CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Accidentes

Una adolescente de Georgia en su primer salto y un veterano instructor murieron tras fallar sus paracaídas

Por Christina Zdanowicz

Atlanta (CNN) — Jeanna Triplicata no buscaba emociones fuertes, pero decidió intentar algo atrevido después de graduarse de la escuela secundaria: hacer paracaidismo por primera vez.

La joven de 18 años y un experimentado instructor murieron el domingo cuando algo salió mal en el salto en tándem en Thomaston, Georgia.

Mientras sus hermanos y padres observaban desde tierra, vieron un paracaídas girando y un par de personas dando vueltas mortales en el cielo. Más tarde supieron que se trataba de Jeanna.

«Somos una familia unida, no una gran familia, pero estamos muy unidos», dijo Joey Triplicata.

«Todos estábamos ansiosos de que ella aterrizara y hablar con ella y escuchar su historia», dijo su padre, Joey Triplicata, a CNN. «Siento que nos robaron eso y ahora nos han robado el resto de su vida. Es muy doloroso».

La adolescente de Newnan y el instructor Nick Esposito, de 35 años, de Warner Robins, murieron en el lugar, dijo el sheriff del condado de Upson, Dan Kilgore, en un comunicado proporcionado a CNN. La oficina del sheriff investiga el accidente.

«Al salir de la aeronave, el paracaídas primario no se abrió correctamente y giró», dijo Kilgore en el comunicado. El paracaídas de emergencia se desplegó a una altitud muy baja pero nunca se abrió por completo, agregó.

publicidad

El sheriff dijo que Esposito era un paracaidista experimentado y empleado de Skydive Atlanta, con sede en el aeropuerto del condado de Thomaston-Upson, al sur de Atlanta.

Pese a esta tragedia, las muertes por paracaidismo son raras. En 2019, hubo 15 accidentes fatales de paracaidismo en Estados Unidos de aproximadamente 3,3 millones de saltos, según la Asociación de Paracaidistas de Estados Unidos.

Jeanna y su abuela, Renee Sands, fueron a hacer paracaidismo juntas.

El paracaidismo en tándem, lo que Triplicata estaba haciendo, es aún más seguro, con la muerte de un estudiante por cada 500.000 saltos en tándem en la última década, según la asociación.

Jeanna nunca podrá cruzar el escenario en su graduación de la escuela secundaria, que fue reprogramada para fines de julio debido a la pandemia. Ella no podrá asistir a la Universidad de Georgia del Norte. No se convertirá en maestra de inglés, como su padre dijo que aspiraba a hacer.

Triplicata dijo que le desgarraba el corazón que no pudiera ver a la persona en la que se podría haber convertido su hija mayor.

Triplicata, de 43 años, describió a Jeanna como una adolescente atípica. Dijo que su hija era «especial» y que nunca le dio problemas a su madre y a su padre.

«Ella estaba muy orientada a la familia y quería hacer las cosas bien en la vida», dijo. «Ella no rompió las reglas. Cuando compramos su primer auto, no quería nada llamativo o que llamara la atención».

La adolescente acababa de graduarse de Northgate High School, donde estaba en el equipo de coreografías musicales. Ella era la capitana en su último año y disfrutaba actuar junto a su hermano, Giovanni, de 15 años, que estaba en la banda.

«Solo queremos que Jeanna sea recordada como la persona que era, que era una joven maravillosa», dijo su padre, Joey Triplicata.

Jeanna estaba obsesionada con el cantante y compositor Harry Styles. Ella había ido a uno de sus conciertos y tenía planeado asistir a otro el próximo año, que se pospuso debido al coronavirus. Llevaba una camisa de Harry Styles el día que hizo paracaidismo, dijo su padre.

Sus otras pasiones incluyen «The Little Mermaid» de Disney, a pesar de que no era lo mejor para un «adolescente mayor», dijo su padre. También era una gran fanática de «Grey’s Anatomy», siempre intentando que sus padres la vieran, lo cual nunca hicieron.

«En este momento, ni siquiera puedo imaginarme disfrutando de un programa de televisión», dijo su padre. «Cuando lo hagamos, ciertamente lo veremos y pensaremos en ella».

Jeanna era muy cercana a su abuela, Renee Sands. Dormía en casa de su abuela y veían juntas «Grey’s Anatomy».

