CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Campaña de Trump exige que CNN se disculpe por una encuesta que muestra a Biden como líder

Por Veronica Stracqualursi, Harry Enten

(CNN) – La campaña del presidente Donald Trump le exigió a CNN que se retracte y se disculpe por una encuesta reciente que muestra al mandatario muy por detrás del virtual candidato presidencial demócrata Joe Biden.

La exigencia, que se presentó en una carta de cese y desistimiento al presidente de CNN Jeff Zucker y que contenía numerosas afirmaciones incorrectas y engañosas, fue rechazada de inmediato por la cadena.

“Nos mantenemos en nuestra encuesta”, aseguró Matt Dornic, portavoz de CNN.

La encuesta de CNN, realizada por SSRS y publicada este lunes, muestra que Trump va detrás del exvicepresidente por 14 puntos, 55% contra 41%, entre los votantes registrados. El sondeo también encontró que el índice de aprobación del mandatario está en 38% –su peor cifra desde enero de 2019 y aproximadamente a la par de los índices de aprobación de los presidentes Jimmy Carter y George Bush, quienes tuvieron un solo mandato, en este momento de sus años de reelección–, mientras su índice de desaprobación alcanza el 57%.

En la carta enviada a Zucker, la campaña de Trump argumenta que la encuesta de CNN está “diseñada para engañar a los votantes estadounidenses a través de un cuestionario tendencioso y un muestreo sesgado”.

“Es una artimaña y una encuesta falsa para provocar la supresión de los votantes, reprimir la fuerza y el entusiasmo por el presidente, y presentar una visión falsa en general del apoyo actual en todo Estados Unidos al presidente”, sostiene la carta, firmada por la principal asesora legal de la campaña de Trump Jenna Ellis y el director de operaciones Michael Glassner.

La campaña del presidente Trump demanda disculpas de CNN 1:02

La campaña exigió formalmente que CNN se retractara de la encuesta y publicara una “retractación, disculpa y aclaración completas, justas y visibles para corregir sus conclusiones engañosas”.

David Vigilante, vicepresidente ejecutivo y asesor general de CNN, dijo a la campaña que sus “acusaciones y demandas son rechazadas en su totalidad”.

“Según tengo entendido, esta es la primera vez en sus 40 años de historia que CNN ha sido amenazado con acciones legales porque a un político o campaña estadounidense no le gustan los resultados de las encuestas de CNN”, escribió Vigilante en su respuesta. “En el grado en que hemos recibido amenazas legales de líderes políticos en el pasado, por lo general provienen de países como Venezuela u otros regímenes donde hay poco o ningún respeto por los medios libres e independientes”.

Después de que CNN publicara la encuesta a principios de esta semana, Trump tuiteó que había contratado a la encuestadora republicana McLaughlin & Associates para “analizar” la encuesta y otras “que sentí que eran FALSAS debido al increíble entusiasmo que estamos recibiendo”. McLaughlin se ubica como una de las encuestadoras menos precisas en la industria, según lo medido por FiveThirtyEight.

Pero otras múltiples encuestas publicadas en las últimas semanas –incluidas las de ABC News/Washington Post, Monmouth UniversityNPR/PBS Newshour/Marist CollegeNBC News/Wall Street JournalQuinnipiac University y Fox News– también muestran a Biden muy por por delante de Trump. Estos sondeos, promediados con la encuesta de CNN, encontraron que Biden lidera por dos dígitos, un resultado muy por encima de cualquier margen de error.

Afirmaciones engañosas

La carta de la campaña, que cita en gran medida los hallazgos de McLaughlin, hace varias afirmaciones incorrectas y engañosas.

“Es una encuesta de 1.259 adultos, ni siquiera votantes registrados y mucho menos votantes probables”, sostiene la carta y un memorándum de McLaughlin de principios de esta semana.

