CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

EE.UU. todavía está en la primera ola de la pandemia; expertos alertan por varios estados

Por Christina Maxouris

(CNN) — La mitad de los estados de EE.UU. reportan un aumento en los nuevos casos de coronavirus y un experto advierte sobre ‘señales de peligro’ en algunas partes del país.

Después de semanas de que muchos estadounidenses no prestaron atención a las pautas para el uso de máscara facial y la implementación del distanciamiento social, funcionarios de salud en algunos estados informan un aumento de casos positivos en las poblaciones más jóvenes y sostienen que aunque esas personas a menudo son asintomáticas, podrían infectar a otros. Y las medidas de salud pública destinadas a controlar la infección no son tan rápidas, un problema que el país ha enfrentado constantemente en los últimos meses.

«A medida que vuelves a abrir … esperas ver más casos. Pero lo que estamos escuchando, en términos del modelo de salud pública – de evaluar a las personas, a través del rastreo de contactos, y luego el aislamiento y la cuarentena – no parece que está funcionando tan bien como realmente debería», dijo el ex director interino de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), Dr. Richard Besser.

Más jóvenes con covid-19 en el sur de EE. UU. 0:31

Besser dijo el lunes por la noche que ve «algunas señales de peligro reales para lugares como Nueva York, Nueva Jersey, Washington». La ciudad de Nueva York, Washington y el estado de Nueva Jersey han entrado en su segunda fase de reapertura.

Otros también señalan a la Florida y Texas como áreas de preocupación. Según el departamento de salud de la Florida, el estado superó el total de 100.000 casos el lunes y los expertos dicen que podría ser el próximo epicentro de coronavirus en EE.UU.

publicidad

En Texas, varios alcaldes han expresado su preocupación sobre el ritmo al que el estado está reabriendo. Houston «se está moviendo muy rápido en la dirección equivocada», dijo el alcalde Sylvester Turner después de que la ciudad registrara un nuevo récord de casos diarios de coronavirus, según KTRK, afiliada de CNN.

«Esta es una crisis de salud», dijo. «Y francamente, su fracaso, por ejemplo, al usar máscaras … o al involucrarse en distanciamiento social impacta directamente en otra persona», dijo, según el afiliado.

Las tendencias en cada estado

Al menos 25 estados registran ahora un aumento en los nuevos casos en comparación con la semana pasada, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Esos estados son: Arizona, California, Colorado, Delaware, Florida, Georgia, Hawai, Idaho, Kansas, Michigan, Mississippi, Missouri, Montana, Nevada, Ohio, Oklahoma, Oregon, Carolina del Sur, Tennessee, Texas, Utah, Washington, Virginia Occidental, Wisconsin y Wyoming.

En California, el condado de Los Ángeles registró otro máximo de nuevos casos en un solo día, con 2.571 confirmaciones nuevas.

El estado registró más del 35% de sus infecciones totales en las últimas dos semanas.

Varios sheriffs han dicho que no harán cumplir una orden emitida por el gobernador que requiere máscaras faciales en entornos de «alto riesgo», incluido cualquier espacio público interior y mientras toman el transporte público.

«Es responsabilidad de cada persona usar una cubierta para el rostro y seguir otras medidas de seguridad recomendadas para detener la propagación de covid-19; no es responsabilidad de la policía hacer cumplirla», dijo el sheriff del condado de Orange, Don Barnes.

En el condado de Tulare, la oficina del sheriff dijo que «no tienen los recursos para obligar al uso de la máscara».

Estados que registran casos constantes o en declive

Los estados en los que los casos nuevos son constantes son: Alaska, Arkansas, Illinois, Iowa, Kentucky, Minnesota, Nebraska, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Pennsylvania y Virginia.

Mientras tanto, los casos están disminuyendo en Alabama, Connecticut, Indiana, Louisiana, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Rhode Island, Dakota del Sur y Vermont.

A medida que aumentan los casos en otros estados, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que podría considerar obligar a los visitantes de estados de alta transmisión a ponerse en cuarentena a su llegada.

Estados Unidos aún se está poniendo al día con el virus

Miles y miles de contagios, ¿qué pasa en la Florida? 2:26

Algunos funcionarios dicen que el aumento de casos responde a la realización de pruebas más generalizadas. Pero los expertos dicen que si bien las pruebas contribuyen en parte, los casos del virus también están en aumento.

Incluso con el aumento de las pruebas, un funcionario dice que Estados Unidos todavía no está realizando suficientes pruebas y está «muy por detrás del virus».

«Todavía estamos reaccionando. No vamos por delante», dijo Kathleen Sebelius, exsecretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.

«La única forma de adelantarse al virus es apisonar los casos en cualquier área, y luego hacer pruebas como locos cuando aparece un caso, rastrear los contactos y asegurarse de que estén en cuarentena. No podemos hacerlo todavía porque todavía están encontrando todo tipo de personas que tienen el virus».

Y un nuevo estudio ahora sugiere que hasta 8,7 millones de estadounidenses tenían el virus en marzo, pero más del 80% de ellos nunca fueron diagnosticados.

Los investigadores detrás de los hallazgos utilizaron datos recopilados de cada estado por los CDC para enfermedades similares a la influenza. Los CDC usan estos datos para rastrear la epidemia anual de gripe estacional y les piden a los médicos que informen todos los casos de personas que acuden para tratamiento por fiebre, tos y otros síntomas causados por la gripe.

«Encontramos un aumento claro y anómalo de pacientes ambulatorios con enfermedad similar a la influenza (ILI) durante la epidemia de covid-19 que se correlacionó con la progresión de la epidemia en varios estados en todo Estados Unidos», escribieron los investigadores.

Los hallazgos son una prueba más de que el virus se ha estado extendiendo durante mucho tiempo por debajo del radar y miles de estadounidenses podrían haberse infectado en algún momento, y transmitido el virus a otros, sin saberlo.

Jenn Selva, Jen Christensen, Andrea Kane, Cheri Mossburg y Maggie Fox de CNN contribuyeron a este informe.