CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Tres portaaviones de la Armada de EE.UU. patrullan el océano Pacífico al mismo tiempo. Y China no está contenta

Por Brad Lendon

Hong Kong (CNN) — El despliegue de tres portaaviones de la Marina de EE.UU. de 100.000 toneladas en el océano Pacífico por primera vez en años ha provocado una rápida reacción de China, con medios patrocinados por el estado que dicen que Beijing no dará marcha atrás en la defensa de sus intereses en la región.

El USS Ronald Reagan y el USS Theodore Roosevelt patrullan en el Pacífico occidental, mientras que el USS Nimitz está en el este, según los comunicados de prensa de la Armada de EE.UU. Cada buque contiene más de 60 aviones, lo que representa el mayor despliegue de portaaviones estadounidenses en el Pacífico desde 2017, cuando las tensiones con Corea del Norte sobre el programa de armas nucleares de Pyongyang estaba en su apogeo.

La presencia de los barcos se destacó por primera vez en un reporte de Associated Press el viernes.

“Los portaaviones y los grupos de ataque a gran escala son símbolos fenomenales del poder naval estadounidense. Realmente estoy muy entusiasmado de que tengamos tres de ellos en este momento”, le dijo a AP el contralmirante Stephen Koehler, director de operaciones del Comando Indo-Pacífico en Hawai.

El domingo, el portavoz del Global Times del Partido Comunista chino dijo que los portaaviones podrían amenazar a los soldados en el disputado Mar del Sur de China.

“Al concentrar estos portaaviones, Estados Unidos está intentando demostrar a toda la región e incluso al mundo que sigue siendo la fuerza naval más poderosa, ya que podrían ingresar al Mar de China Meridional y amenazar a los soldados chinos en las islas Xisha y Nansha (Paracel y las islas Spratly), así como también barcos que pasan por aguas cercanas, para que Estados Unidos pueda llevar a cabo su política hegemónica”, dijo el Global Times citando a Li Jie, un experto naval con sede en Beijing.

China exhibe músculo militar en medio de la pandemia de coronavirus 3:59

El reporte, publicado en el sitio web oficial en inglés del Ejército Popular de Liberación, también destacó los armamentos disponibles para las fuerzas armadas de China, y agregó que Beijing podría realizar simulacros en respuesta para mostrar su poder de fuego.

“China posee armas de destrucción de portaaviones como los misiles balísticos antibuque DF-21D y DF-26”, dice el reporte.

LEE: Tres chinos fueron condenados a prisión por tomar fotos a una base naval de Florida

La contranarrativa de China

Los despliegues significan que tres de los siete portaaviones activos de la Armada de EE.UU. se encuentran en el Pacífico. Los otros cuatro están en puerto para mantenimiento.

Collin Koh, investigador del Instituto de Defensa y Estudios Estratégicos en Singapur, dijo que China reaccionó fuertemente porque la presencia de los portaaviones estaba en conflicto con la representación de Beijing de la Armada de EE.UU. como una fuerza paralizada por la pandemia de coronavirus.

“Va en contra de la narrativa que China quería exponer de que Estados Unidos estaba bajo estrés en el Pacífico”, dijo Koh.

De hecho, el Roosevelt regresó al mar el 4 de junio después de pasar semanas en el puerto de Guam luego de un brote de coronavirus a bordo en marzo, cuando más de 1.000 de los casi 4.900 miembros de la tripulación dieron positivo.

LEE: El comandante del portaaviones golpeado por un brote de coronavirus advierte que se necesita una “acción decisiva” de la Marina

“Hemos devuelto a Theodore Roosevelt al mar como un símbolo de esperanza e inspiración, y un instrumento de poder nacional porque somos TR”, dijo el comandante de Roosevelt, el capitán Carlos Sardiello, en un comunicado.

El Reagan regresó al mar a finales de mayo después de que los miembros de la tripulación fueron puestos en movimiento restringido en su puerto de origen en Japón para garantizar que se desplegara sin ningún caso covid-19. También ha sido cargado con más de 1.000 toneladas de municiones, “suficiente poder de combate para hacer que el barco se asiente 12 cms más abajo de la línea de flotación”, dijo un comunicado de la Armada de EE.UU.

The guided-missile destroyer USS Barry operates with the aircraft carrier USS Ronald Reagan in the Philippine Sea on May 30.

La medida se produce después de que la Flota del Pacífico de EE.UU. dijo el mes pasado que todos sus submarinos desplegados estaban en el mar realizando operaciones en el Pacífico occidental. No se dieron números, pero los expertos dijeron que probablemente involucraba a más de ocho de los buques de ataque rápido difíciles de rastrear.

Carl Schuster, exdirector de operaciones del Centro de Inteligencia Conjunta del Comando del Pacífico de Estados Unidos, dijo que no era una coincidencia.

“La (Marina china) no sabe dónde están esos submarinos y eso complica cualquier cálculo de respuesta y planificación”, dijo, especialmente cuando Beijing ahora también tiene que dar cuenta de tres portaaviones y sus destructores y cruceros que lo acompañan.

MIRA: China exhibe músculo militar en medio de la pandemia de coronavirus

Tensiones entre Estados Unidos y China

Los despliegues también se producen en un momento de crecientes tensiones entre Washington y Beijing sobre el Mar de China Meridional y Taiwán.

La semana pasada, un avión de transporte C-40 de la Armada de EE.UU., equivalente a un Boeing 737, voló sobre Taiwán en ruta a Tailandia en lo que la Armada dijo que era un vuelo logístico de rutina. El avión estadounidense fue enviado a Taiwán, que China considera como parte de su territorio, por controladores aéreos taiwaneses, dijo a CNN el portavoz de la Armada de EE.UU., Reann Mommsen.

Pero Beijing calificó el vuelo como “un acto ilegal y una provocación grave”, dijo el servicio estatal de noticias Xinhua.

“El sobrevuelo minó los intereses de soberanía, seguridad y desarrollo de China y violó el derecho internacional y las normas básicas que guían las relaciones internacionales”, dijo el artículo de Xinhua, citando a Zhu Fenglian, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado.

El 4 de junio, la Marina de EE.UU. envió un destructor de misiles guiados a través del estrecho de Taiwán, que separa la isla del continente chino. Y en el Mar de China Meridional, el cuerpo de agua de 2 millones de kms cuadrados que Beijing reclama principalmente como su territorio soberano, los buques de guerra estadounidenses han realizado múltiples operaciones de libertad de navegación este año. Los bombarderos estadounidenses B-1 y los aviones de vigilancia también han estado activos.