CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Lo que sabemos sobre los riesgos del coronavirus para niños en edad escolar

Por Faith Karimi

(CNN) — A medida que los casos de coronavirus aumentan en todo el país, la mayoría de los padres se preguntan si es seguro enviar a sus hijos de regreso a la escuela. Pero con la mayoría de las investigaciones y pruebas dirigidas a adultos, la respuesta es complicada.

El presidente Donald Trump ha aumentado la presión sobre los funcionarios para que vuelvan a abrir las escuelas, alegando que las decisiones de permanecer cerradas están motivadas por la política. Pero mientras algunos padres están ansiosos por volver a algún tipo de normalidad, otros temen que sus hijos se expongan a infecciones.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades han emitido medidas para mantener a los niños seguros cuando vuelvan a abrir las escuelas, incluida la ubicación de escritorios a 1,8 metros de distancia, asegurando que los niños usen cubiertas faciales y el cierre de áreas comunes como comedores y patios de juegos.

Esto es lo que sabemos sobre los riesgos para los niños:

Los niños no son inmunes al coronavirus

Los niños también dan positivo por coronavirus, no hay duda al respecto. Y aunque no se enferman tanto como los adultos, aún pueden enfermarse gravemente, dicen los expertos.

publicidad

En Florida, cuatro niños menores de 17 años fallecieron por complicaciones de coronavirus. En el apogeo de la pandemia, Nueva York vio a un número creciente de niños hospitalizados con síntomas preocupantes relacionados con el coronavirus. Varios de ellos murieron. Y en Texas, alrededor de 1.335 personas dieron positivo en las instalaciones de cuidado infantil, aproximadamente un tercio de ellos niños.

«No debemos ser complacientes y pensar que si un niño contrae coronavirus todo estará bien. Lo más probable es que todo esté bien, pero simplemente no lo sabemos. Esto es particularmente cierto para los niños que tienen afecciones subyacentes, como obesidad o enfermedad pulmonar «, dijo Elizabeth Cohen, corresponsal médica senior de CNN.

Pero los niños no son la única preocupación cuando las escuelas vuelven a abrir. Con casi un tercio de los maestros en todo el país mayores de 50 años, son más vulnerables a las infecciones fatales. La transmisión asintomática del virus es una preocupación importante, y los maestros pueden transmitir la enfermedad a las personas más vulnerables. Un incremento repentino en las escuelas puede traducirse en un repunte más amplio unas pocas semanas después.

«Como cualquier padre sabe, los niños son pequeños vectores de enfermedades. No sabemos con precisión cuán efectivos son los niños para transmitir el virus que causa el covid-19, pero es una gran preocupación», afirmó Cohen. «Además, aunque los niños no se enferman tanto con covid-19 como los adultos, pueden enfermarse gravemente. No debemos dejarnos llevar por el pensamiento de que los niños son inmunes al covid-19».

Messiah Guyton, de 4 años, se pone desinfectante de manos antes de comer su refrigerio en Aurora, Colorado.

Sus síntomas pueden diferir de los adultos

Se sabe que los niños tienen un conjunto completo de síntomas diferentes, lo que se suma a la incertidumbre de un virus que ha matado a más de 133.000 personas en todo el país. Los síntomas variables hacen que sea especialmente difícil de identificar.

En Estados Unidos y el Reino Unido, los niños hospitalizados entre las edades de 2 y 15 tenían una condición que los médicos llamaron síndrome inflamatorio multisistémico. Los síntomas son similares al síndrome de shock tóxico y la enfermedad de Kawasaki, que causa inflamación en las paredes de los vasos sanguíneos. En casos raros, puede conducir a limitaciones mortales en el flujo sanguíneo.

Muchos de los niños que dieron positivo por covid-19 o tenían sus anticuerpos, pero no necesariamente tenían síntomas típicos de coronavirus como dificultad respiratoria. Sus síntomas incluyeron una temperatura alta junto con una erupción cutánea, inflamación de las glándulas del cuello, manos y pies, labios secos y agrietados y enrojecimiento en ambos ojos.

El coronavirus causa una amplia variedad de síntomas en los niños, según un estudio publicado en una revista de la Academia Estadounidense de Pediatría.

En ese estudio, el Dr. Rabia Agha y sus colegas del Hospital General de Niños Maimonides en Brooklyn estudiaron a 22 niños con coronavirus. Descubrieron que la mayoría no tenía síntomas clásicos. Quince pacientes tenían fiebre y nueve tenían síntomas respiratorios. Dos tuvieron convulsiones y dos fueron completamente asintomáticos.

Un bebé de seis meses diagnosticado con enfermedad de Kawasaki también dio positivo por coronavirus.

La investigación centrada en los niños es limitada

Han pasado aproximadamente seis meses desde que el coronavirus comenzó a devastar el mundo, y los funcionarios de salud aprenden a medida que avanzan. Y si bien se han realizado numerosas pruebas para obtener más información sobre el patógeno, no muchas se han centrado en casos pediátricos.

«El covid-19 es tan nuevo que no tenemos suficiente investigación para adultos, y mucho menos para niños», señaló Cohen. «No podemos decir definitivamente que los riesgos de que regresen a la escuela son mínimos. Todavía queda mucho por hacer».

A diferencia de la gripe, que siempre ha demostrado que las escuelas y los niños son los principales instrumentos de transmisión en las comunidades, no se sabe mucho sobre el coronavirus, dijo el Dr. Robert Redfield, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

«Realmente no tenemos evidencia de que los niños estén conduciendo el ciclo de transmisión de esto», afirmó.

Sin embargo, agregó, la capacidad de este virus para causar enfermedades importantes en los niños «es muy, muy, muy limitada».

Los datos de Estados Unidos están incompletos porque el país no ha probado suficientes niños para determinar qué tan extendido está el virus, aseguró Deborah Birx, miembro del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca.

«Si observas todas las pruebas que hemos realizado … la porción que ha sido la más baja es la de menores de 10 años», dijo Birx. «Así que estamos implementando otras formas de obtener resultados de las pruebas de ellos y … tratamos realmente de resolver esto».

Investigadores trabajan en una prueba de saliva que hará que sea más fácil evaluar a los niños.

La mayoría de los niños menores de 18 años no tienen síntomas, dijo. Y hasta que los funcionarios de salud reciban más pruebas dirigidas a ese grupo de edad, no hay evidencia de cuántos niños mueren como resultado del covid-19.