CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Turistas chinos podrían volver a la UE; los estadounidenses, no

Por Stacey Lastoe

(CNN) — En el centro de Buffalo, Nueva York, cruzar la frontera hacia Ontario, Canadá, solía ser tan fácil como conducir un kilómetro en el Puente de la Paz sobre el río Niágara. Pero ahora esa es una ruta prohibida.

En la era del coronavirus, a los residentes de Nueva York y a los excursionistas que van fuera del estado no se les permite cruzar la frontera para viajes de placer.

Los ciudadanos estadounidenses han sido vetados por el vecino del norte y una gran cantidad de naciones de todo el mundo. La última noticia sobre viajes que afecta a los estadounidenses: la Unión Europea está considerando bloquear a los viajeros de áreas con brotes severos de covid-19 después de que abra sus fronteras el 1 de julio.

Fuertes multas en Nueva York por no cumplir la cuarentena 1:13

Dado que Estados Unidos tiene más casos confirmados de coronavirus que cualquier otro lugar del mundo, con números que aumentan a diario en algunos estados, es poco probable que a los viajeros estadounidenses se les permita ingresar pronto.

“Las posibilidades de Estados Unidos son cercanas a cero”, dijo un diplomático de la UE a CNN. “Con sus tasas de contagio … ni siquiera ellos pueden creer en esa posibilidad”.

Aunque las posibles burbujas de viaje se están discutiendo en todo el mundo (Fiji es la última en conversaciones para unirse a una con Australia y Nueva Zelandia), Estados Unidos aún no ha formado o se ha unido a una burbuja.

¿Dónde deja este nuevo orden mundial a los ciudadanos estadounidenses a los que les gusta viajar?

¿Sientes nostalgia por los días anteriores al covid-19, cuando un pasaporte estadounidense prometía acceso a gran parte del mundo? ¿Estás ansioso por saber cómo serán percibidos, y recibidos, por países extranjeros cuando las restricciones finalmente se alivien?

El futuro de los viajes para los estadounidenses, y si serán bienvenidos nuevamente como turistas, no está claro. En muchos sentidos, seguirá siendo discutible mientras esté prohibido viajar a ciertas regiones.

Muchos destinos, incluidos Japón y Vietnam, así como la UE, han indicado que estarían abiertos a canales de viaje con China.

Sin invitación

En un momento en el que muchos estadounidenses evitan los viajes aéreos y en su lugar toman la carretera, no podrán ir a Canadá. De hecho, las restricciones de viaje para los titulares de pasaportes estadounidenses en este momento superan con creces las posibilidades de viaje.

Y para muchas personas, así es como debería ser.

Colleen Friesen, quien vive en un pequeño pueblo turístico en la Columbia Británica, espera que la frontera entre Estados Unidos y Canadá permanezca cerrada.

“La mayoría de los canadienses están en contra de permitir que los estadounidenses ingresen al país debido a la desenfrenada tasa de infección en Estados Unidos. Aunque algunos estados parecen estar manejando la pandemia, cuando vemos noticias de Oklahoma permitiendo un mitin en interiores, simplemente sacudimos nuestras cabezas de forma colectiva”, le dijo Friesen a CNN Travel por correo electrónico.

España reabre sus fronteras a países europeos 3:29

Stacey McKenna, quien vive en Colorado, no está lista para pensar en viajes internacionales de ningún tipo en este momento, aunque sostiene que es en parte porque los lugares en su radar “son extremadamente vulnerables económica y geográficamente”, y no estaría dispuesta a arriesgarse a exponer a nadie.

“Creo que si hallara un lugar al que piense que viajar internacionalmente (o incluso por avión) sería apropiado, entonces comenzaría a preguntarme si sería bienvenida”.

Para la escritora de viajes con sede en Nueva York, Juliet Izon, quien canceló unas vacaciones de verano en Italia hace meses cuando aún había un rayo de esperanza de que las cosas pudieran reanudarse, ver cómo se compara a Estados Unidos respecto a otros países es desalentador y deprimente.

Izon cree que realizará su viaje a Italia algún día, pero dice: “No me sorprendería si en ciertos países no permiten que los estadounidenses entren por un tiempo o impongan una cuarentena realmente estricta en los próximos años”, y agregó que el manejo de Estados Unidos del covid-19 probablemente sea “otra mancha negra en nuestra contra”.

¿La otra? La situación de la política estadounidense.

Friesen, quien dice que aprecia que los políticos de su país cedieran el paso a la comunidad científica y médica, teme la forma en que el virus en Estados Unidos “se ha politizado”.

