CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

La población mundial disminuirá probablemente después de 50 años

Por Amy Woodyatt

(CNN) — La población mundial probablemente alcanzará un máximo de 9.700 millones en 2064 y luego disminuirá a unos 8.800 millones para finales de siglo, a medida que las mujeres tengan un mejor acceso a la educación y la anticoncepción, según un nuevo estudio.

Para el año 2100, 183 de 195 países no tendrán las tasas de fertilidad requeridas para mantener la población actual, con 2,1 nacimientos proyectados por mujer, dijeron investigadores del Instituto de Evaluación y Métrica de Salud de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington.

Unos 23 países, entre ellos Japón, Tailandia, Italia y España, verán la reducción de sus poblaciones en más del 50%, dijeron los investigadores.

Sin embargo, la población del África subsahariana podría triplicarse, lo que permitiría que poco menos de la mitad de la población mundial sea africana para finales de siglo.

El estudio de modelado, publicado el martes en The Lancet, también pronostica una disminución dramática en las poblaciones en edad laboral en países como India y China, lo que perjudicará el crecimiento económico y podría tener implicaciones negativas para las fuerzas laborales y los sistemas de ayuda social, dijeron los investigadores.

Pero a medida que disminuye la fertilidad, los investigadores señalan que la inmigración podría compensar la disminución de la población, particularmente en países con baja fertilidad, como Estados Unidos, Australia y Canadá.

publicidad

«El mundo, desde la década de 1960, se ha centrado en la llamada explosión demográfica», dijo a CNN el Dr. Christopher Murray, quien dirigió la investigación. «De repente, ahora estamos viendo este tipo de punto de inflexión en el que está muy claro que estamos pasando rápidamente del problema de tener demasiadas personas a tener muy pocas».

Reducción de la población

Utilizando los datos del Estudio Global de la Carga de Morbilidad 2017, los investigadores predijeron que las poblaciones con reducción más rápida se encontrarán en Asia y Europa oriental y central.

Los autores del informe proyectan que la población de Japón disminuirá de alrededor de 128 millones de personas en 2017 a 60 millones en 2100, Tailandia verá una reducción de 71 a 35 millones, España de 46 a 23 millones, Italia de 61 a 31 millones, Portugal de 11 a 5 millones y Corea del Sur de 53 a 27 millones.

También se pronostica que otros 34 países, incluida China, verán una disminución de su población de hasta un 50%.

Murray dijo que no solo la población se reducirá, sino que la sociedad generalmente será más vieja, lo que tendría un impacto sustancial en el crecimiento económico.

«Hay más personas que necesitan recibir beneficios del gobierno, ya sea seguridad social o seguro de salud, y menos personas que paguen impuestos», explicó.

Los investigadores proyectan que la población del África subsahariana podría triplicarse en el transcurso del siglo, de aproximadamente 1.030 millones en 2017 a 3.070 millones en 2100.

La región del norte de África y Medio Oriente es la única otra que se prevé que tenga una población mayor en 2100 que en 2017, con un pronóstico de 978 millones en comparación con 600 millones.

«Debido a que la fertilidad seguirá siendo alta por más tiempo, la proporción relativa de la población mundial que es africana aumentará considerablemente. Llegaremos al punto hacia el final del siglo en el que poco menos de la mitad de la población mundial será africana, siguiendo estas trayectorias», dijo Murray a CNN.

Más mayores de 80 años que menores de 5

El estudio también predice cambios importantes en la estructura de edad global a medida que disminuye la fertilidad y aumenta la esperanza de vida, con un estimado de 2.370 millones de personas mayores de 65 años en todo el mundo en el año 2100, en comparación con 1.700 millones menores de 20 años.

El número global de personas mayores de 80 años podría multiplicarse por seis, de 141 millones a 866 millones. Mientras tanto, se pronostica que el número de niños menores de 5 años disminuirá en más del 40%, de 681 millones en 2017 a 401 millones en 2100.

Los investigadores dijeron que estas «reducciones dramáticas» en las poblaciones en edad laboral en países como India y China obstruirán el crecimiento económico y conducirán a cambios en las potencias mundiales.

«Ya está comenzando, es algo que no está en el futuro distante. La cantidad de adultos en edad laboral en China ya ha comenzado a disminuir», dijo Murray a CNN.

«La profunda disminución de adultos en edad laboral que ocurrirá en un lugar como China significa que a largo plazo no podrán mantener el crecimiento económico al ritmo actual», dijo Murray.

Los autores del informe dicen que las nuevas previsiones destacan los «enormes desafíos» que una fuerza laboral cada vez menor representará para el crecimiento económico y la alta carga que una población envejecida representará para los sistemas de salud y apoyo social.

El papel de la inmigración

Los autores sugieren que la disminución de la población podría ser compensada por la inmigración y que los países con políticas de inmigración liberales estarán en mejores condiciones para mantener el tamaño de la población y apoyar el crecimiento económico, incluso cuando la fertilidad disminuya.

«Si más personas mueren frente a las que nacen, la población entrará en declive. Y la única forma de contrarrestar eso es con la migración», dijo Murray.

Los investigadores sugieren que la disminución de la población podría ser compensada por la inmigración, prediciendo que los países con baja fertilidad, incluidos los EE. UU., Australia y Canadá, mantendrán a las poblaciones en edad laboral con inmigración a medida que disminuya la fertilidad.

Si bien los autores del informe señalan que el que haya menos personas tendría «implicaciones positivas para el medio ambiente, el cambio climático y la producción de alimentos», una población envejecida puede presentar sus desafíos.

Si se tratara solo de la cantidad de personas y no de todos estos otros efectos, podría ser un buen argumento para decir que podría ser algo bueno para el planeta, dijo Murray.

«El problema es que la pirámide de edad invertida es un problema real sobre cómo se organizan las sociedades y cómo funcionan las economías, cómo se pagan los impuestos», dijo. «Lo que realmente necesitamos descubrir es cómo hacer la transición desde el estado en el que nos encontramos ahora», dijo.