CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Brasil

Bolsonaro critica operación judicial contra “fake news” en Brasil

Por Marcos Moreno

(CNN Español) — El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó este jueves al Tribunal Supremo por investigar a diputados de su entorno por una supuesta trama de diseminación de fake news.

“Se acabó, ya no se pueden admitir las actitudes de ciertas personas que toman de forma personal ciertas acciones. Somos un país libre y vamos a continuar libres”, dijo Bolsonaro. También anunció que tomará medidas para evitar que suceda otro “día como el de ayer”, en referencia a las búsquedas e incautaciones llevadas a cabo en medio de una investigación que intenta esclarecer ofensas, ataques y amenazas contra ministros del Tribunal Supremo.

El mandatario brasileño pidió la interrupción de las investigaciones y dijo: “Las órdenes absurdas no se cumplen y tenemos que poner límites. Respeto al Tribunal Supremo y al Congreso Nacional, pero para continuar ofreciendo ese respeto por mi parte también hay que respetar al Poder Ejecutivo”. Luego aseguró “tener las armas de la democracia en la mano”.

Por su parte, el fiscal general de Brasil, Augusto Aras, le pidió al Tribunal Supremo que suspenda el expediente hasta que haya una reunión plenaria de la Corte. “El contenido incisivo en algunos casos de algunas publicaciones en redes sociales no puede ser confundido con la práctica de calumnias, injurias o difamaciones contra los miembros de la máxima Corte”, dijo. Tanto Bolsonaro como Aras se manifestaron a favor de la libertad expresión.

Asimismo, el ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, André Mendonça, recordó que los parlamentarios “tienen garantizada amplia inmunidad en sus opiniones, palabras y votos”, y defendió que las investigaciones se sometan a las reglas del estado democrático de derecho, sin que sean violados los pilares fundamentales e irrenunciables de la democracia.