Pero un diplomático de la Unión Europea, quien habló con CNN a principios de semana bajo condición de anonimato, califica la decisión de viaje entre Estados Unidos y la UE como un tema muy delicado e insiste en que “solo se trata de la salud”.

“Seguro, puedes ver el no estar en la lista como algo político, cuando un país está permitido y otro no, pero esto es una tergiversación de lo que estamos haciendo. Estamos buscando abrir nuestras fronteras, esto es un paso positivo”.

A pesar de esta declaración y la insistencia del diplomático de la UE de que “queremos que la gente venga”, el muy cambiado panorama de los viajes preocupa a algunas personas.

“En lugar de pensar en el futuro cercano de los viajes, he estado reflexionando sobre cómo todo esto afectará la xenofobia en general”, dice McKenna.

Una experiencia holística

Dennis Geronimus, presidente y profesor asociado de historia del arte de la Universidad de Nueva York, ha combinado históricamente viajes de negocios y de placer, a menudo a Italia. No le preocupa personalmente cómo será recibido cuando vuelva a viajar internacionalmente, y es alguien que probablemente podrá pisar ciertos suelos extranjeros mucho antes que otros estadounidenses.

Esto se debe en gran parte a la naturaleza de su viaje. Geronimus generalmente es alojado por colegas internacionales y admite que es “diferente a irse de vacaciones a algún lugar sin conocer a nadie y luego sumergirse en la cultura e ir a ver los sitios y también ver a otros extranjeros”.

Hay pasos que Geronimus podría tomar ahora para que se posiblemente se le otorgue un acceso prohibido a los viajeros de placer de Estados Unidos, aunque aún estaría sujeto a una cuarentena.

En cualquier caso, aunque le gustaría ver la exposición de Rafael en Roma y colaborar con colegas en Italia, no está planeando un viaje a la región en el corto plazo.

Puede considerarse esencial, pero Geronimus no lo ve lo suficientemente esencial. En cambio, el profesor preferiría centrarse en las medidas necesarias para reanudar las clases presenciales en su universidad este otoño.

Asimismo, McKenna, cuya formación es en antropología médica y salud pública, está pensando en otras cosas más importantes: “Seré honesta. Ni siquiera he llegado a la pregunta de si creo que me sentiría bienvenida como estadounidense” dado que los viajes internacionales no son apropiados en este momento.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dice: “Hemos estado trabajando con países de todo el mundo, incluidos nuestros amigos en Europa y en la UE, para determinar cómo podemos reabrir los viajes internacionales de manera segura. Es importante para Estados Unidos que los europeos tengan la capacidad de volver a viajar a Estados Unidos”.

La seguridad primero

No se trata de los estadounidenses, per se, dice el neozelandés Elen Turner, aunque es difícil ignorar las restricciones que les afectan junto con el número de muertes y casos confirmados de covid-19.

“Creo que una vez que las fronteras se vuelvan a abrir correctamente, los neozelandeses serán tan acogedores con los estadounidenses como lo serán con cualquier otro viajero”, dice Turner.

Pero Friesen, quien está preocupada por el manejo de la pandemia en Estados Unidos, dice: “Dado el rechazo de los protocolos de la pandemia que hemos visto en Estados Unidos, simplemente no creemos que los estadounidenses harán lo correcto”.

Con las historias de estadounidenses que se niegan a usar máscaras, ni siquiera en un avión en al menos un caso, y que no practican el distanciamiento social, el escepticismo de Friesen puede ser justificable.

Sin embargo, para muchas personas con las que CNN Travel habló, la salud y la seguridad de los demás, y hacer lo correcto, es primordial.

El fotógrafo y escritor con sede en Chicago Joshua Mellin dice: “Creo que viajar internacionalmente por placer en este momento demuestra una total falta de interés, te mereces cualquier mirada que recibas”.

Mellin agrega: “Personalmente, creo que todos somos ciudadanos del mundo, pero todavía existe una realidad en la que no tienes derecho a acceder a un país extranjero, sino que se te otorga un permiso”.

Cuando se trata de permitir la entrada de extranjeros, Turner se sentiría cómoda siguiendo las directrices del gobierno de Nueva Zelandia. En este momento, los ciudadanos de Nueva Zelandia que vuelven al país deben permanecer en cuarentena durante dos semanas a su llegada, y nadie más puede ingresar.

Si, en el futuro, la cuarentena se aplicara a todos los visitantes de Nueva Zelandia, ¿qué pasaría entonces?

“Si eso se extendiera a todos los recién llegados, creo que los neozelandeses estarían de acuerdo con eso porque, en general, nuestro gobierno ha manejado bien la pandemia y hay un alto grado de confianza en ellos”, dice Turner.