Sands y Jeanna fueron a hacer paracaidismo juntas el domingo. Era otra aventura para las dos y algo que Jeanna había querido hacer durante años.

Era solo la segunda vez de Jeanna en un avión, la última fue cuando era una bebé, dijo su padre.

«Ella quería ver cómo se ven las cosas desde tan alto», dijo. «Nunca había experimentado eso. Fue una gran cantidad de primeras veces para ella y se suponía que sería un gran día, y resultó ser el peor día de nuestras vidas».

Sands fue la primera saltadora en tándem del avión ese día. La mujer de 60 años busca más emociones que su nieta e invitó a Jeanna para intercambiar historias de sus experiencias, dijo Triplicata.

Toda la familia esperó a Jeanna para saber cómo le había ido. Sus padres, su hermano, su hermana de 9 años, Julia, y la amiga de su hermana esperaron, y parecía estar tardando demasiado.

Alguien dijo que debía haber aterrizado en el campo cerca del aeropuerto, lo que sucede a veces, dijo su padre. Algunos miembros de la familia comenzaron a sentir pánico porque no sabían nada.

«Subimos a la camioneta y simplemente aceleramos a través del aeródromo. Tuvimos que cruzar la pista y realmente no nos importó», dijo Triplicata. «Habíamos escuchado a alguien decir que vieron luces de policía».

Fue entonces cuando dijo que supieron que algo estaba pasando.

En ese momento, su padre pensó: «Esto es seguro. Esto no sucede», pensando que no era nada importante. Tal vez se lastimó el tobillo durante el aterrizaje, pensó.

Cuando la familia se acercaba al campo, un par de agentes del sheriff estaban allí. «Nos dijeron que no se veía bien y fue entonces cuando nos perdimos», dijo su padre.

Habían pasado horas en este punto, pero cuando el agente del sheriff llevó a todos los adultos a una habitación, Triplicata sabía que su vida iba a cambiar para siempre.

Él protegió a su esposa, Bridgette, y dijo que les diría a los niños lo que sucedió. Habían estado allí por la espera, la incertidumbre y por lo que vino después.

«Usualmente tratas de evitar cosas a tus hijos, especialmente a los más pequeños de algo como esto», dijo Triplicata. «Me sentí tan terrible. Se supone que no debes ver algo así a los 9 años».

Jeanna y el instructor, Esposito, murieron después del mal funcionamiento del paracaídas. Testigos presenciales vieron el despliegue del paracaídas principal, según Skydive Atlanta.

«Nuestra comunidad está devastada tanto por el miembro de nuestro equipo como por la estudiante y sus respectivas familias», dijo el propietario de Skydive Atlanta, Trey Holladay, en un comunicado. «Estamos todos atónitos y realmente sin palabras, ya que somos una familia muy unida. Hemos hablado con los familiares y todos pedimos privacidad mientras procesamos y lloramos».

Skydive Atlanta dijo que está trabajando con las autoridades y la Administración Federal de Aviación para investigar lo que sucedió.

El negocio de paracaidismo ha realizado «decenas de miles» de saltos desde su apertura en 1985, según el comunicado.

«Queremos saber qué pasó y espero y rezo para que finalmente sepamos qué sucedió», dijo Triplicata.

Dijo que espera respuestas mientras las autoridades investigan.

«Quiero que esto nunca vuelva a suceder, por eso quiero saber qué sucedió», dijo Triplicata. «Así, un padre, un esposo, una esposa, una hija nunca tendrán que pasar por esto nuevamente. Este dolor es casi insoportable».

Lo único que ha ayudado a la familia a sobrevivir es la efusión de amor y apoyo de las personas que amaban a Jeanna e incluso por parte de algunos extraños, dijo.

«En el estado en que estamos en el mundo ahora mismo y en el país con toda la división, es encantador ver todo este amor y apoyo», dijo. «A Jeanna le hubiera encantado eso. Habría querido que fuéramos consolados y amados lo más posible».

La familia Triplicata planea enterrar a su hija el sábado después de un servicio público en su ciudad natal de Newnan.

La familia creó una campaña GoFundMe para ayudar a recaudar dinero para el funeral.

«Odio que esta tragedia sea la razón por la cual las personas van a conocer más sobre ella y su vida», dijo su padre. «La tragedia ha sucedido y en este punto solo queremos que Jeanna sea recordada como la persona que era, una joven maravillosa».