CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Fiscales alemanes dicen que tienen nuevas pruebas en el caso de Madeleine McCann, pero no son suficientes

Por Frederik Pleitgen, Stephanie Halasz, Vasco Cotovio

Berlín (CNN) — Fiscales alemanes dijeron que tienen pruebas de que un hombre encarcelado por otro crimen mató a la niña británica Madeleine McCann, hace 13 años, pero no tienen las evidencias suficientes como para acusar al sospechoso en un tribunal.

Los fiscales dijeron, la semana pasada, que «asumieron» que McCann, quien desapareció en 2007 mientras estaba de vacaciones en Portugal con su familia, estaba muerta. Tenía 3 años en el momento de su desaparición.

El misterio de larga data de lo que le sucedió a la niña desaparecida ha cautivado a personas de todo el mundo. La Policía alemana anunció, la semana pasada, que un hombre encarcelado en la ciudad de Kiel por un delito no relacionado se había convertido en un sospechoso, en un gran avance después de años de poco progreso.

El desarrollo se produjo después de que la Policía encontró un posible vínculo entre la desaparición de McCann y la de una niña de cinco años llamada Inga, en Alemania, en 2015.

En una entrevista con CNN, el jueves, el fiscal de Braunschweig, Hans Christian Wolters, dio pocos detalles sobre la evidencia que su oficina había obtenido, pero dijo que tenían «hallazgos» que mostraban que el sospechoso, de 43 años, había asesinado a McCann.

«En realidad es así: tenemos un sospechoso específico, sabemos el nombre, tenemos una foto, sabemos dónde está en este momento, es decir, está bajo custodia en Alemania, y en realidad tenemos hallazgos que sugieren que es el asesino de Madeleine McCann», dijo.

«Por el momento, no hay pruebas suficientes para condenarlo».

Aunque no mencionó al sospechoso por su nombre, CNN confirmó su identidad con alguien cercano a la investigación como Christian B. Los medios alemanes publicaron el mismo nombre y fotografías que lo identifican.

Cientos de pistas han surgido en Alemania y el Reino Unido después de un enlace con el sospechoso y se publicaron nuevos detalles, dijo Wolters.

«Tenemos una sospecha bien fundada, pero esta sospecha está por debajo del nivel suficiente que necesitamos para llevar los cargos a los tribunales».

Según la ley alemana, un caso de asesinato solo se puede abrir si hay suficiente evidencia que haría más probable una condena que una absolución, dijo Wolters.

Friedrich Fuelscher, un abogado que representa al sospechoso, dijo a CNN, el jueves, que los investigadores aún no se habían acercado a su cliente.

«Siguiendo el consejo de su defensa, él permanece en silencio sobre las acusaciones», dijo Fuelscher, y agregó que estaba esperando obtener acceso al archivo policial de los fiscales estatales, después de lo cual su equipo legal «evaluará más».

El sospechoso también fue trasladado a otra celda solo por su propia seguridad, dijo Oliver Breuer, portavoz del Ministerio de Justicia en el estado de Schleswig-Holstein. El sospechoso «es muy consciente del interés de la prensa internacional», dijo.

«Asumimos que Maddie McCann está realmente muerta»

Wolters dijo que los fiscales no han encontrado ninguna evidencia que sugiera que McCann esté viva.

«Según el conocimiento que tenemos … asumimos que Maddie McCann está realmente muerta», dijo, y agregó que «no había ninguna duda razonable» de que la niña había muerto.

«Por supuesto, entendemos que los padres, al menos hasta que se encuentra el cuerpo, por ejemplo, tienen la esperanza de que la niña todavía esté viva en algún lugar, pero en realidad, desde nuestro punto de vista, no hay conocimiento que incluso pueda comenzar a apoyar eso».

(AFP/Getty Images)

También negó los informes de los medios de comunicación del Reino Unido de que había evidencia que sugería que McCann había sido asesinada poco después de su secuestro, a pesar de que probablemente era el caso.

Los fiscales también están «casi seguros» de que el sospechoso había cometido delitos sexuales contra otras personas, dijo.

«No sabemos en detalle si se trata de víctimas británicas o alemanas o de otras posibles nacionalidades. Pero estamos muy seguros de que hay más víctimas», dijo.

El sospechoso había vivido en la región portuguesa del Algarve, entre 1995 y 2007, y también residía en una casa en Praia da Luz, la ciudad turística de la que McCann desapareció, dijeron los fiscales anteriormente.

Cuando los fiscales alemanes informaron que habían surgido nuevas pruebas contra el sospechoso, los fiscales portugueses confirmaron, el miércoles, que el mismo sospechoso tenía dos condenas previas en el país, una por desobediencia y otra por robo, y que había cumplido condena en prisión.

La Policía Metropolitana de Londres reveló, la semana pasada, detalles de dos automóviles vinculados al sospechoso en el momento de la desaparición, y pidió al público que brinde información sobre ellos.

En un comunicado enviado a CNN, la semana pasada, los padres de la niña desaparecida agradecieron a las «fuerzas policiales involucradas por sus continuos esfuerzos en la búsqueda de Madeleine».

«Todo lo que siempre hemos querido es encontrarla, descubrir la verdad y llevar a los responsables ante la justicia. Nunca renunciaremos a la esperanza de encontrar a Madeleine con vida, pero sea cual sea el resultado, necesitamos saber lo que necesitamos para encontrar la paz», dijeron sus padres.

– Angela Dewan y Sarah Dean de CNN contribuyeron desde Londres.