CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
España

Fiscalía española investiga al rey emérito Juan Carlos I por construcción de línea ferroviaria de alta velocidad en Arabia Saudí

Por Pau Mosquera

(CNN Español) —  La Fiscalía del Tribunal Supremo informó este lunes que investigará a Juan Carlos I, rey emérito de España, por su involucramiento en posibles irregularidades en la construcción del conocido “AVE del desierto”. Se trata de una línea de ferrocarril de alta velocidad inaugurada en septiembre de 2018 en Arabia Saudita para unir las ciudades de Medina y La Meca, y que está participada por el consorcio hispano-saudí Al Shoula.


La Fiscalía del Tribunal Supremo, que asume ahora esta investigación iniciada por la Fiscalía Anticorrupción, se centrará en delimitar o descartar cualquier responsabilidad penal en la que Juan Carlos I pueda haber incurrido tras haber dejado de ser jefe de Estado. Como la causa original iniciada por la Fiscalía Anticorrupción continúa secreta, según afirmó a CNN un portavoz del Ministerio Público, la Fiscalía no especificó por qué delitos concretos estaría siendo investigado.

En junio de 2014, Juan Carlos I abdicó al trono en favor de su hijo, el actual rey Felipe VI. Desde ese momento, el rey emérito dejó de estar protegido por la inviolabilidad que le confería la Constitución española y pasó a estar aforado ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Es por esto que, tras conocerse su involucramiento en la causa que investigaba previamente Anticorrupción, desde el 5 de junio se designó que sea el fiscal del Tribunal Supremo especializado en Delitos Económicos, don Juan Ignacio Campos, quien continúe la investigación auxiliado por otros tres fiscales.

Ante las consultas de CNN, la casa real española declinó hacer comentarios al respecto. Cabe recordar que en marzo, en aras de «preservar la dignidad de la Institución», el actual monarca Felipe VI renunció a la herencia que pudiera recibir de su padre y rey emérito Juan Carlos I, así como la retirada de la asignación que recibía de los presupuestos para la casa real. En esa misma ocasión, la Casa Real expresó por deseo del mismo Rey emérito que cualquier información que le afectara sería respondida por su representante legal, Don Javier Sánchez-Junco.

CNN intentó contactar con Sánchez-Junco, pero no recibió respuesta hasta el momento.