CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Europa

La Unión Europea «se opone firmemente» a la decisión de Estados Unidos de reanudar la pena de muerte

Por Vasco Cotovio, Ariane de Vogue

(CNN) — La Unión Europea dice que «se opone firmemente» a la decisión del Departamento de Justicia de Estados Unidos de volver a aplicar la pena de muerte federal, a partir del próximo lunes.

«La Unión Europea se opone firmemente a la decisión del Departamento de Justicia de Estados Unidos de reanudar la pena de muerte federal después de una pausa de 17 años», dijo un portavoz de la Unión Europea. «Instamos a la administración estadounidense a que reconsidere y no proceda con las ejecuciones federales que se realizarán a partir del 13 de julio».

«Esta decisión va en contra de la tendencia general en Estados Unidos y en todo el mundo de abolir la pena de muerte, ya sea por ley o en la práctica», dijo el portavoz.

Las ejecuciones federales programadas para el lunes serán las primeras desde 2003.

El 29 de junio, la Corte Suprema rechazó una impugnación importante al protocolo de inyección letal del Gobierno federal, otorgando una victoria a la administración de Trump que había establecido fechas de ejecución para comenzar a mediados de julio, después de un lapso de casi dos décadas.

LEE: Día Mundial contra la Pena de Muerte: un vistazo a lo que ocurre en Estados Unidos (2019)

En 2019, el secretario de Justicia, William Barr, dijo que tomaría medidas para restablecer la pena de muerte federal, lo que subraya la rígida filosofía de ley y orden de la administración de Trump. En ese momento, ordenó al jefe de la Oficina de Prisiones que ejecutara a cinco reclusos que, según dijo, representaban a los «peores delincuentes».

La Unión Europea ha mantenido una posición de larga data contra el uso de la pena de muerte «en todo momento y en todas las circunstancias».

«Es un castigo cruel, inhumano y degradante, incompatible con el derecho inalienable a la vida, no proporciona disuasión efectiva a la conducta criminal y es irreversible», explicó el portavoz de la UE. «La Unión Europea defiende firme e inequívocamente a las víctimas de delitos y sus familias, y apoya la aplicación de castigos efectivos y no letales».