CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Turismo

Solsticio de verano 2020: sexo y más tradiciones sensuales del día más largo del año

Por Daisy Carrington

(CNN) — Llámalo amor. Llámalo romance. Llámalo sensualidad. Anímate y llámalo lujuria pasada de moda si quieres.

Pero como quiera que lo llames, está llegando el solsticio de verano para 2020, y tiene una historia de alborotar corazones y libidos.

Y no debería extrañarnos.

El día más largo del año suele dar inicio al verano y, con él, la cosecha. Por lo tanto, no debería sorprender que el solsticio esté vinculado a la fertilidad, tanto de la variedad vegetal como humana, en varios destinos del mundo.

LEE: 5 lugares fantásticos para visitar en junio

Bono para 2020: eclipse anular

Será un fin de semana celestial realmente importante para algunas personas en el hemisferio oriental. Además del solsticio, podrán presenciar un eclipse anular. (Usando protección ocular adecuada, por supuesto).

publicidad

MIRA: Eclipse solar de junio 2020: cuándo y dónde ver el eclipse anular y el anillo de fuego

El domingo, la luna nueva pasará entre la Tierra y el Sol, bloqueándola menos un anillo de fuego en los bordes. Un eclipse anular difiere de un eclipse total, en el que se bloquea todo el sol. Una luna nueva está simplemente demasiado lejos de la Tierra para oscurecer completamente el disco del Sol en un eclipse anular.

Las personas en el hemisferio occidental solo tendrán que conformarse con un buen solsticio, ya que será de noche en su parte del mundo cuando ocurra el eclipse anular.

Tradiciones en Grecia

Hay una mitología similar en algunas partes de Grecia. Allí, como en muchos países europeos, el cristianismo eligió el solsticio pagano como el Día de San Juan. Aún así, en muchos pueblos en el norte del país, los ritos antiguos todavía se celebran.

Uno de los más antiguos se llama Klidonas e involucra a vírgenes locales que recogen agua marina. Las mujeres solteras de la aldea colocan una pertenencia personal en la olla y la dejan bajo una higuera de la noche a la mañana, donde, según el folclore, la magia del día da a los objetos poderes proféticos y las mujeres en cuestión sueñan con sus futuros maridos.

LEE: 10 hoteles en Moscú para presupuestos altos, medios y bajos

Al día siguiente, todas las mujeres de la aldea se reúnen y se turnan para sacar objetos y recitar versos que simulan predecir las fortunas románticas del dueño del objeto. En estos días, sin embargo, el festival es más una excusa para que la comunidad de mujeres intercambie chistes groseros.

Más tarde en el día, hombres y mujeres se mezclan y se turnan para saltar sobre una hoguera. Cualquiera que tenga éxito en saltar sobre las llamas tres veces tiene la intención de que se le otorgue un deseo.

Tradiciones de Europa del Este

En Europa del Este, las celebraciones del solsticio caen en el Día de Iván Kupala, una fiesta que tiene connotaciones románticas para muchos eslavos («kupala» se deriva de la misma palabra que «Cupido»).

«Alguna vez se creyó que la noche de Kupala era un momento para que la gente se enamorara, y que aquellos que la celebraran serían felices y prósperos durante todo el año», recuerda Agnieszka Bigaj, del Consejo de Turismo polaco. Era común que las mujeres jóvenes y solteras dejasen guirnaldas de flores en el río, donde los solteros ansiosos del otro lado intentaban atrapar las flores, detalla.

Según el folclore polaco, el hombre y la mujer en cuestión se convertirían en pareja. Las hogueras son también una gran característica esta época, y es una tradición que una pareja salte entre las llamas al mismo tiempo, tomándose de las manos. Si no se sueltan, se dice que su amor durará.

Stonehenge

Sin embargo, una de las celebraciones más grandes del solsticio en el mundo se lleva a cabo en Stonehenge, Inglaterra, donde miles de personas se reúnen cada año. Si bien para muchos el evento es una excusa para festejar en el período previo al Festival de Glastonbury, también hay un fuerte contingente de paganos y neodruidas que consideran ese día como la última ceremonia de matrimonio.

Stonehenge, un destino preferido por muchos para celebrar el solsticio de verano.

«Todos los rituales de los druidas tienen un elemento de fertilidad, y el solsticio no es una excepción», dice el rey Arturo Pendragón, un archidruida de alto rango. «Celebramos la unión de las deidades masculinas y femeninas, el Sol y la Tierra, en el día más largo del año», dice.

Esta historia se publicó originalmente en 2013 y se actualizó en 2020.