CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Se burlaron de un grupo de derecha, y creen que Sacha Baron Cohen está detrás del engaño

Por Harmeet Kaur

(CNN) — Una multitud de personas se reunió en el centro de Olympia el sábado frente a un escenario cerca del Capitolio del Estado de Washington. Estuvieron allí para la “Marcha por nuestros derechos 3”, un mitin que reúne a grupos de extrema derecha para manifestarse contra las normas de seguridad instituidas durante la pandemia de covid-19.

Pero al final, el evento parecía haber sido saboteado por una broma elaborada que ganó la atención generalizada de Internet durante el fin de semana.

¿Y la mente maestra que se cree que está detrás de todo?

Sacha Baron Cohen, aunque todavía no está claro si el comediante fue el responsable del truco. Su publicista no ha respondido la solicitud de comentarios de CNN y no ha hecho comentarios públicos sobre el asunto.

“Desafortunadamente, los organizadores del evento fueron engañados por un espectáculo falso, diseñado para tratar de hacer que el evento se viera mal, y se sospecha que fue el famoso artista de bromas Sasha Cohen”, escribió el grupo de derecha Oath Keepers en Facebook, señalando el dedo directamente al comediante británico.

Baron Cohen, conocido por interpretar personajes ficticios como Ali G y Borat, ha engañado previamente conservadores desprevenidos en un intento de ridiculizarlos en su serie satírica de televisión “Who Is America?”, que se emitió en Showtime en 2018.

El video que se transmitió en vivo desde el evento parecía mostrar a un cantante con una camisa roja y un mono azul involucrando a la multitud en una canción racista. La letra de la canción hacía referencia a Barack Obama, Hillary Clinton y Anthony Fauci, y se refería al coronavirus como la “gripe de Wuhan”. CNN también fue mencionado.

Los organizadores del evento dijeron que intentaron desconectar el micrófono.

“Fuimos engañados”, dijo Allen Acosta, el organizador del evento, en un video publicado por Oath Keepers.

El maestro de ceremonias Matt Marshall, fundador y ex líder de los Three Percenters of Washington, otro grupo de derecha, dijo en el video que un grupo que se describía a sí mismo como un comité de acción política (PAC) se había comunicado con los organizadores de la “Marcha por nuestro derechos 3” una semana antes del evento.

CNN se ha comunicado con Marshall para obtener comentarios y aún no ha recibido respuesta.

Marshall dijo en el video que el supuesto PAC se ofreció a patrocinar el mitin, diciendo que pagaría por un escenario, contrataría a una productora y contrataría algunas bandas para actuar en el evento. El grupo también llevó un equipo de guardias de seguridad, según Marshall.

Después de que Olson Bros Band, un grupo de country de Olympia, se presentó, otra banda subió al escenario. Y luego sonaron las alarmas.

“Durante el segundo set… comenzaron letras muy racistas”, escribió Marshall en una publicación de Facebook. “Intentamos contactar a los patrocinadores, pero habían abandonado el evento”.

Marshall escribió que él y otros involucrados en el evento trataron de cortar la electricidad, pero fueron bloqueados por la seguridad privada. Finalmente, pudieron llegar al escenario y desconectar el micrófono, dijo. Mientras lo hacían, la banda se fue y saltó a la parte trasera de una ambulancia, mientras que los guardias de seguridad huyeron en autos, dijo Marshall.

Otra banda dijo que algunos asistentes estaban enojados por la broma.

Luke Olson, miembro de Olson Bros Band que tocó antes de la broma, le dijo a CNN que el truco pareció enojar a algunas personas en la multitud.

“… La gente comenzó a enojarse porque creo que hizo que muchos se vieran estúpidos, porque al principio estaban cantando”, dijo Olson. “Pero a medida que avanzaba, la multitud comenzó a enojarse y luego (el grupo) salió corriendo y subió a una ambulancia en la parte de atrás. Y había una multitud enojada persiguiéndolo e intentando evitar que la ambulancia se fuera”.

Olson agregó que no sabía qué ocurriría en el escenario. Dijo que algunas personas se habían puesto en contacto con la banda unos días antes para presentarse en un mitin de “Vuelta al trabajo”.

“Sin embargo, cuando llegamos allí, había un montón de personas con armas de fuego, así que creo que estaba ocurriendo una marcha de la Segunda Enmienda, y también tenían un montón de candidatos a gobernadores republicanos que hablaban antes de nuestro set”, dijo Olson. Sin embargo, desconocíamos estos detalles. Estábamos emocionados de tocar en nuestro primer concierto en más de tres meses”.

Los organizadores luego abordaron el incidente en el escenario.

“Hubo algo de emoción y hubo un cantante aquí que no refleja los valores de las personas que asistieron allí o al organizador o incluso partes de la producción”, dijo Acosta. “… Lamento que hayan estado expuestos a eso”.

Amanda Jackson de CNN contribuyó a este reporte.