sociales reinterpretando una ley crítica de 1996 que protege a los sitios web y las empresas tecnológicas de las demandas.

Esto marca una escalada drástica por parte de Trump en su guerra con las compañías tecnológicas mientras luchan con el creciente problema de la desinformación en las redes sociales. El presidente ha acusado regularmente a los sitios de censurar el discurso conservador.

Trump vs. Twitter: qué defienden ambas partes 1:48

Los expertos legales dicen que el decreto es inestable y potencialmente inconstitucional, porque busca eludir el Congreso y evitar los tribunales para llegar a una comprensión completamente diferente de la Ley de Decencia de Comunicaciones.

“Un decreto por sí solo no puede cambiar la ley”, dijo Tom Wheeler, expresidente de la Comisión Federal de Comunicaciones. “Esto se hizo con fines de intimidación política“.