CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

Citan a indagatoria a exjefes de inteligencia argentina por supuesto espionaje ilegal

Por Emilia Delfino

(CNN Español) — La Justicia argentina citó a indagatoria al exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, y a su segunda en el organismo, Silvia Majdalani, en uno de los expedientes en los que se investiga el presunto espionaje ilegal a la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y al Instituto Patria, una de las sedes del kirchnerismo en Buenos Aires, según el documento judicial al que accedió CNN. Los hechos habrían ocurrido en 2018, de acuerdo al expediente, durante la presidencia de Mauricio Macri.

El juez federal Juan Pablo Auge también citó a un tercer ex funcionarios que trabajó bajo las órdenes de Arribas y Majdalani. Además ordenó indagarlos la próxima semana y solicitó a la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, que levante el secreto que deben guardar los exfuncionarios de inteligencia, como marca la legislación, para que los tres implicados puedan declarar, “existiendo motivos bastante para sospechar que han participado de la comisión de los hechos delictivos investigados”, según el documento judicial.

En un documento de casi 100 páginas, el magistrado sostuvo que los exjefes de Inteligencia deben ser indagados porque habrían presentado informes falsos o basados en información falsa ante la Justicia y ante la Comisión Bicameral que trata asuntos de inteligencia en el Congreso con el supuesto objetivo de justificar los seguimientos de Fernández de Kirchner.

El magistrado también procesó al exagente de Inteligencia Alan Ruiz por presuntamente violar la Ley Nacional de Inteligencia al haber participado de las tareas de vigilancia en los domicilios de Fernández de Kirchner y el Instituto Patria. Ruiz estaba detenido. Este martes, el juez dispuso que tiene prohibido salir del país pero ordenó su libertad.

Arribas niega haber cometido delitos. Majdalani no respondió la consulta hasta el momento. En el entorno de Macri también declinaron comentar sobre el caso.

En el entorno de Arribas sostienen que la vigilancia en el domicilio del Instituto Patria y de Fernández de Kirchner se realizó en el marco de una investigación interna “para prevenir posibles atentados durante eventos internacionales que tuvieron lugar en Buenos Aires” y en el marco de «tareas de inteligencia criminal».  Además, negó que el jefe de la AFI haya falsificado documentos del caso o presentado informes con información falsa. «Se trabaja sobre alertas de seguridad», aseguró la fuente consultada.

Leandro Emsani, abogado del exagente Ruiz, dijo a CNN que las tareas de inteligencia investigadas “no eran vigilancias ilegales o seguimientos a la doctora Cristina Fernández de Kirchner, sino eran lugares de posibles atentados que podrían realizar distintas organizaciones antisistema”.

La ley impide al organismo de inteligencia del Estado investigar o seguir a personas por sus creencias, ideología o pertenencia partidaria. La gestión macrista en la AFI alegó que sí contaba con una orden del juez federal Federico Villena para realizar la tarea ahora bajo sospecha. En el juzgado de Villena confirmaron la existencia de la orden judicial pero aclararon que no se especificaba que las tareas de vigilancia serían realizadas en esos domicilios en particular. “Si la AFI realizó tareas en el Instituto Patria o el domicilio de la ex presidenta, excedió el objeto del mandato judicial”, respondieron en el juzgado a CNN.

“La investigación que se hizo fue a los fines de resguardar la seguridad física de la doctora Cristina Fernández de Kirchner”, agregó el abogado de Ruiz.

El juez Auge no sólo investiga presunto espionaje ilegal contra la vicepresidenta actual. En otro expediente, también ahonda sobre supuestos seguimientos ilegales a aliados del macrismo, como la ex gobernadora María Eugenia Vidal y el alcalde de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.