CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
George Floyd

La feroz crítica del exsecretario de Defensa Mattis contra Trump: “Estamos presenciando las consecuencias de tres años sin un liderazgo maduro”

Por Barbara Starr, Paul LeBlanc

(CNN) — El exsecretario de Defensa James Mattis criticó fuertemente al presidente Donald Trump describiéndolo como “el primer presidente en mi vida que no intenta unir al pueblo estadounidense” en una reprimenda enérgica de su exjefe a medida que las protestas a nivel nacional se han intensificado por la muerte de George Floyd.

Donald Trump es el primer presidente de mi vida que no intenta unir al pueblo estadounidense, ni siquiera pretende intentarlo. En cambio, trata de dividirnos”, dijo Mattis.

“Estamos presenciando las consecuencias de tres años de este esfuerzo deliberado. Estamos presenciando las consecuencias de tres años sin un liderazgo maduro. Podemos unirnos sin él, aprovechando las fortalezas inherentes a nuestra sociedad civil. Esto no será fácil, como los últimos días han demostrado, pero se lo debemos a nuestros conciudadanos, a las generaciones pasadas que se desangraron para defender nuestra promesa, y a nuestros hijos”.

Sus comentarios ácidos siguen a más de una semana de protestas a nivel nacional en todo el país pidiendo justicia para Floyd, un hombre negro que fue asesinado la semana pasada por un agente de policía blanco en Minneapolis. En respuesta, Trump a principios de esta semana se declaró a sí mismo “el presidente de la ley y el orden” y prometió devolver el orden a las calles estadounidenses usando el ejército si no se sofoca la violencia generalizada.

La Guardia Nacional y la policía federal se han estacionado alrededor de la capital de la nación en una demostración de fuerza que no se ha visto en la memoria reciente. Los agentes federales de la ley disolvieron violentamente las protestas pacíficas frente a la Casa Blanca el lunes, aparentemente para que Trump pudiera organizar una sesión de fotos en una iglesia al otro lado de la calle de Lafayette Square, donde se habían reunido los manifestantes.

El exsecretario, que renunció al gabinete de Trump, también criticó indirectamente el uso del actual secretario de Defensa Mark Esper de la palabra “espacio de batalla” en referencia a las ciudades estadounidenses.

“Debemos rechazar cualquier pensamiento de nuestras ciudades como un ‘espacio de batalla’ que nuestro ejército uniformado está llamado a ‘dominar'”, dijo Mattis. “En casa, deberíamos usar nuestras fuerzas armadas solo cuando los gobernadores estatales nos lo soliciten, en muy raras ocasiones. Militarizar nuestra respuesta, como vimos en Washington, DC, crea un conflicto, un falso conflicto, entre los militares y sociedad civil “.

“Erosiona la base moral que garantiza un vínculo de confianza entre hombres y mujeres uniformados y la sociedad a la que juran proteger, y de la cual ellos mismos son parte”.

“Mantener el orden público recae en los líderes civiles estatales y locales que mejor entienden a sus comunidades y son responsables ante ellos”.

Esper reconoció el miércoles que su uso de la palabra “espacio de batalla” no pretendía indicar ningún conflicto con los estadounidenses, pero afirmó que utilizó un término de arte militar. Esper también rechazó específicamente el uso de fuerzas de servicio activo en una función de aplicación de la ley en este momento.

Pero Mattis dirigió la mayor parte de la ira a Trump diciendo: “Nunca soñé que las tropas que hicieran el mismo juramento se les ordenara bajo ninguna circunstancia violar los derechos constitucionales de sus conciudadanos, mucho menos para proporcionar una extraña foto para el comandante en jefe electo, con el liderazgo militar de pie al lado”.