CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
EE.UU.

¿Quién es Geoffrey Berman, el poderoso fiscal de los Estados Unidos que se niega a renunciar por presión del secretario de Justicia William Barr?

Por Paul LeBlanc

(CNN) — Geoffrey Berman, el poderoso fiscal del Distrito Sur de Nueva York que ha sido puesto en el centro de atención nacional por negarse a dejar su cargo, tiene una larga historia en la oficina del fiscal en Nueva York y ocupó un puesto en el equipo de transición del presidente Donald Trump antes de pasar a investigar una serie de socios de Trump.

Berman fue abogado asociado en la Oficina de Asesores Independientes durante la investigación Irán-Contra, donde procesó a un exempleado de la CIA por fraude fiscal, antes de servir como fiscal adjunto en el Distrito Sur de Nueva York de 1990 a 1994.

Durante su primera carrera como fiscal de EE. UU., manejó procesos penales relacionados con valores fiscales y violaciones de piratería informática, según el sitio web del Departamento de Justicia.

Pasó a trabajar en el sector privado antes de dirigir la Oficina del Fiscal para el Distrito Sur de Nueva York. Después de que el secretario de Justicia William Barr trató de expulsarlo de ese puesto el viernes por la noche, diciendo que Berman estaba dispuesto a abandonar la oficina, Berman emitió una declaración notable negándose a renunciar.

«Renunciaré cuando el Senado confirme a un candidato designado por el presidente», dijo Berman. «Hasta entonces, nuestras investigaciones avanzarán sin demora o interrupción».

publicidad

Según una persona familiarizada con su conversación, durante su reunión el viernes en Nueva York, después de que Barr le ofreciera un trabajo a Berman en Main Justice y Berman lo rechazara, Berman tuvo la impresión de que habría más conversaciones en el futuro sobre su trabajo. Barr nunca «despidió» a Berman durante su charla. El comunicado de prensa fue un shock total e implicaba que Berman acordó irse, por lo que Berman emitió su declaración diciendo que no renunció voluntariamente.

El nombramiento inicial encuentra preocupación

Berman ha sido fiscal general de Manhattan desde 2018. Su nombramiento inicial se encontró con algunas preocupaciones públicas y privadas entre los fiscales de la oficina y otros por sus asociaciones anteriores con Trump.

Ocupó un puesto en el equipo de transición de Trump, y el presidente lo entrevistó personalmente para el puesto de fiscal, lo que preocupaba a los miembros de la oficina que aprecian su reputación de independencia, según personas familiarizadas con el asunto.

Berman también había sido socio legal de Rudy Giuliani, aunque nunca trabajaron juntos en un caso en su antigua firma, Greenberg Traurig, LLP, de acuerdo con una persona familiarizada con el tiempo que Berman pasó allí, que dijo que tuvieron poca participación el uno con el otro.

Pero en el tiempo desde que Berman asumió el cargo, según personas familiarizadas con el asunto, los fiscales federales de Nueva York han venido a apoyándolo y confiando en él, diciendo que creen que ha mantenido la independencia de la oficina y que ha perseguido casos políticamente sensibles basados únicamente en sus méritos legales.

Durante su mandato, la oficina del fiscal ha procesado al exabogado personal de Trump, Michael Cohen, un caso del cual Berman fue recusado; investigó si la Organización Trump violó las leyes de financiamiento de campañas; está investigando al principal confidente de Trump, Giuliani, y acusó a los antiguos socios del alcalde de Nueva York, Lev Parnas e Igor Fruman.

Una posición inusual entre los fiscales de Estados Unidos

Los fiscales de los Estados Unidos generalmente son nominados por el presidente y luego deben ser confirmados por el Senado, pero Berman, quien ha dirigido la oficina desde enero de 2018, no ha pasado por ninguno de los dos procesos.

Berman fue inicialmente designado de manera interina por el entonces secretario de Justicia Jeff Sessions por un período de 120 días. En ese momento, algunos demócratas prometieron utilizar los esfuerzos procesales para bloquear la nominación de Berman, diciendo que su entrevista con Trump para el puesto planteaba un conflicto de intereses.

Cuando el final de ese período llegó sin que la Casa Blanca presentara un candidato, los jueces del tribunal de distrito federal de Manhattan votaron para designar a Berman para que permaneciera en el puesto. Como resultado, según la ley federal, puede servir hasta que el Senado confirme un candidato a Trump.

«Como fiscal federal interino para este mismo distrito, liderará un increíble equipo de abogados e investigadores y ayudará a proporcionar a los neoyorquinos seguridad y tranquilidad», dijo Sessions en el momento en que Berman asumió su cargo. «Me complace nombrarlo para este importante papel».

Tensión con Trump

Trump ha estado considerando reemplazar a Berman desde al menos mediados de 2018, le dijeron a CNN dos personas familiarizadas con el asunto. Y ha hecho referencias en privado para reemplazar a Berman desde al menos el verano de 2018, dijeron, solo unos meses después de que Berman asumió el papel.

El presidente se ha vuelto cada vez más molesto con la oficina desde que comenzó su investigación sobre Cohen, y creía que su investigación sobre Giuliani, que se reveló a fines del año pasado, estaba destinada a dañarlo políticamente, dijo una persona.

Además, el exasesor de seguridad nacional de Trump, John Bolton, escribió en su próximo libro que, en 2018, Trump ofreció ayudar al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con una investigación del Departamento de Justicia sobre un banco turco, Halkbank, con vínculos con Erdogan que se sospechaba que estaban violando sanciones de Estados Unidos a Irán.

Sobre una reunión en el G20 en Buenos Aires, Bolton escribió en su libro que «Trump luego le dijo a Erdogan que se encargaría de las cosas, explicando que los fiscales del Distrito Sur no eran su gente, sino que eran personas de Obama, un problema que se solucionaría cuando fueran reemplazado por su gente». Sin embargo, el Departamento de Justicia y Berman presentaron un caso contra el banco turco en octubre de 2019.

Berman afirmó la independencia de su oficina

También ha habido tensión entre Barr y Berman desde que Barr se convirtió en secretario de Justicia en 2019.

Barr ha intentado microgestionar ciertos casos haciendo más preguntas que sus predecesores, según personas familiarizadas con la relación. Berman ha retrocedido, dijeron esas personas.

Y cuando los fiscales de carrera se enfrentaron con los líderes del Departamento de Justicia sobre el manejo de casos políticamente delicados, Berman afirmó la independencia de su oficina.

«El Distrito Sur de Nueva York tiene una larga historia de integridad y persecución de casos y se niega a perseguir casos basados únicamente en los hechos y la ley y las acciones, sin tener en cuenta las preocupaciones políticas partidistas», dijo en marzo.

«Mi compromiso principal es y ha sido mantener esos valores fundamentales y así es como funciona nuestra oficina».

 

— Erica Orden de CNN, Kevin Liptak, Evan Perez, Kara Scannell y Shimon Prokupecz contribuyeron a este informe.