CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Armas

El Pentágono revela algunos detalles del misil hipersónico ‘super duper’ de Trump

Por Ryan Browne, Barbara Starr

(CNN) — Funcionarios de defensa han revelado a CNN detalles sobre el misil hipersónico que el presidente Donald Trump ha promocionado durante mucho tiempo como una nueva arma militar «super duper«, parte de un gran esfuerzo para alcanzar a los programas de armas hipersónicas rusas y chinas.

Agentes del Pentágono reconocieron por primera vez algunas de las capacidades del misil hipersónico, que Trump describió como viajar 17 veces la velocidad del sonido.

Un alto funcionario de defensa le comentó a CNN que Trump tomó un interés especial en el misil, revelando que la figura más rápida «17 veces» de Trump deriva de una prueba de un «cuerpo de planeo hipersónico» sobre el Pacífico en marzo, una prueba que el Pentágono describió oficialmente como «exitosa» mientras revelaba poca información adicional.

«A lo que se refería, en realidad, era a la reciente prueba de vuelo que realizamos en marzo, en la que volamos 17 veces la velocidad del sonido», indicó el alto funcionario de defensa.

Pero el esfuerzo estadounidense aún está a la zaga de los sistemas de armas ya desplegados de Moscú y Pekín, con un misil estadounidense poco probable para 2023.

Los misiles hipersónicos se definen tradicionalmente como misiles que viajan al menos cinco veces la velocidad del sonido, que es más de 2.361 kilómetros por hora, y se consideran altamente maniobrables y capaces de operar a diferentes altitudes.

Trump promocionó el misil que desarrolla el Pentágono en al menos tres ocasiones distintas, refiriéndose a él como un misil «super duper» capaz de viajar 17 veces más rápido que cualquier cosa actualmente en el arsenal de misiles de Estados Unidos.

«Tenemos un … lo llamo el ‘misil super-duper'». Y escuché la otra noche, 17 veces más rápido que lo que tienen ahora», dijo Trump en mayo.

Mucho más difícil para defenderse

Dada su tremenda velocidad y capacidad de maniobra en la atmósfera, los misiles hipersónicos se consideran particularmente difíciles de defender con el uso de sistemas convencionales de defensa antimisiles, que están diseñados para contrarrestar e interceptar las amenazas de misiles balísticos tradicionales, cuya trayectoria es mucho más predecible que sus homólogos hipersónicos.

«Tratar de defenderse contra un vehículo hipersónico, esa incertidumbre en la trayectoria, se vuelve muy difícil de manejar y defenderse se vuelve muy difícil porque se ha combinado una velocidad muy alta con la incertidumbre en la trayectoria de vuelo», dijo a CNN un alto funcionario de defensa de Estados Unidos.

El funcionario dijo que Trump «recibe información» sobre los detalles del programa de armas hipersónicas, y aseguró que «es consciente y apoya el progreso que estamos haciendo».

«Hay apoyo e interés a nivel presidencial en lo que estamos haciendo», afirmó el funcionario.

Sin embargo, el ejército estadounidense aún está a varios años de desplegar un arma hipersónica, con una fecha objetivo de 2023 como mínimo, mientras que los adversarios de Estados Unidos, Rusia y China, afirman que ya han desplegado tales armas.

Rusia dijo que colocó su misil hipersónico con capacidad nuclear conocido como «el Avangard» en «servicio de combate» a fines del año pasado.

El ejército ruso también probó una versión lanzada al aire de un misil hipersónico conocido como Kinzhal y aseguró que podría estar listo este año.

Desarrollo de misiles chinos

Y China recientemente mostró su arma hipersónica, el DF-17, durante un reciente desfile militar.
Estados Unidos ha reconocido que necesita ponerse al día con Moscú y Beijing y el Pentágono ha solicitado miles de millones para el desarrollo del arma.

«Tengo plena confianza en que nos pondremos al día, y estamos invirtiendo en hipersónica», dijo el subsecretario de Defensa de Estrategia, Planes y Capacidades Vic Mercado a CNN, diciendo que las capacidades rusas y chinas fueron un factor de planificación importante para el Pentágono.

El funcionario de alto rango le contó a CNN que la razón por la que Estados Unidos se quedó atrás de China y Rusia en la carrera armamentista hipersónica es porque Estados Unidos tomó una decisión consciente de evitar adaptar la tecnología hipersónica a las armas hasta hace relativamente poco tiempo, un cambio impulsado por el abrazo de Moscú y Beijing del armamento.

Durante cuatro o cinco décadas, «Estados Unidos ha sido un líder mundial en tecnología hipersónica. Pero siempre hemos evitado tomar la decisión de hacer una transición de esa tecnología a aplicaciones de guerra», explicó el alto funcionario de defensa.

Alcance tremendo

El sistema de deslizamiento de impulso, que fue probado en marzo, coloca un vehículo de deslizamiento maniobrable sobre un misil balístico, lo que le da al misil una maniobrabilidad mucho mayor a velocidad hipersónica.

Se considera que el arma tiene un alcance tremendo, 1.609 kilómetros o más, pero es más caro y más grande que la variante de misil de crucero.

El otro tipo de misil hipersónico en el que Estados Unidos está trabajando es un misil de crucero hipersónico y se parece mucho más a un misil de crucero tradicional como el misil Tomahawk, un arma utilizada durante mucho tiempo por los militares para atacar objetivos enemigos.

Los misiles hipersónicos viajarían hasta diez veces más rápido que el misil Tomahawk actualmente en el arsenal militar.

El alto funcionario de defensa dijo que una prueba del misil crucero se realizaría más adelante este año.

El funcionario indicó que ambas armas podrían funcionar en concierto, ya que los misiles de planeo de mayor alcance eliminan los sistemas de defensa aérea de un enemigo, permitiendo que aviones de combate estadounidenses armados con misiles de crucero hipersónicos vuelen más cerca y ataquen a un mayor número de objetivos enemigos.

Según los funcionarios estadounidenses, una gran diferencia entre las armas estadounidenses planificadas y las variantes china y rusa es que los misiles estadounidenses no están diseñados para ser nucleares.