CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Planeta en peligro

Este es el lugar con el aire más limpio del mundo, según los científicos

Por Amy Woodyatt

(CNN) — Científicos creen que han identificado el aire más limpio del mundo, libre de partículas causadas por la actividad humana, ubicado sobre el Océano Austral, que rodea la Antártida.

En un estudio de primera clase sobre la composición de bioaerosol del Océano Austral, investigadores de la Universidad Estatal de Colorado identificaron una región atmosférica que permanece inalterada por la actividad humana.

El tiempo y el clima están estrechamente vinculados, conectando cada parte del mundo con otras regiones. A medida que el clima cambia rápidamente debido a la actividad humana, los científicos e investigadores luchan por encontrar un rincón de la Tierra que no sea afectado por las personas.

Sin embargo, la profesora Sonia Kreidenweis y su equipo sospecharon que el aire sobre el Océano Austral sería el menos afectado por los humanos y el polvo de los continentes del mundo.

Los investigadores descubrieron que el aire de la capa límite, que alimenta las nubes más bajas sobre el Océano Austral, no tenía partículas de aerosol producidas por la actividad humana, incluida la quema de combustibles fósiles, la siembra de ciertos cultivos, la producción de fertilizantes y la eliminación de aguas residuales, o su transporte de otros países de todo el mundo.

La contaminación del aire es causada por aerosoles, que son partículas sólidas y líquidas y gases que están suspendidos en el aire.

Los investigadores decidieron estudiar qué había en el aire y de dónde provenía, utilizando bacterias en el aire como herramienta de diagnóstico para inferir las propiedades de la atmósfera inferior.

El investigador y coautor del estudio Thomas Hill explicó que «los aerosoles que controlan las propiedades de las nubes de Océano Austral están fuertemente vinculados a los procesos biológicos oceánicos, y que la Antártida parece estar aislada de la dispersión de microorganismos hacia el sur y la deposición de nutrientes de continentes del sur», dijo en un comunicado.

«En general, sugiere que el Océano Austral es uno de los pocos lugares en la Tierra que se ha visto mínimamente afectado por las actividades antropogénicas», agregó.

Los científicos tomaron muestras del aire en el nivel límite marino, la parte de la atmósfera que tiene contacto directo con el océano, a bordo de un barco de investigación que viajaba hacia el sur hasta el borde del hielo antártico desde Tasmania, Australia. Luego, los científicos examinaron la composición de los microbios en el aire, que se encuentran en la atmósfera y a menudo dispersados ​​a miles de kilómetros por el viento.

Utilizando la secuenciación de ADN, el seguimiento de la fuente y las trayectorias de retroceso, el científico y autor principal Jun Uetake descubrió que los orígenes de los microbios eran del océano.

A partir de la composición bacteriana de los microbios, los investigadores concluyeron que los aerosoles de masas de tierra distantes y las actividades humanas, como la contaminación o las emisiones del suelo causadas por el cambio en el uso del suelo, no viajaban hacia el sur y hacia el aire.

Los científicos dicen que los resultados muestran una gran diferencia con respecto a todos los otros estudios de océanos tanto en el hemisferio norte como en los subtropicales, que encontraron que la mayoría de los microbios provenían de continentes a favor del viento.

En el estudio, publicado el lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los científicos describieron el área como «verdaderamente prístina».

La contaminación del aire ya es una crisis de salud pública mundial y mata a siete millones de personas cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los estudios han demostrado que la contaminación del aire aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular y cáncer de pulmón.

Más del 80% de las personas que viven en áreas urbanas que monitorean la contaminación del aire están expuestas a niveles de calidad del aire que exceden los límites de las directrices de la OMS, dijo la organización de salud, y los países de ingresos bajos y medianos sufren las exposiciones más altas.

Sin embargo, como lo han demostrado los estudios, la contaminación del aire puede cruzar los límites geográficos y afectar a las personas a cientos de millas de donde se originó.