CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

¿Ves a alguien colapsar cerca de ti? Un estudio dice que todavía es seguro realizar RCP durante la pandemia

Por Ryan Prior

(CNN) — Imagínate estar dando un paseo por tu vecindario, manteniéndote cuidadosamente a casi 2 metros de distancia de los demás para garantizar el distanciamiento social.

De repente, ves a un anciano colapsar en la acera, sufriendo un ataque al corazón.

Todo lo que has escuchado últimamente te dice que evites el contacto cercano con extraños, especialmente las personas mayores, durante la pandemia.

¿Es seguro realizar RCP (reanimación cardiopulmonar) para tratar de salvar su vida? ¿O corres el riesgo de ser infectado con el nuevo coronavirus o de transmitírselo a un hombre moribundo?

Hay una respuesta: se recomienda que las personas ejecuten RCP o compresiones torácicas en otros durante la pandemia, según un informe publicado por un grupo de médicos de la sala de emergencias de Seattle en la revista Circulation.

publicidad

De hecho, puede ser cientos de veces más probable que salves la vida del moribundo que tu mueras por covid-19 al acudir en su ayuda.

Hacer RCP en una pandemia

Así están los cálculos.

Del 1 de enero al 15 de abril, los servicios médicos de emergencia en el condado de King, Washington (que incluye Seattle) respondieron a 1.067 casos de paro cardíaco que ocurrieron fuera de un hospital. Una vez que esos pacientes llegaron al hospital, menos del 10% de ellos fueron diagnosticados con covid-19.

A partir de ahí, los investigadores también hicieron su cálculo de seguridad de RCP haciendo referencia cruzada al riesgo de un posible rescatador de morir en última instancia de su propio acto de compasión.

«Dada una mortalidad del 1% por covid-19, aproximadamente 1 rescatador podría morir en 10.000 eventos de RCP transeúntes», escribieron los investigadores. «En comparación, la RCP espectadora salva más de 300 vidas adicionales entre 10.000 pacientes con (paro cardíaco fuera del hospital)».

Este estudio tuvo lugar en Seattle, una ciudad que vio 15 muertes de covid-19 por cada 100.000 habitantes, menos de la mitad de la mortalidad promedio en EE.UU., según los análisis de mortalidad del Centro de Recursos Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

El nivel de miedo y riesgo de realizar RCP podría ser mayor en áreas con más prevalencia de covid-19, señaló el Dr. Michael Sayre, autor principal del estudio y profesor en el departamento de medicina de emergencia de la Universidad de Washington.

«Nos preocupaba que las personas pudieran morir por el miedo en lugar de la enfermedad», dijo.

Si no tienes certificación de RCP, las compresiones con las manos pueden funcionar

Cada año 805.000 estadounidenses sufren un ataque cardíaco, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU.

Si te encuentras llamando al 911 para ayudar a uno de ellos, el operador te preguntará si el paciente está despierto y si respira normalmente. Si respondes no a ambas preguntas, el operador comenzará a dar instrucciones sobre cómo proporcionar compresiones torácicas hasta que lleguen los paramédicos.

No necesitas hacer boca a boca durante la pandemia. Los estudios muestran que los pacientes que recibieron solo compresiones torácicas, en lugar de RCP con respiración boca a boca, tienen una probabilidad similar de sobrevivir al alta hospitalaria.

La Asociación Estadounidense del Corazón enmendó sus recomendaciones de RCP en 2008, emitiendo una guía para que las personas pudieran realizar RCP solo con las manos como el medio más efectivo de tratar de salvar la vida de alguien hasta que llegue la ayuda.

«Los que presencian el colapso repentino de un adulto deben activar el sistema de servicios médicos de emergencia (EMS) y proporcionar compresiones torácicas de alta calidad presionando con fuerza y rapidez en el centro del pecho de la víctima, con interrupciones mínimas», indicó la guía.

Es imperativo actuar de la manera más decisiva y rápida posible.

«La posibilidad de supervivencia disminuye en un 10% por cada minuto sin RCP», indicó la Dra. Comilla Sasson, vicepresidenta de ciencia e innovación en atención cardiovascular de emergencia de la American Heart Association, en marzo. «Es una ventana de muerte de 10 minutos en muchos casos».

«Sabemos que si puedes comenzar a poner tus manos sobre el pecho y hacer compresiones de inmediato, se extiende ese intervalo de 10 minutos», continuó. «Lo empujas hacia atrás y le das más tiempo a esa persona para que llegue ayuda».

Las personas todavía proporcionan RCP durante la pandemia

Volvamos al ejemplo inicial del extraño colapsando en la calle. Esa hipótesis no es tan común, con o sin pandemia.

«Es probable que el rescatador sea un miembro de la familia», señaló Sayre. «Sabrás si están enfermos o no».

Y hasta ahora no parece haber datos empíricos que relacionen la RCP y la infección por coronavirus.

De hecho, durante el curso de este estudio en Seattle, los investigadores no se encontraron con una sola persona que contrajo covid-19 por administrar RCP a alguien que experimenta un paro cardíaco. También descubrieron que la probabilidad de que la gente realizara RCP durante emergencias médicas reales no había disminuido de manera significativa durante los últimos meses de pandemia.

Sin embargo, Sayre argumentó que es importante seguir investigando los vínculos entre la reanimación y la transmisión del coronavirus. Las personas en otras ciudades pueden ser cautelosas y dejar pasar oportunidades de salvar vidas.

Y estos datos podrían ser particularmente importantes para ayudar a los socorristas a saber cómo protegerse cuando salen de una llamada en el futuro, ya que la cantidad de casos en un área aumenta y disminuye, aseguró Sayre.

Esta evaluación preliminar de los riesgos podría ser útil si la pandemia aumenta en el otoño.

«Si tenemos una gran segunda ola y el covid abruma el sistema de atención médica, los riesgos podrían ser mayores», indicó.

Andrea Kane y Sandee LaMotte de CNN contribuyeron a esta historia.