Si bien es cierto que 1.259 adultos fueron contactados a través de teléfono –fijo o celular– por un entrevistador en vivo para la encuesta, el margen de 14 puntos por el cual Trump está detrás de Biden provino de una pregunta planteada solo a 1.125 votantes registrados. Es típico que en esta etapa de la carrera las encuestas hagan muestreos de electores registrados en lugar de los probables, ya que es difícil proyectar si los votantes participarán en una elección que está a cinco meses. CNN, como la mayoría de los encuestadores públicos, suele informar los resultados de los votantes probables cerca del Día del Trabajo.

Debe destacarse que en la encuesta de CNN, Biden amplía su liderazgo entre quienes están más (es decir, extremadamente) entusiastas por votar.

McLaughlin señala que la encuesta de CNN es una “encuesta anti-Trump sesgada de solo un 25% de republicanos”. Sin embargo, ese porcentaje de encuestados es consistente con varias otras encuestas mayores que usan entrevistas telefónicas en vivo, las cuales proporcionan el panorama más confiable de la carrera. McLaughlin argumentó esta semana que los encuestadores deberían incluir un tercio de republicanos en las encuestas para reflejar el 33% que representaron en la votación de 2016, pero las encuestas de boca de urna casi siempre tienen una mayor proporción de partidistas y una menor proporción de independientes que las encuestas telefónicas previas a las elecciones.

Entre toda la muestra, el 32% se identificó en la encuesta de CNN como demócrata, el 25% como republicano y el 44% se describió como independiente o perteneciente a otro partido. Los resultados para la muestra completa tienen un margen de error de muestreo de más o menos 3,4 puntos porcentuales. Es 3,6 puntos entre los votantes registrados.

La carta enviada a Zucker también incluye la crítica de McLaughlin acerca de que la encuesta, realizada entre el 2 y el 5 de junio, fue hecha “antes de las grandes noticias económicas”, una mejora en la tasa de desempleo que se publicó el viernes, a pesar de que la encuesta se siguió realizando durante todo ese día.

Y la encuesta ocurre en medio de un momento especialmente turbulento para la presidencia de Trump, incluyendo la actual pandemia de coronavirus, la indignación y la preocupación por las relaciones raciales a raíz de la muerte de George Floyd a manos de agentes de policía y la entrada oficial de Estados Unidos en una recesión.

McLaughlin también ha argumentado que la encuesta incluye injustamente “preguntas sobre asuntos que incluyen la relaciones raciales, la no creación de empleos, lo que podría haber sesgado aún más la encuesta”, aunque el sondeo de CNN sí pregunta a los votantes registrados quién manejaría mejor la economía (Trump lidera con el 51% frente Biden con 46%) y se llevó a cabo en el pico de las protestas por el caso de Floyd.

Trump se ha irritado a menudo con las encuestas que no lo reflejan de manera favorable mientras promociona las que sí lo hacen. El mes pasado, Trump criticó a Fox News, una cadena que publicita con frecuencia y a la cual le da entrevistas, por una encuesta realizada por teléfono que lo mostró detrás de Biden por 8 puntos, y en su lugar señaló una encuesta de CNN publicada a principios de mes donde él superaba al exvicepresidente en estados en disputa. Sin embargo, esa encuesta de CNN mostró que Biden tenía una ventaja de 5 puntos sobre Trump entre los votantes registrados en todo el país.

“¿Por qué @FoxNews no publica la encuesta CNBC o la encuesta (¡lo creas o no!) de @CNN? ¡Espero que Roger A esté mirando hacia abajo y observando lo que le sucedió a esta creación que alguna vez fue hermosa!”, tuiteó Trump en ese momento, refiriéndose al fallecido fundador de Fox News, Roger Ailes.

Trump también ha acreditado las encuestas de CNN cuando le conviene, como lo hizo en diciembre de 2015 cuando agradeció a varios reporteros en el aire por su “informe muy profesional de la nueva encuesta de CNN” que lo mostraba por delante en las asambleas partidarias de Iowa.