CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
George Floyd

¿Qué significa el llamado para retirarle fondos a la policía?

Por Scottie Andrew

(CNN) — Hay un grupo creciente de disidentes que creen que los estadounidenses pueden sobrevivir sin el orden público tal como lo conocemos. Y creen que los estadounidenses podrían incluso estar mejor sin él.

La solución a la brutalidad policial y las desigualdades raciales en la custodia policial es simple, dicen los partidarios: simplemente retirar los fondos a la policía.

LEE: Buscan retirar fondos y desmantelar el departamento de policía de Minneapolis

Es tan sencillo como suena: en lugar de financiar un departamento de policía, se invierte una parte considerable del presupuesto de una ciudad en las comunidades, especialmente en las marginadas, donde ocurre gran parte del patrullaje.

El concepto había sido un murmullo durante años, particularmente después de las protestas contra la brutalidad policial en Ferguson, Missouri, aunque parecía improbable en 2014.

Pero se está convirtiendo en una urgencia. Con la muerte de George Floyd y Breonna Taylor a manos de la policía y las protestas a nivel nacional que exigen reformas, al menos una ciudad está considerando disolver su fuerza policial por completo.

¿Retirarle fondos a la policía significa desmantelar a la policía?

Eso depende de a quién se le pregunte, dijo Philip McHarris, candidato a doctorado en sociología en la Universidad de Yale y asociado principal de investigación y políticas en el Centro de Recursos Comunitarios para la Seguridad y la Rendición de Cuentas.

Algunos partidarios del retiro de fondos quieren reasignar algunos fondos, pero no todos, de los departamentos de policía a los servicios sociales. Algunos quieren retirar todos los fondos policiales y disolver los departamentos.

El concepto existe en un espectro, pero ambas interpretaciones se centran en reinventar cómo se ve la seguridad pública, dijo.

También significa desmantelar la idea de que los policías son «custodios públicos» destinados a proteger a las comunidades. McHarris dijo que muchos negros y otras personas de color no se sienten protegidos por la policía.

Protestors are tear gassed as police disperse them near the White House.

Manifestantes entre gas lacrimógeno cerca de la Casa Blanca.

¿Por qué retirarle los fondos a la policía?

McHarris dice que retirar fondos pone fin a la cultura del castigo en el sistema de justicia penal. Y es una de las únicas opciones que los gobiernos locales no han intentado en sus esfuerzos por poner fin a las muertes bajo custodia policial.

Los entrenamientos y las cámaras corporales no han logrado el cambio que quieren quienes protestan.

McHarris creció en un vecindario donde había «amenazas reales y discernibles de violencia armada», y dijo que nunca pensó en llamar a la policía, eso era por su propia seguridad. En cambio, confió en que los vecinos lo ayudaran a sortear las amenazas de peligro.

¿Y si, dijo, esas personas pudieran brindar el mismo apoyo que le mostraron a tiempo completo?

Para explicar por qué apoya la idea, Isaac Bryan, el director del Centro de Política Negra de la UCLA, señala la historia: el orden público en el sur comenzó como patrullaje de esclavos, un equipo de vigilantes contratados para capturar a los esclavos que escaparan. Luego, cuando se abolió la esclavitud, la policía hizo cumplir las leyes de Jim Crow, incluso ante las infracciones más leves.

Y hoy, la policía usa desproporcionadamente la fuerza contra los negros, y es más probable que los negros sean arrestados y condenados.

«Esa historia está arraigada en nuestra aplicación de la ley», dijo Bryan.

Police arrest a protester on Fifth Avenue during a march in Manhattan.

La policía arresta a un manifestante en la Quinta Avenida durante una marcha en Manhattan.

¿A dónde irían esos fondos?

Patrisse Cullors, cofundador del movimiento Black Lives Matter, dijo que retirarle fondos a la policía significa reasignar esos fondos para apoyar a las personas y los servicios en las comunidades marginadas.

Quitarle fondos al orden público «significa que estamos reduciendo la capacidad del orden público de tener recursos que perjudiquen a nuestras comunidades», dijo Cullors en una entrevista con WBUR, la estación de radio pública de Boston. «Se trata de reinvertir esos dólares en comunidades negras, comunidades a las que se ha despojado profundamente».

