CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Sin casos activos de covid-19, Nueva Zelandia levantará casi todas sus restricciones de coronavirus

Por Ben Westcott

(CNN) — Casi todas las restricciones de coronavirus en Nueva Zelandia se levantarán mañana, anunció la primera ministra Jacinda Ardern, luego de que el país no reportara casos activos.

Las escuelas y los lugares de trabajo podrán reabrir bajo las nuevas reglas de “nivel 1”, sin limitaciones en reuniones o viajes domésticos.

Sin embargo, aún se fomenta el distanciamiento social, y Ardern dijo que las fronteras internacionales de Nueva Zelandia permanecerán cerradas a los no residentes para evitar nuevos brotes. Los residentes que lleguen a Nueva Zelandia aún deberán permanecer en cuarentena durante dos semanas.

Nueva Zelandia actualmente no tiene casos activos de coronavirus, y no se han reportado casos positivos en los últimos 17 días.

No ha habido nadie recibiendo tratamiento en el hospital por covid-19 durante los últimos 12 días y han pasado 40 días desde el último caso de transmisión comunitaria.

“Esta libertad de restricciones depende en gran medida del papel continuo que desempeñarán nuestros controles fronterizos para mantener al virus fuera … El virus estará en nuestro mundo por algún tiempo”, dijo Ardern en una conferencia de prensa el lunes.

publicidad

El anuncio se produjo cuando el número global de infecciones confirmadas por coronavirus superó los 7 millones el lunes, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins, con más de 402.000 personas muertas. Nueva Zelandia ha tenido 1.504 casos confirmados y 22 muertes.

Ardern dijo que había bailado de emoción al escuchar la noticia de que Nueva Zelandia actualmente no tiene casos activos de covid.

«Fue una información muy emocionante de escuchar, así que confieso que cuando escuché esa información hice un… no sé si podría describirlo como un baile, un movimiento semicoordinado alrededor del salón», dijo la primera ministro dijo durante un Facebook en vivo el lunes.

Calendario de cierre de Nueva Zelandia

El primer caso de coronavirus se confirmó en Nueva Zelandia el 28 de febrero, más de un mes después de que Estados Unidos confirmó su primera infección.

El 14 de marzo, cuando el país tenía seis casos, Ardern anunció que cualquiera que ingrese al país necesitaría aislarse durante dos semanas, lo que en ese momento era una de las restricciones fronterizas más duras del mundo. A los extranjeros se les prohibió ingresar al país el 20 de marzo.

Días después, el 23 de marzo, sin muertes y cuando hubo 102 casos confirmados, Ardern anunció que el país estaba entrando en el bloqueo de «nivel tres».

Se cerraron negocios no esenciales, se cancelaron eventos y reuniones y se cerraron las escuelas a todos los niños, excepto a los de los trabajadores esenciales.

Se les dijo a los empleadores que permitieran trabajar desde casa cuando fuera posible, el transporte público estaba reservado para los trabajadores esenciales y se prohibió el transporte aéreo nacional entre regiones.

A la medianoche del 25 de marzo, Nueva Zelandia se movió al bloqueo más estricto del nivel 4, y se le dijo a la gente que no saliera de su hogar, excepto para hacer ejercicio esencial cerca de sus casas, mientras mantenía el distanciamiento social.

El 9 de abril, a pesar de una disminución en los casos, Ardern endureció las restricciones fronterizas para que todos los ciudadanos y residentes permanentes que llegaran a Nueva Zelandia estuvieran obligados a pasar dos semanas en cuarentena en una instalación aprobada en lugar de en su hogar.

El país también ha dicho que tiene una de las capacidades de hacer pruebas más altas del mundo.

¿Burbujas de viaje?

Nueva Zelandia y Australia han estado en conversaciones para establecer una «burbuja de viaje», que permitiría a los residentes viajar libremente entre las naciones vecinas sin necesidad de cuarentena.

Ambos países han controlado en gran medida sus brotes locales de coronavirus y tienen grandes industrias turísticas que se han visto severamente afectadas por las restricciones de viaje generalizadas.

Sin embargo, Ardern advirtió este lunes que tal corredor aún podría estar a meses de distancia.

«No quiero que las empresas de Nueva Zelandia o incluso los kiwis que quieren viajar a través de la zanja tengan un comienzo falso. Prefiero compartir los plazos cuando tengamos mucha más certeza», dijo.

«(Australia) está progresando estado por estado, pero no es universal».