Agrega, sin embargo, que no piensa que esto suceda, no cree que Nueva Zelandia se abra a los extranjeros hasta que la cuarentena ya no sea necesaria.

No obstante, la idea de una cuarentena previa a las vacaciones es objeto de escrutinio.

El mes pasado, cuando el concepto estaba ganando fuerza, Alison Hickey, presidenta de Kensington Tours, dijo a CNN Travel que “no recomendaríamos viajar a un destino que haya implementado un requisito de autocuarentena de 14 días”.

‘Estamos reabriendo’

Si bien las cuarentenas forzadas disuadirán a muchos viajeros, otras regiones sin cuarentenas vigentes podrían atraerlos.

Desde México y el Caribe hasta Turquía, destinos turísticos de todo el mundo se están abriendo de nuevo y alentando a los visitantes a arrancar.

Lo que pide Lufthansa si quieres tomar uno de sus vuelos 2:35

Ya sea que se trate de promociones de hoteles o políticas de cancelación flexibles, el dulce canto de “estamos abriendo” podría ser un impulso tras lo que ha sido un período muy oscuro en el sector turístico.

Pero solo porque Maldivas, un destino de lujo, esté listo para recibir a todos los visitantes sin restricciones (tampoco hay requisitos de visa ni tarifas adicionales), ¿cuántos ciudadanos estadounidenses estarían listos para ir?

Para muchos de los viajeros estadounidenses con los que CNN Travel habló para esta historia, ser bienvenido o sentirse bienvenido en otro país no viene al caso.

El peligro de exposición y de estar expuesto acecha. Y luego está el miedo de quedar atrapado en algún lugar lejano.

Elizabeth Lavis, que es originaria del norte del estado de Nueva York, se encontró en marzo batallando para salir de Vietnam en medio del brote y las repentinas restricciones de viaje. Esa prueba y lo que sucedió con el coronavirus han hecho que Lavis se muestre reacia a irse lejos de casa en el futuro cercano.

La residente de California Melanie Haiken expresa su deseo de ayudar a las economías en dificultades como turista y ya está pensando en sus futuros viajes, que incluyen lugares no tan cercanos a su hogar: “En cuanto a los viajes internacionales, estaría listo para viajar nuevamente en agosto, pero me gustaría ir a lugares que estén ansiosos por los visitantes. Tengo el ojo puesto en Guatemala y Costa Rica, Turquía y Jordania, Escocia, Estonia y algunos otros lugares que parecen candidatos probables basados tanto en la seguridad como en cuánto dependen sus economías del turismo”.

Turquía, al parecer, es un candidato probable. El 19 de junio, Turkish Airlines relanzó dos rutas desde América del Norte a Estambul con otras dos (Miami y Los Ángeles) que seguirán el 22 y 24 de junio, respectivamente. A finales de julio, otros tres aeropuertos de EE.UU. operarán vuelos a Turquía.

Cualquier prohibición de viajar a la UE podría cambiar las cosas, pero hasta el 23 de junio, cuando CNN habló con Caryn B. Davis, quien vive en Connecticut, sobre su próximo viaje a las Azores en Portugal, la periodista de viajes dijo que todavía planea ir, con suerte en las próximas seis semanas.

Pompeo expresó la importancia de la economía en los viajes entre EE.UU. y la UE y dijo: “Es importante que Estados Unidos le ofrezca a los europeos la posibilidad de viajar de nuevo a Estados Unidos. Es importante, muy importante que los europeos se reconecten completamente con la economía estadounidense también”.

Pero hasta que las preocupaciones de seguridad puedan abordarse adecuadamente, Mellin no cree que nadie, ciudadano estadounidense o no, deba ir a ninguna parte.

“Existe la responsabilidad de mostrar respeto por otras personas y lugares como viajero que comienza en casa y se rompe inherentemente al visitar otro país durante una pandemia mundial”.

Pero, de hecho, los viajes internacionales podrían reanudarse más temprano que tarde en algunos lugares actualmente fuera de los límites. “Estoy seguro de que en las próximas semanas lo resolveremos no solo entre Estados Unidos y la UE, sino también entre Estados Unidos y otras partes del mundo”, dijo Pompeo.

¿Cómo será?

“Creo que, en todo caso, cuando viajemos, sin duda mi esperanza es que llevemos esa sensación de, creo, empatía a donde quiera que vayamos …”, dijo Geronimus.

James Frater, Michael Conte y Luke McGee contribuyeron con este reporte.