MIRA: Historias de ciudadanos negros y brutalidad policial en Estados Unidos

Esos dólares pueden ser devueltos a servicios sociales para salud mental, violencia doméstica y personas sin hogar, entre otros. La policía suele ser la primera en responder a los tres, dijo.

Esos dólares también se pueden usar para financiar escuelas, hospitales, viviendas y alimentos en esas comunidades: «todo lo que sabemos que aumenta la seguridad», dijo McHarris.

New York Police Department officers stand in formation after arresting multiple protesters marching after curfew on Fifth Avenue in New York.

Agentes de la Policía de Nueva York formados después de arrestar a múltiples manifestantes cuando pasó el toque de queda.

¿Por qué desmantelar la policía?

Desmantelar a la policía cae en el extremo más radical del espectro de desinversión policial, pero está ganando terreno.

MPD150, una organización de defensa comunitaria en Minneapolis, se enfoca en abolir la policía local. Su trabajo ha sido destacado desde la muerte de George Floyd bajo la custodia de la policía en Minneapolis.

«Las personas que responden a las crisis en nuestra comunidad deben ser las personas mejor equipadas para enfrentar esas crisis», dice la organización.

En lugar de «extraños con armas de fuego», dice la organización, los primeros en responder deberían ser proveedores de salud mental, trabajadores sociales, defensores de víctimas y otros miembros de la comunidad con roles menos visibles.

LEE: Siete casos de muertes violentas de ciudadanos negros que han generado grandes protestas en EE.UU.

Argumenta que la ley y el orden no están respaldados por el orden público, sino a través de la educación, el empleo y los servicios de salud mental, que a menudo se les niega a las comunidades de bajos ingresos. MPD150 y otras organizaciones de abolición policial quieren un acceso más amplio a estos tres ámbitos.

Protesters take a knee in front of New York City police officers.

Manifestantes se arrodillan frente a agentes de policía en Nueva York.

¿Retirarle fondos a la policía llevaría a un repunte en los crímenes violentos?

Retirarle fondos a la policía no se ha hecho en gran escala antes, por lo cual es difícil decir si aumentarían los crímenes violentos o no.

Pero hay evidencia de que menos vigilancia puede conducir a menos crimen. Un informe de 2017, que se centró en varias semanas de 2014 a 2015, cuando el Departamento de Policía de Nueva York retiró deliberadamente la «vigilancia proactiva», encontró que hubo 2.100 denuncias de delitos menos durante ese tiempo.

El estudio define la vigilancia proactiva como la «aplicación sistemática y agresiva de orden público ante violaciones leves» y una mayor presencia policial en áreas donde «se anticipa el crimen».

Ese es exactamente el tipo de actividad que los partidarios de la desinversión en la policía quieren terminar.

Minneapolis Police and Minnesota State Patrol form a police line.

Línea policial en Minneapolis.

¿Sucederá el retiro de fondos a la policía?

Es radical para una ciudad estadounidense operar sin orden público, pero ya se está discutiendo en Minneapolis.

El miembro del consejo municipal Steve Fletcher, en un hilo de Twitter, dijo que los miembros del consejo están discutiendo «lo que se necesitaría para disolver el Departamento de Policía de Minneapolis y comenzar de nuevo con una capacidad de alcance y seguridad pública no violenta orientada a la comunidad».

«Podemos reimaginar totalmente lo que significa la seguridad pública, las habilidades para las que estamos reclutando, las herramientas que necesitamos y no necesitamos», escribió. «Podemos invertir en competencia cultural y capacitación en salud mental, desescalada y resolución de conflictos».

Sin embargo, retirar fondos es más simple que disolver, y al menos un alcalde ya ha dado ese paso. Después de que los californianos denunciaron una propuesta para aumentar el presupuesto del Departamento de Policía de Los Ángeles a US$ 1.860 millones, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, acordó recortar entre 100 y 150 millones de dólares de los fondos propuestos.

No es una abolladura significativa en el presupuesto, pero es una prueba de que los funcionarios están escuchando, dijo Bryan.

«Hace una semana, retirarle fondos a la policía habría sonado como una idea descabellada», dijo. «Ahora estamos hablando de eso. Retirar totalmente los fondos de la policía todavía puede sonar descabellado, pero la próxima semana podría ser diferente».