CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Es posible que los estudiantes internacionales tengan que irse de EE.UU. si sus universidades deciden dictar solo clases en línea

Por Priscilla Alvarez, Catherine E. Shoichet

(CNN) — Los estudiantes internacionales que buscan títulos en Estados Unidos tendrán que abandonar el país o arriesgarse a ser deportados si sus universidades cambian a dar solo clases en línea, anunció el lunes el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La medida puede afectar a miles de estudiantes extranjeros que van a Estados Unidos para asistir a universidades o participar en programas de capacitación, así como en estudios no académicos o vocacionales.

Las universidades de todo el país están comenzando a tomar la decisión de realizar la transición a cursos en línea como resultado de la pandemia de coronavirus. En Harvard, por ejemplo, toda la instrucción del curso se entregará en línea, incluso para los estudiantes que viven en el campus. Para los estudiantes internacionales, eso les abre la puerta a tener que abandonar Estados Unidos.

«Hay tanta incertidumbre. Es muy frustrante», dijo Valeria Mendiola, de 26 años, estudiante graduada de la Escuela de Gobierno Kennedy de Harvard. «Si tengo que regresar a México, puedo regresar, pero muchos estudiantes internacionales simplemente no pueden».

En un comunicado de prensa el lunes, ICE dijo que los estudiantes que están bajo ciertas visas «no pueden tomar una carga completa de cursos en línea y permanecer en Estados Unidos», y agregó: «El Departamento de Estado de Estados Unidos no emitirá visas a los estudiantes matriculados en las escuelas y/o programas que se den completamente en línea durante el semestre de otoño ni la Aduana y Protección Fronteriza de Estados Unidos permitirá que estos estudiantes ingresen a Estados Unidos».

La agencia sugirió que los estudiantes actualmente matriculados en Estados Unidos consideren otras medidas, como transferirse a escuelas con clases en persona. Hay una excepción para las universidades que usan un modelo híbrido, como una combinación de clases en línea y presenciales.

publicidad

Brad Farnsworth, vicepresidente del Consejo Estadounidense de Educación, dijo que el anuncio lo sorprendió a él y a muchos otros.

«Creemos que esto creará más confusión y más incertidumbre», dijo Farnsworth, cuya organización representa a unos 1.800 colegios y universidades. «Lo que esperábamos ver era un mayor aprecio por todos los diferentes matices posibles que los campus explorarán».

Extranjeros en EE.UU. en riesgo por educación en línea 0:33

Una preocupación con la nueva orientación, dijo Farnsworth, es qué sucedería si la situación de salud pública se deteriorara en el otoño y las universidades que habían estado ofreciendo clases en persona sintieran que tienen que cambiar a dar todos los cursos en línea para mantenerse a salvo.

MIRA: Estos son los riesgos económicos que enfrentaría EE.UU. si se mantienen las restricciones a las visas

Los requisitos de visa para los estudiantes siempre han sido estrictos y se ha prohibido entrar a EE.UU. para tomar solo cursos en línea.

«Estas no son algunas universidades de garaje, no son estafas, son universidades legítimas que normalmente tendrían planes de estudio en persona si no fuera por el coronavirus», dijo Theresa Cardinal Brown, directora de inmigración y política transfronteriza en el Centro de Política Bipartidista.

«El problema más grande es que algunos de estos países tienen restricciones de viaje y no pueden irse a casa, ¿qué hacen entonces?», añadió. «Es un enigma para muchos estudiantes».

El presidente de la Universidad de Harvard, Larry Bacow, dijo en un comunicado el lunes por la noche que «estamos profundamente preocupados de que la orientación emitida hoy por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos que impone un enfoque contundente y único para un problema complejo de los estudiantes internacionales, particularmente aquellos en programas en línea, y les da pocas opciones más allá de abandonar el país o cambiar de universidad».

La orientación, continuó Bacow, «socava el enfoque reflexivo adoptado en nombre de los estudiantes por parte de muchas instituciones, incluida Harvard, para planificar programas académicos continuos y al mismo tiempo equilibrar los desafíos de salud y seguridad de la pandemia global».

«Trabajaremos en estrecha colaboración con otras escuelas y universidades de todo el país para trazar un camino a seguir», dijo.

La administración de Trump ha realizado una letanía de cambios en el sistema de inmigración de EE. UU., con base en la pandemia de coronavirus, que ha resultado en impedir que grupos de inmigrantes lleguen al país.

El mes pasado, la Casa Blanca emitió una proclamación de inmigración que restringía drásticamente la inmigración legal a EE. UU. dejando a cientos de personas y empresas en una lucha para comprender si sus planes futuros se descarrilaron.

En la proclamación, el Gobierno argumentó que las «circunstancias extraordinarias» planteadas por el coronavirus exigían la suspensión de las visas basadas en el empleo. Pero los defensores de los inmigrantes, las industrias y los expertos dicen que la administración está aprovechando la pandemia para hacer cambios migratorios radicales y avanzar en su agenda para reducir la inmigración legal.

LEE: Golpe del gobierno de Trump a la inmigración legal deja miles de vidas en el limbo

El anuncio del lunes, al igual que los cambios que lo precedieron, podría dar como resultado que muchos estudiantes extranjeros que a menudo pagan una matrícula alta tengan que regresar a su país de origen.

Según el Instituto de Política de Migración, un grupo de expertos con sede en Washington, alrededor de 1,2 millones de estudiantes que estarían entre las visas afectadas fueron inscritos y registrados en más de 8.700 escuelas en todo el país a partir de marzo de 2018.

Farnsworth dijo que ve el anuncio como parte de un patrón más amplio de medidas de la administración que «no han establecido el tono correcto».

«Creo que esto va a crear más ansiedad entre los estudiantes internacionales y aquellos que todavía están pensando a dónde irán en el otoño, creo que esto puede empujarlos a ir a la universidad en otro país», dijo.

Si bien los estudiantes pueden tener la opción de transferirse a una escuela o universidad que ofrece cursos en persona, puede ser difícil de lograr en medio de las continuas preocupaciones sobre el coronavirus. Algunas escuelas han anunciado planes para traer de regreso a los estudiantes pero acortar los semestres, así como cancelar casi todas las clases en persona durante el semestre.