CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

El nuevo brote en Beijing es un recordatorio para el mundo de que el coronavirus puede regresar en cualquier momento

Por Nectar Gan

(CNN) — Hasta la semana pasada, Beijing parecía haberse alejado de la pandemia de coronavirus.

Durante 55 días, la capital china no había reportado ninguna infección de transmisión local y la vida había vuelto a la normalidad. Los negocios y las escuelas reabrieron, la gente volvió al trabajo y los transportes públicos y los parques de la ciudad volvieron a estar llenos de gente.

Pero esa fachada de normalidad se hizo añicos la semana pasada, cuando un nuevo grupo de casos de coronavirus surgió de un mercado de alimentos al por mayor en expansión, infectando a más de 180 personas a partir del viernes.

En cuestión de días, la metrópoli de más de 20 millones de personas fue puesta bajo cierre parcial. Las autoridades reintrodujeron medidas restrictivas utilizadas anteriormente para combatir la ola inicial de infecciones, aislaron vecindarios residenciales, cerraron escuelas y prohibieron que cientos de miles de personas consideradas en riesgo de contraer el virus abandonen la ciudad. Unas 356.000 personas han sido evaluadas en solo cinco días.

People who have had contact with the Xinfadi market line up for coronavirus tests at a testing center on June 17.

Gente que tuvo contacto con el mercado Xinfadi en fila para hacerse la prueba de coronavirus el 17 de junio.

El estallido de infecciones en Beijing, la sede del poder del Partido Comunista y previamente considerada entre las ciudades más seguras del país, es un claro recordatorio de la facilidad con que el virus puede regresar a los lugares donde se creía que había sido domado.

Cinco días antes del inicio del brote actual, las autoridades de Beijing habían rebajado el nivel de alerta de respuesta de emergencia de salud pública de cuatro niveles de la ciudad del Nivel 2 al Nivel 3. Se elevó nuevamente al Nivel 2 el martes por la noche.

Historias de advertencia similares han ocurrido repetidamente en los últimos meses, con los gobiernos apresurándose a contener brotes reemergentes después de haber aparentemente controlado el número de infecciones iniciales.

Corea del Sur, muy aclamada por su éxito en la contención del virus, ha estado luchando contra un aumento de las infecciones desde finales de mayo después de la flexibilización de las reglas de distanciamiento social y la reapertura de las escuelas. Singapur había sido considerado una historia exitosa en manejo del coronavirus hasta que estalló una ola de infecciones en abril entre los trabajadores migrantes que vivían en dormitorios llenos de gente.

MIRA: ¿Cuál sería el impacto de un segundo brote de covid-19 en la economía global?

Segunda ola de infecciones

En China, la ola inicial de infecciones se contuvo en gran medida a fines de marzo, en gran parte gracias a las medidas de cierre radical que detuvieron a gran parte del país. A medida que los brotes empeoraron en otros países, China cerró sus fronteras a la mayoría de los extranjeros, impuso controles estrictos en los aeropuertos y puso en cuarentena a todos los ciudadanos chinos que regresaban. A pesar de las medidas preventivas, los grupos de infecciones locales todavía surgieron en el noreste del país en abril y mayo, todos relacionados con casos importados.

Pero el brote actual en Beijing es el peor resurgimiento del coronavirus hasta el momento, y las autoridades aún están tratando de localizar su fuente.

Anteriormente, los informes relacionaban el brote con mariscos o carne, luego de que se detectaran rastros del virus en una tabla de cortar utilizada por un vendedor de salmón importado en el mercado. Sin embargo, ahora existe la preocupación de que el virus se haya propagado silenciosamente durante semanas antes de ser detectado por primera vez.

Xinfadi market, the largest wholesale food market in Beijing, is at the center of the city's latest coronavirus outbreak.

El mercado Xinfadi, el mercado de comida al por mayor más grande Beijing, está en el centro del brote más reciente en la ciudad.

«Este brote en Beijing probablemente no comenzó a fines de mayo o principios de junio, sino probablemente un mes antes», dijo Gao Fu, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de China, en una reunión en Shanghai el martes.

«Debe haber habido muchos casos asintomáticos o leves (en el mercado), es por eso que el virus se ha detectado tanto en ese ambiente», dijo.

La evidencia de Estados Unidos sugiere que entre el 25% y el 45% de las personas infectadas probablemente no tengan síntomas, con estudios epidemiológicos que muestran que esas personas pueden transmitir el virus a alguien que no está infectado.

En los últimos meses, algunos expertos en salud chinos advirtieron contra una posible segunda ola de infecciones, incluso cuando los medios estatales chinos promocionaron repetidamente el éxito del Gobierno para contener el brote y contrastarlo con los fracasos de los gobiernos occidentales.

En una entrevista exclusiva con CNN en mayo, el principal experto respiratorio de China, el Dr. Zhong Nanshan, advirtió que China aún enfrenta el «gran desafío» de un posible retorno del virus, y que las autoridades no deben ser complacientes.

«La mayoría de… los chinos en este momento todavía son susceptibles a la infección por covid-19, debido a la falta de inmunidad», dijo Zhong. «Estamos enfrentándonos (a) un gran desafío, no es mejor que los países extranjeros que creo en este momento».

LEE: ¿Cuál es la diferencia entre la propagación asintomática y presintomática? ¿Importa con el coronavirus?

Brote «bajo control»

El brote en Beijing será la última prueba de la estrategia de contención de coronavirus de China.

El jueves, Wu Zunyou, epidemiólogo jefe de los CDC de China, dio un tono victorioso, declarando que el brote en Beijing ya está «bajo control».

Wu dijo que aún es probable que haya nuevos casos confirmados relacionados con el mercado en los próximos días, pero no es probable debido a una nueva transmisión.

«Los casos recién diagnosticados que se informan todos los días no equivalen a nuevas infecciones y el brote bajo control no significa que mañana habrá cero nuevos casos», dijo Wu.

«Habrá casos reportados mañana y pasado mañana. Estos casos reportados son el proceso de detección de infecciones previas. No nuevas infecciones. Las nuevas infecciones son esporádicas», dijo Wu.

El epidemiólogo jefe dijo que no era inesperado ver un nuevo brote en Beijing, dada la gran cantidad de nuevos casos globales.

«Mientras existan riesgos de casos importados, las infecciones importadas y los grupos a pequeña escala causados por infecciones importadas pueden ocurrir en cualquier parte de China. Desde este punto de vista, (el brote de Beijing) es normal», dijo.

Steven Jiang de CNN contribuyó a los informes.