CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

China

A medida que los casos de coronavirus aumentan en EE. UU., China pone a 400.000 personas en confinamiento… por un brote de solo 18 casos

Por Isaac Yee, James Griffiths

Hong Kong (CNN) — A medida que el número de personas que han muerto por el coronavirus supera los 500.000 en todo el mundo, China no se arriesga a que una segunda ola se apodere del país, a pesar de haber contenido su brote en los últimos meses.

En marcado contraste con el relajamiento de las restricciones en medio de las altas tasas de infección en Estados Unidos y partes de Europa, cerca de 400.000 personas han sido sometidas a un estricto confinamiento en el condado de Anxin, en la provincia central de Hebei, cerca de Beijing, después de que solo se registraron 18 casos nuevos.

Las autoridades anunciaron en un comunicado el domingo que «todas las aldeas, comunidades y edificios estarán completamente cerrados» en Anxin. Las familias solo pueden enviar a una persona por hogar afuera para comprar suministros una vez al día, y todos los vehículos externos están prohibidos.

Anxin se encuentra a unos 150 kilómetros al sur de Beijing, donde un pequeño brote este mes fue enfrentado con medidas de «tiempo de guerra».

MIRA: Imágenes revelan efectos de la gran columna de polvo del Sahara en Estados Unidos

A mediados de junio, un grupo de casos fue vinculado a un mercado de productos frescos en el suroeste de la capital. Cuando se supo que las infecciones ya se habían extendido a las provincias cercanas de Liaoning y Hebei, hubo una alarma generalizada sobre el potencial de una segunda ola en China.

publicidad

Las autoridades impusieron rápidamente un confinamiento en 11 complejos residenciales en las cercanías del mercado, prohibiendo a cualquier persona entrar o salir. A los residentes se les controlaba la temperatura y se informaba a diario, y se les entregaba la comida y las necesidades diarias.

Beijing también lanzó pruebas de ácido nucleico en masa para el coronavirus, estableciendo 193 cabinas de muestreo en toda la ciudad. Más de 76.000 personas fueron evaluadas dentro de las 48 horas posteriores a la detección del grupo.

En declaraciones a CNN en mayo, el principal experto respiratorio de China, el Dr. Zhong Nanshan, advirtió que China aún enfrenta el «gran desafío» de un posible retorno del virus, y las autoridades no deben ser complacientes.

Tensión entre China e India afecta al comercio mundial 1:02

«La mayoría de… los chinos en este momento todavía son susceptibles a la infección por covid-19, debido a la falta de inmunidad», dijo Zhong. «Estamos enfrentando un gran desafío, creo que no estamos mejor que los países extranjeros en este momento».

Los esfuerzos para contener el brote en Beijing parecen haber tenido éxito hasta ahora, demostrando nuevamente la efectividad de los confinamientos, el distanciamiento social y el uso de máscaras combinados con pruebas generalizadas. El domingo, solo se detectaron ocho nuevos casos en la ciudad, en comparación con las docenas de hace solo una semana.

Casi 8 millones de residentes de Beijing habían sido examinados para detectar el coronavirus, dijeron las autoridades locales el domingo, y el número de pruebas diarias aumentó de 40.000 a más de 450.000.