CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Petróleo

El petróleo ha subido 80 dólares en 7 semanas… pero la recuperación puede resultar demasiado buena para ser verdad

Por Matt Egan

(CNN Business) – El mercado del petróleo se ha recuperado rápidamente de su peor día.

El crudo estadounidense superó los 40 dólares por barril esta semana. Eso, normalmente, no sería algo destacado, pero en este momento marca un salto de 80 dólares desde su caída sin precedentes hace solo siete semanas, cuando alcanzó un mínimo de -40,32 dólares por barril el 20 de abril. Mientras tanto, el petróleo Brent, el punto de referencia mundial, se ha más que duplicado desde mediados de abril.

La recuperación excepcional del petróleo está impulsada por la esperanza de un fuerte repunte en la economía mundial, tras la pandemia de coronavirus que devastó la demanda de gasolina, de combustible para aviones y de diesel.

El retorno del petróleo también refleja entusiasmo por los recortes récord de producción de la OPEP, Rusia y sus aliados, más el fuerte retroceso en la producción de Estados Unidos, el líder mundial.

Aún así, existen preocupaciones crecientes de que la recuperación en el sector petrolero resulte demasiado buena para ser verdad. El exceso de barriles innecesarios no ha desaparecido. Incluso, las mayores alzas petroleras no han tenido una demanda igual a los niveles previos a la pandemia en el corto plazo. Y la amenaza de una segunda ola de infección por coronavirus está presente.

“El mercado puede haberse adelantado un poco. Los riesgos están fuertemente inclinados a la baja”, sostuvo Bob McNally, presidente de la consultora Rapidan Energy Group.

El impacto del derrumbe del petróleo de EE.UU. 2:17

Los negociantes de petróleo están apostando a que el suministro excesivo de barriles que llevó a tener precios negativos el 20 de abril desaparecerá rápidamente. Pero los analistas insistieron en que volver a lograr este delicado equilibrio lleva un tiempo considerable, y que no es pan comido.

Goldman Sachs: los fundamentales se están “volviendo bajistas”

JBC Energy Group advirtió que los precios del petróleo necesitarán una “confluencia de sorpresas alcistas” solo para mantener los niveles actuales.

Goldman Sachs destacó este lunes que los fundamentales del mercado petrolero se están “volviendo bajistas” y que los precios probablemente sufrirán un “retroceso” en las próximas semanas.

El banco de Wall Street citó cuatro desafíos principales: las expectativas de demanda están “por delante” de los fundamentales; el nivel de inventarios sigue siendo “desalentador”; la producción de esquisto de petróleo de Estados Unidos y de crudo de Libia ya se está reiniciando; y los precios se acercan a niveles que llevarán a que los recortes de suministro de la OPEP se alivien y que las compras chinas se desaceleren.

Goldman Sachs espera que los precios del petróleo en Estados Unidos promedien solo 34 dólares en el tercer trimestre.

Experto: La producción petrolera con mayor riesgo es la de Brasil 7:53

Eso, a pesar de los recientes esfuerzos de la OPEP para revivir el mercado de su histórico colapso. El fin de semana pasado, la OPEP y todos sus países aliados, excepto uno, llegaron a un acuerdo para extender hasta julio los recortes récord de producción de petróleo. Además, el grupo logró
nuevos compromisos de adhesión a las cuotas por parte de países como Iraq y Nigeria que no lo estaban haciendo.

El acuerdo subraya drásticamente las relaciones mejoradas dentro de la OPEP+ luego de la épica guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia.

“Rusia y Arabia Saudita ya no están atacando entre ellos. Están tomados de la mano”, señaló McNally.

La demanda está regresando

Simultáneamente, la sed mundial por el petróleo está mejorando lentamente. La suspensión de las órdenes de confinamiento está provocando naturalmente un aumento en la demanda de gasolina, combustible para aviones y diesel en niveles extremadamente débiles. Incluso la ciudad de Nueva York, el epicentro de la pandemia, está comenzando a reabrir su economía.

“La demanda del usuario final está claramente al alza”, escribió Michael Tran, director de estrategia energética global de RBC Capital Markets, en una nota este martes a clientes.

Eso está claro en la demanda de gasolina de Estados Unidos, que aumentó en 885.000 barriles por día durante la semana pasada, según estimaciones de RBC basadas en datos de tráfico en tiempo real. Eso marca el mejor desempeño de siete días desde que las órdenes de confinamiento se flexibilizaron.

Aunque la mayoría de los modelos en Wall Street pronosticaron que los balances de oferta y demanda caerían en déficit a finales de este mes o principios del próximo, Tran indicó que hay señales que sugieren que la transición alcista podría ocurrir semanas antes de lo previsto.

La pandemia no ha terminado

Por supuesto, el riesgo es que el esfuerzo para volver al equilibro en el mercado petrolero se descarrile por el resurgimiento de infecciones de coronavirus, las cuales puedan obligar a las autoridades a abandonar sus planes de reapertura.

Colapso histórico del crudo de Texas 3:53

Eso es lo que está sucediendo en Israel, que anunció este lunes que “pisaría el freno de emergencia” en sus planes de reapertura debido a un fuerte aumento de los casos de coronavirus.

Matthew Harrison, analista de biotecnología de Morgan Stanley, dijo en una nota este martes que el banco está vigilando un posible “brote” en estados donde los nuevos casos y/o hospitalizaciones están “acelerándose nuevamente”. Harrison enumeró a Arizona, California, Oregon, Florida, Carolina del Sur y Texas como estados a observar. Morgan Stanley ahora pronostica que un total de 2,5 millones de estadounidenses se infectarán, muy por encima de su pronóstico de 1,4 millones de casos hace solo un mes.

“Una segunda ola de la pandemia ya no es una posibilidad tan distante”, escribió Bjornar Tonhaugen, jefe de mercados petroleros de Rystad Energy, en una nota este martes. “Si nos damos cuenta de esto, la demanda de petróleo, que se ha estado recuperando lentamente, podría caer nuevamente a los niveles del confinamiento”, añadió.

“El petróleo de esquisto volverá”, pero ¿cuándo?

Conoce a los 5 principales productores de petróleo 1:11

Incluso si la crisis de salud permanece bajo control, existe el riesgo de que el repunte en el mercado petrolero vuelva a ser contraproducente. En los últimos años, los precios más altos han alentado a las compañías petroleras, especialmente a quienes se dedican al fracking, a aumentar bruscamente la producción. Eso a su vez condujo a un exceso de oferta.

“Tenemos que preocuparnos por un doble golpe en este proceso”, dijo Ryan Lance, presidente ejecutivo de de ConocoPhillips, durante una conversación de CERAWeek que se publicó el martes.

Wall Street instará fuertemente a las compañías de esquisto bituminoso que alguna vez estuvieron en auge a ser moderadas mientras vuelven a retomar sus actividades.

“El petróleo de esquisto no está quebrado; el petróleo de esquisto no se ha ido; el esquisto volverá”, dijo Lance. “Pero sí creo que regresará más lento porque va a haber presión sobre las compañías para que refinen su programa de capital, tal vez no crezca dramáticamente como antes”, añadió.

McNally, el presidente de Rapidan Energy, estuvo de acuerdo en que las compañías de petróleo de petróleo de esquisto serán cuidadosas.

“Después de un cambio de 80 dólares en los precios del petróleo, la champaña aún no puede abrirse”, dijo. “Es demasiado temprano para celebrar”, insistió.