CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Investigaciones

Mejora tu salud mental y física durante la pandemia ofreciéndote como voluntario virtualmente

Por Sandee LaMotte

(CNN) — ¿Buscas un impulso mental y físico durante la pandemia? Intenta ser voluntario.

Los adultos mayores de 50 años que se ofrecen como voluntarios durante aproximadamente dos horas por semana tienen un riesgo sustancialmente menor de morir, mayores niveles de actividad física y una mejor sensación de bienestar, según un nuevo estudio. Y desarrollan menos limitaciones físicas que los adultos que no hacen voluntariado.

El estudio, publicado el jueves en la revista American Journal of Preventive Medicine, analizó datos de entrevistas personales y respuestas de encuestas de casi 13.000 participantes seleccionados al azar del Estudio de Salud y Jubilación, un estudio de panel longitudinal de estadounidenses mayores. Se rastreó a dos grupos de participantes durante cuatro años entre 2010 y 2016.

Si bien la investigación no logró encontrar beneficios para la salud de enfermedades específicas, los resultados se hicieron eco de los resultados de otras investigaciones sobre los beneficios generales para la salud de ayudar a otros.

«El voluntariado podría ayudar a enriquecer nuestras propias vidas fortaleciendo nuestros lazos con los demás, ayudándonos a tener un sentido de propósito y optimismo, y protegiéndonos de sentimientos de soledad, síntomas depresivos y desesperanza», dijo el autor del estudio Eric Kim, científico investigador en el departamento de ciencias sociales y conductuales de la Harvard TH Chan School of Public Health.

publicidad

Eso es ciertamente algo que todos podríamos usar en este momento, después de meses de confinamiento por un virus aterrador que toma y devasta vidas mientras pone en peligro a otros.

Reinventar el voluntariado

«Cuando pensamos en el voluntariado, nuestras mentes pueden recurrir automáticamente a un conjunto específico de actividades. Sin embargo, las actividades que nos acercan físicamente a los demás representan un riesgo durante este tiempo de pandemia», indicó Kim. «Ahora es una oportunidad maravillosa para reimaginar cómo podría ser el voluntariado, tal vez de manera que nos permita permanecer físicamente distantes de los demás».

Una de las maneras más fáciles de hacer esto, dijeron los expertos, es llegar a sus propios vecinos, especialmente a los ancianos. Simplemente toca las puertas y pregunta cómo están a través de las pantallas, ofreciendo hacer mandados o recibir comida.

También puedes ayudar comprando y sacando comida de negocios locales, llevando a casa un amigo peludo (las mascotas tienen sus propios beneficios para la salud), donando sangre y haciendo máscaras, entre otros.

Los grupos en línea como Nextdoor también conectan virtualmente a los vecinos, ofreciendo una vía para comunicarse y pedir ayuda. Facebook acaba de lanzar una función de ayuda comunitaria en Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Australia y Canadá, con planes de expandirse a otros países.

Los grupos sin fines de lucro de todo el mundo están a la altura de la situación al expandir las opciones de voluntariado virtual, un movimiento que comenzó en los años 90 y continúa creciendo. Hoy a menudo se llama «voluntariado electrónico».

Points of Light, que se autodenomina «la organización más grande del mundo dedicada al servicio voluntario», ofrece un motor de búsqueda en su mercado de voluntarios All for Good para encontrar proyectos de voluntariado en casa en 37 países del mundo, muchos de los cuales son proyectos de bricolaje.

Las Naciones Unidas enumera actividades de voluntariado en línea que apoyan a mujeres y jóvenes, muchos de los cuales son proyectos virtuales específicos de coronavirus. Idealist, un grupo en línea sin fines de lucro con sede en Nueva York, tiene listas de varias oportunidades de voluntariado y recaudación de fondos en todo el mundo en su sitio web.

Table Wisdom permite conectarte por video chat con un estudiante internacional o una persona aislada en otra ciudad que ha sido afectada por el distanciamiento social.

Career Village utiliza voluntarios en línea para compartir consejos de carrera con jóvenes de bajos ingresos a través de Internet, mientras que Volunteer Match tiene formas de retribuir en salud y medicina, niños y jóvenes, educación y desarrollo comunitario. Su sitio tiene un centro covid-19 aquí.

Bookshare, que proporciona materiales para niños y adultos en situación de discapacidad, necesita voluntarios virtuales para realizar tareas como escanear y corregir páginas de libros y clasificar y describir imágenes. Los traductores sin fronteras necesitan personas para traducir textos médicos y respuestas a crisis.

La aplicación Be My Eyes conecta a personas videntes con personas ciegas y de baja visión que necesitan ayuda con las tareas cotidianas. La idea comenzó en 2012 en Dinamarca y ahora está disponible en más de 180 idiomas. Según el sitio web Be My Eyes, es «la mayor comunidad en línea para personas ciegas y con baja visión, así como una de las plataformas de micro-voluntariado más grandes del mundo».

Asistencia de salud mental

Con tantas personas que enfrentan ansiedad, depresión y otros problemas de salud mental a raíz de la pandemia, la necesidad de que las personas se ofrezcan como voluntarios o consejeros de crisis está en aumento. Crisis Text Line se basa en asesores voluntarios capacitados en crisis que trabajan desde casa y utilizan la escucha activa, la resolución colaborativa de problemas y la planificación de seguridad para ayudar a los necesitados.

En la ciudad de Nueva York, una de las áreas más afectadas por el coronavirus, se necesitan voluntarios para llamar y hablar con personas mayores locales que están confinadas en sus hogares y en riesgo de depresión debido al aislamiento de amigos, familiares y vecinos.

Estas son solo algunas de las increíbles oportunidades de voluntariado que existen: hay muchas más en su propia comunidad, así que comunícate con organizaciones benéficas locales, bancos de alimentos y refugios para personas sin hogar para ver qué necesitan y cómo puedes ayudar.

«Animo a las personas a pensar en sus valores y las causas que más les importan», afirmó Kim.

«Cualquiera que sea la causa, este es un momento en la historia en el que la sociedad necesita más tu servicio. Si puedes hacerlo cumpliendo con las pautas de salud pública, no solo ayudará a sanar el mundo, sino que también podría ayudarte a ti mismo».